Print Friendly, PDF & Email

Señoras y señores

Mi gobierno llega hoy a su cuarto año de intenso trabajo con la satisfacción de haber cumplido el postulado primordial de nuestra Constitución: poner a la persona humana como el origen y fin de la actividad del Estado.

Guiarnos por ese principio nos ha permitido obtener importantes logros que confirman que El Salvador avanza fortaleciendo la democracia, la justicia, el crecimiento económico con equidad y seguridad jurídica, y el bienestar de las familias.

Estamos cumpliendo con los objetivos y metas del Plan Quinquenal de Desarrollo “El Salvador Productivo, Educado y Seguro”.

Tenemos un nuevo mensaje de esperanza: la canonización de nuestro obispo mártir, Oscar Arnulfo Romero, acontecimiento histórico que fortalece la confianza de los salvadoreños en su presente y futuro.

Somos herederos y custodios del legado humanista y profético de Monseñor Romero, de su palabra viva y compromiso con la justicia, la verdad y su opción preferencial por los pobres.

Diputadas y diputados:

Les expreso mi felicitación por su reciente elección.

Saludo también a los alcaldes, alcaldesas y concejales.

Les deseo muchos éxitos en su gestión, y los invito a continuar sumando esfuerzos por el bienestar y la tranquilidad de nuestro país.

Desde el inicio de mi gobierno establecimos las bases para un país más seguro.

Por primera vez todos los sectores de la sociedad y del Estado unimos esfuerzos para alcanzar ese objetivo con la creación del Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, que con un enfoque plural y multisectorial elaboró el Plan El Salvador Seguro.

Con la implementación exitosa de este plan en los 50 municipios priorizados, logramos reducir los índices delincuenciales, sobre todo los homicidios y extorsiones.

Trabajamos con un enfoque integral, enfatizando la prevención, involucrando a toda la sociedad en el rescate y fomento de valores éticos y morales, y en la construcción de un tejido social solidario.

La Policía Nacional Civil ahora cuenta con mejores condiciones, equipamiento, tecnología y el apoyo de la Fuerza Armada.

Agradezco el trabajo valiente y con pleno respeto a los derechos humanos de ambas instituciones, que ha sido decisivo en la prevención y disminución de la criminalidad.

Fortalecimos la cultura de paz y dentro de las políticas de prevención, mejoramos espacios públicos para actividades recreativas y de convivencia, y desarrollamos programas de emprendimiento, contribuyendo a la prevención de la violencia en las comunidades.

Asimismo, impulsamos el servicio de atención y protección integral a víctimas, en especial a las mujeres.

Modernizamos el sistema penitenciario, disminuimos los niveles de hacinamiento y propiciamos la rehabilitación y reinserción social.

El Modelo de Gestión Penitenciaria Yo Cambio, que ha ganado reconocimiento internacional, permite que 24 mil privados de libertad participen en actividades para su rehabilitación y retribución a la sociedad.

Honorable Asamblea:

Con el propósito de mejorar las condiciones de vida de la población y garantizar plenamente sus derechos, disminuimos las desigualdades y las brechas sociales acumuladas por décadas.

De 2009 a 2017, con nuestras políticas de gobierno logramos reducir la pobreza en cerca de 10 puntos porcentuales y la extrema pobreza en más de 6 puntos.

Durante estos cuatro años destinamos cerca de la mitad del presupuesto a la inversión social para el fortalecimiento de la educación, salud y la seguridad social.

Ampliamos programas muy apreciados por la gente, como el Paquete y la alimentación Escolar, el Vaso de Leche, la pensión para el adulto mayor, Ciudad Mujer y el bono a la educación y salud.

Implementamos exitosos programas como Jóvenes con Todo, Una Niña, Un Niño, Una Computadora y la Universidad en Línea.

Los programas escolares dinamizan la economía local y nacional, generando empleos con la elaboración de uniformes, zapatos, útiles escolares, la producción de leche y alimentos, y avanzan el desarrollo tecnológico y el conocimiento con la Planta de Ensamblaje de Computadoras en Zacatecoluca.

Gracias al esfuerzo del gobierno y sindicatos, logramos un histórico aumento al salario mínimo, mejorando el poder adquisitivo y calidad de vida a más 241 mil trabajadores.

