Print Friendly, PDF & Email
  • Un saludo fraterno y mi gratitud al pueblo y gobierno de Belice por el afectuoso recibimiento a todos los participantes en esta Cumbre.

Siempre es un gusto y un honor visitar este hermano país, que alberga a muchos salvadoreños, quienes con su trabajo y laboriosidad contribuyen al desarrollo de esta nación.

Mi reconocimiento al primer ministro, Dean Barrow, por el exitoso desempeño de la Presidencia Pro Témpore del SICA, durante la cual se obtuvieron importantes logros.

Nuestra región ha enfrentado este año nuevos retos, que nos demandan mayor capacidad de respuesta y una institucionalidad cada vez más eficiente, capaz de lograr avances y resultados concretos en los cinco pilares definidos en el relanzamiento de la integración.

La ruta estratégica trazada en esa ocasión nos permitió concentrar los esfuerzos y ser más eficaces.

Estamos conscientes de que un enorme desafío para nuestros países y la región es continuar mejorando el clima de seguridad.

En El Salvador durante este último año de gestión logramos reducir la tasa de homicidios en más del 20 por ciento en relación con el año anterior, continuando una tendencia a la baja sostenida.

Durante mi gobierno hemos impulsado políticas y estrategias de seguridad ciudadana, conscientes de la implicación que tiene esta en el desarrollo económico social y para ello pusimos énfasis en el combate al crimen organizado y la protección de la vida de las personas, al tiempo que creamos las condiciones para garantizar su bienestar.

Estas acciones están en correspondencia con la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, que plantea que a este problema debemos dar soluciones regionales para contribuir a los esfuerzos nacionales.

En tal sentido, llamamos a la Comisión de Seguridad de Centroamérica y a la Secretaría General a acelerar y finalizar el proceso de formulación del Plan Regional Intersectorial contra el Crimen Organizado.

También debemos seguir avanzando y redoblar nuestros esfuerzos en materia de enfrentamiento a los efectos del cambio climático y la gestión integral de riesgos.

Con esa convicción, apoyamos la iniciativa de presentar como SICA una posición común sobre estos temas ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que celebra en Polonia una Conferencia de las Partes (COP24).

Este pronunciamiento, hecho por Honduras a nombre del SICA, es un llamado a reforzar la Acción Climática en Centroamérica, fortalecer los medios de implementación y flexibilizar los mecanismos de financiamiento para la adaptación y mitigación al cambio climático, y que sean de fácil acceso a los países más vulnerables.

Saludamos además las acciones que realiza la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA), especialmente las relacionadas con el proyecto de integración y reintegración de niños y jóvenes en riesgo de migración irregular y desplazamiento en Centroamérica.

Igualmente respaldamos las iniciativas para hacer más efectiva la lucha contra la pobreza, mediante la aplicación de agendas de protección social e inclusión productiva a nivel nacional y territorial con la participación de actores públicos, privados y de la sociedad civil.

Estimados Presidentes y delegaciones,

El pasado 20 de agosto anunciamos la incorporación de El Salvador a la Unión Aduanera iniciada por Guatemala y Honduras, que abarca un territorio común de 242 mil 20 kilómetros cuadrados, el 48.5 por ciento de Centroamérica.

Además de convertir a los tres países en el mercado más grande de la región, con este mecanismo sumaremos el mayor Producto Interno Bruto con 126 mil 933 millones de dólares, y un comercio intrarregional valorado en 6 mil 208 millones de dólares.

Otro avance importante es la Política Marco Regional de Movilidad y Logística de Centroamérica, orientada a generar inversiones en carreteras, puertos, aeropuertos y otras obras de infraestructura.

Ello nos permitirá contar con un sistema integrado de transporte y una auténtica plataforma logística de clase mundial, que permita incrementar la competitividad, la productividad y el desarrollo integral de la región.

Por otra parte, expreso el firme apoyo de El Salvador a la aprobación en esta Cumbre de una declaración especial, que impulse la adopción e implementación de acciones técnicas y financieras en favor de los productores de café.