Con el objetivo de brindar seguridad jurídica a los salvadoreños, desde 2009 con los gobiernos del FMLN hemos entregado más de 70 mil escrituras de propiedad a familias humildes, cuatro veces más de las entregadas en los gobiernos anteriores.

Hemos beneficiado a 437 mil salvadoreños con soluciones habitacionales a través de créditos para construcción, acceso a vivienda digna, legalizaciones, contribuciones y mejoramiento de sus casas y hábitat, con una inversión de más de 623 millones de dólares.

Más familias tienen hoy una mejor calidad de vida gracias al acceso a servicios básicos.

La cobertura de energía eléctrica alcanzó el 96 por ciento y la del servicio de agua potable el 88 por ciento, lo que implicó inversiones superiores a los 45 millones de dólares.

La educación inclusiva y de calidad, eje prioritario en nuestra gestión, avanza con una ruta clara: El Plan El Salvador Educado, producto de nuestra política permanente de diálogo.

Este año le cumplimos a la juventud salvadoreña, haciendo realidad uno de sus sueños más preciados, la gratuidad de la educación pública universitaria.

Agradezco a la Asamblea Legislativa la aprobación de nuestra solicitud de un refuerzo presupuestario de 6 millones de dólares para la Universidad de El Salvador.

Desarrollamos un amplio programa de formación docente para elevar la calidad de la educación pública, con importantes resultados en la especialización y las competencias de los maestros, fortaleciendo también el Modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno.

Con la implementación exitosa del programa Una Niña, Un Niño, Una Computadora, hemos logrado que más de 770 mil estudiantes tengan acceso a las nuevas tecnologías, entregándoles más de 54 mil computadoras en 2 mil 262 centros educativos.

Felicito a los miles de jóvenes voluntarios que en los catorce departamentos avanzan con la campaña para declarar a El Salvador libre de analfabetismo.

Gracias a su entusiasmo y a la dedicación de los equipos de alfabetización hemos declarado a 94 municipios libres de analfabetismo.

Otro gran logro para el pueblo es tener ahora el derecho a la salud gratuita y con cobertura universal.

Para ello duplicamos los establecimientos de Salud pasando de 421 a 818.

Beneficiamos a más de 2.5 millones de personas con la construcción de 223 establecimientos de salud y con el equipamiento de la red de servicios del Ministerio de Salud y del Seguro Social, con una inversión de 259 millones de dólares.

Entre las obras se destacan el Primer Centro Nacional de Radio Terapia en nuestro sistema de salud público, el Hospital de La Unión y el Centro Nacional Oftalmológico en San Vicente.

Entregamos 153 nuevas ambulancias al sistema de salud pública para mejorar la atención y capacidad de respuesta a las emergencias médicas.

Mas de un millón de usuarios del Seguro Social se benefician con el mayor programa de inversión en décadas, inauguramos el Policlínico en Apopa y el Centro de Hemodiálisis en San Salvador, estamos construyendo un moderno Hospital del Seguro Social en San Miguel y se está habilitando el primer Hospital Pediátrico.

Un reflejo del impacto de nuestras políticas y programas sociales lo vemos en nuestra niñez, logramos disminuir la desnutrición crónica en escolares de primer grado en un 42 por ciento y registramos un índice de mortalidad materna de los más bajos de América Latina.

Triplicamos la inversión en vacunación para mantener altos niveles de cobertura en protección de la niñez.

El Salvador destaca como uno de los países con efectivo control de enfermedades transmitidas por el zancudo, y estamos cerca de eliminar la Malaria.

Con el Programa Salud 503 dimos un paso histórico al facilitar que la población salvadoreña en el exterior y su núcleo familiar puedan inscribirse en el Seguro Social, una posibilidad que igualmente tienen ahora los trabajadores independientes.

La población se ha beneficiado con una reducción del 44 por ciento en sus gastos en las farmacias privadas, desde la entrada en vigencia de la Ley de Medicamentos.

Uno de los programas más emblemáticos de los gobiernos del cambio es Ciudad Mujer, que desde su fundación ha brindado 4.6 millones de servicios con calidad y calidez.

Es difícil entender que este programa que se ha ganado el cariño de las salvadoreñas y un alto reconocimiento internacional, aquí en nuestro país haya encontrado una continua oposición para ratificar los recursos para construir nuevas sedes.

Por otra parte, miles de jóvenes ahora tienen oportunidades de superación con el programa “Jóvenes con todo” del INJUVE, adquiriendo habilidades y competencias para el empleo, la empleabilidad y el emprendimiento.

Para hacer de la cultura un derecho, factor de cohesión, identidad y una fuerza transformadora de la sociedad cumplimos la promesa de crear el Ministerio de Cultura.

Con una nueva filosofía, las Casas de la Cultura y la Convivencia funcionan ahora como centros de encuentro y participación comunitaria en 162 municipios, beneficiando a más de 2 millones de personas.

El programa La Colmenita se ha convertido en un amplio movimiento cultural, que ha celebrado dos exitosos festivales nacionales de teatro infantil.

Señoras y señores:

Después de 20 años de gobiernos neoliberales, iniciamos en el 2009 un cambio en la gestión de la economía nacional.

Rompimos con el uso patrimonial del Estado, frenamos el avance de las privatizaciones y mantenemos una posición firme en resguardo de los recursos del pueblo salvadoreño.

Protegemos la economía familiar con un crecimiento económico inclusivo; diversificamos la matriz productiva con mayores niveles de competitividad.

Durante mi gestión hemos impulsado medidas para mejorar el clima de inversión y ampliación de negocios, posicionado a nuestro país como un destino atractivo para nuevas inversiones.

Es por ello que nos llena de optimismo y confianza que para el 2017 en El Salvador se incrementó la Inversión Extranjera Directa a 791.9 millones de dólares, superando la meta establecida para este quinquenio y duplicando las inversiones registradas en los últimos tres años.

Desde 2014 al 2017 crecimos sostenidamente y superamos el PIB potencial de 2.2 por ciento, y comenzamos una fase expansiva que permitió el incremento del ingreso nacional, del poder adquisitivo y la producción.

Reactivamos el sector agrícola convirtiéndolo en uno de los rubros con mayor crecimiento.

Cerramos este cuarto año de gobierno con una agricultura más dinámica, incrementando la producción nacional para garantizar la seguridad alimentaria.

Hoy cubrimos el 85 por ciento de la demanda de granos básicos al alcanzar en 2017-2018 una cosecha récord de 26.5 millones de quintales.

Mantuvimos la estabilidad del abastecimiento y los precios de los granos y demás productos agrícolas, favoreciendo a los productores y a las familias salvadoreñas.

Para mejorar la economía familiar en las zonas rurales y fortalecer la soberanía alimentaria, este año estamos entregando 412 mil paquetes agrícolas a pequeños productores y continuamos fortaleciendo el Programa de Agricultura Familiar.

Hemos realizado la más grande renovación del parque cafetalero, para lo cual entregamos más de 50 millones de plantas de café y controlamos plagas como la roya, generando las condiciones para incrementar la producción y las oportunidades de empleo.

Otro sector que ha dinamizado la economía y el empleo es el Turismo, que al cierre de este cuarto año de gestión ha generado más de mil trescientos millones de dólares.

Durante nuestro gobierno estamos invirtiendo fuertemente en la conectividad en el país, mejorando la movilidad de las personas, y contribuyendo a reducir los costos para las empresas al contar con una red vial y una infraestructura logística moderna y segura.

Con una inversión de 758 millones de dólares hemos desarrollado mil 436 obras de infraestructura vial, incluyendo más de 700 kilómetros de carretera construidos o mejorados.

Pronto entregaremos el moderno paso multinivel Rancho Navarra, y avanzamos en proyectos estratégicos como la ampliación a cuatro carriles de la carretera al Puerto de la Libertad y la reconstrucción de la carretera de Sonsonate al Poliedro.

Son de igual importancia la ampliación de la carretera Litoral del aeropuerto a Zacatecoluca, el mejoramiento de caminos rurales a carreteras pavimentadas para el desarrollo agrícola y turístico en San Vicente, Usulután, La Libertad y Chalatenango, y próximamente iniciaremos las obras del Bypass en San Miguel.