Continuemos trabajando sin descanso para dotar a toda la institucionalidad regional de mayor eficiencia y agilidad para satisfacer las necesidades de nuestros pueblos, y cumplir los mandatos que emanan de espacios como este y de las demás instancias del SICA.

Un tema objeto de preocupación continúa siendo la migración irregular hacia Estados Unidos, particularmente la nueva modalidad que en los últimos meses ha adquirido.

Esta forma involucra a grandes grupos en los que se mezclan niñas, niños, adolescentes, mujeres, hombres, personas con discapacidad y de la tercera edad, expuestos a sufrir graves problemas de salud y a peligros por el asecho del crimen organizado y traficantes de personas.

Mi gobierno trabaja desde 2014 para eliminar las causas que motivan la emigración irregular, y lo hacemos con una visión integral y de respeto a los derechos humanos, aplicando programas que generan oportunidades de desarrollo desde las comunidades.

En este tema trabajamos conjuntamente con Guatemala, Honduras y Estados Unidos.

Como resultado de los esfuerzos nacionales y subregionales hemos registrado una tendencia a la baja en los flujos migratorios irregulares, y este año la disminución alcanzada por El Salvador es del 60 por ciento, lo que indica que debemos continuar enfrentando este problema con un enfoque integral.

Actualmente siempre con una perspectiva trabajamos junto a Guatemala, Honduras y México en la elaboración de un Plan de Desarrollo Integral de mediano y largo plazos, en lo cual contamos con el valioso apoyo de la CEPAL.

El objetivo es aunar esfuerzos para lograr que la emigración sea solamente una opción y no una obligación y se realice de manera segura, ordenada y regular, como establece el Pacto Mundial para la Migración, que recién adoptamos.

Por nuestra parte, hemos advertido a los ciudadanos sobre los peligros a los que se exponen en esas caravanas y otras formas de emigración irregulares.

También impulsamos acciones en las fronteras y consulados para brindar atención, asistencia y protección a las personas migrantes.

Reitero nuestro llamado a los gobiernos de Estados Unidos y México a cumplir su compromiso de respetar los derechos humanos de los migrantes, y establecer mecanismos de diálogo para encontrar alternativas de solución a esta problemática.

Asimismo, rechazamos el uso de la fuerza contra los migrantes, particularmente los niños, niñas, adolescentes y mujeres.

En ese sentido, ratifico nuestra exhortación al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Organización Internacional para las Migraciones y el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, a fortalecer sus acciones de protección en lugares de México con una alta concentración de migrantes.

Por supuesto, todo ello, en estrecha coordinación con las autoridades mexicanas, para lo cual ponemos también a disposición, nuestra red consular.

Amigas y amigos:

Con satisfacción puedo afirmar que hemos fortalecido los mecanismos de nuestro sistema de integración en los últimos años.

Tengo confianza que esos éxitos se consolidarán en beneficio de nuestros pueblos.

Como región tenemos muchos retos en nuestra senda hacia el desarrollo y la democratización. Hemos avanzado sustancialmente y debemos seguir esforzándonos.

Finalmente quiero expresar a título personal y a nombre de mi gobierno la gratitud por este trabajo en conjunto por el bien de todos los centroamericanos y sus sueños y luchas por una vida mejor.

En El Salvador el próximo 3 de febrero habrá elecciones y el 1 de junio asumirá un nuevo gobierno, por lo cual está será la última cumbre en que compartiré con ustedes.

A todos, muchas gracias. Ha sido un gusto y motivo de satisfacción para mí compartir con ustedes y trabajar con pasión por la integración de Centroamérica, su éxito en el concierto de las naciones y, lo más supremo, la felicidad de nuestros pueblos.

Les aseguro que siempre los acompañaré en esos esfuerzos.

Muchos éxitos, una feliz navidad y un año nuevo próspero.

Muchas gracias.