Estamos ejecutando la mayor inversión en la modernización y ampliación del Aeropuerto Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

El Salvador es ahora un importante centro de mantenimiento de aviones, un sector en expansión, creando miles de empleos especializado para nuestros jóvenes.

Diversificamos la matriz energética con la ampliación de la capacidad de generación de energía eléctrica limpia, alcanzando una capacidad instalada de mil 980 megavatios.

Avanzamos 22 posiciones en el indicador de competitividad del Banco Mundial, situándonos en la sexta posición en América Latina, y en el segundo lugar de Centroamérica.

El Fondo Monetario Internacional valoró positivamente el desempeño y avances de El Salvador, mientras el Banco Interamericano de Desarrollo concluyó que el país goza de condiciones económicas para acceder sin restricciones a préstamos de apoyo presupuestario y de inversión.

Amigas y amigos:

En materia medioambiental fortalecimos la gestión de riesgos, la adaptación al cambio climático, la restauración de ecosistemas, la calidad del agua y la agricultura sostenible, aseguramos el bienestar de las familias protegiendo los recursos del país.

El Salvador dejó de ser uno de los países más vulnerables del planeta. Mejoramos 34 posiciones en el ranking mundial de vulnerabilidad.

En un tema de importancia estratégica para la vida y el desarrollo de nuestra nación, mi gobierno ha dotado al país de una Política y un Plan Nacional para la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos, y el Reglamento Especial de Gestión, Uso, Protección y Manejo de las Aguas.

Ampliar la cobertura y mejorar el servicio de agua potable es otro de los grandes logros de nuestro gobierno, para ello iniciamos la rehabilitación y ampliación de la planta potabilizadora Las Pavas, que asegurará para los próximos 25 años el abastecimiento al Área Metropolitana.

También desarrollamos otros 125 proyectos hidráulicos a gran escala.

Mejoramos la infraestructura del sistema de tratamiento de aguas residuales y desechos sólidos, además ejecutamos el programa de descontaminación de ríos.

La información en tiempo real que nos genera el Sistema de Monitoreo del Observatorio Ambiental nos permite tener mayor capacidad de respuesta ante acontecimientos climáticos y ambientales.

Con el Sistema de Alerta Temprana cubrimos los 111 municipios con mayor riesgo de inundaciones, deslizamientos y amenazas marinas y volcánicas, lo que nos ha permitido actuar oportunamente.

Felicito a los hombres y mujeres del Sistema Nacional de Protección Civil que en el reciente enjambre sísmico en la zona de Intipucá y Chirilagua, actuaron de forma rápida para proteger vidas y brindar ayuda a la población.

Después de la emergencia continuamos apoyando a las familias con atención médica, alimentaria, y reiteramos la decisión de construir o reparar las viviendas afectadas por los sismos.

Una prioridad de nuestra gestión es la recuperación y conservación del medio ambiente, y para avanzar en este tema hemos utilizado como herramienta fundamental el Plan El Salvador Sustentable, espacio promovido por el Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad.

Reforestamos y restauramos ecosistemas y paisajes degradados en 126 mil hectáreas. Con la campaña PLANTATON 2017 se sembraron casi 14 millones de árboles.

Señoras y señores:

El Salvador es hoy un país abierto al mundo e integrado a la región, que amplía sus relaciones diplomáticas y fortalece sus alianzas con socios históricos y estratégicos.


Avanzamos en el proceso de Unión Aduanera en el Triángulo Norte, facilitando el comercio y dinamizando nuestras economías para generar desarrollo y prosperidad a nuestros pueblos.


Con el propósito de hacer del Golfo de Fonseca una zona de Paz, Desarrollo Sostenible y Seguridad, impulsamos la formulación del Plan Maestro para aprovechar el potencial y la riqueza de esta zona y llevar beneficios a la población.

En cuanto a los salvadoreños en el exterior, por primera vez en la historia el país cuenta con una Política Nacional de Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y su Familia.

Trabajamos en la defensa y protección de los derechos de nuestros compatriotas migrantes en todo el mundo, en particular los radicados en  Estados Unidos, independientemente de su condición migratoria.

Brindamos especial atención a salvadoreños amparados en el TPS, y seguimos trabajando arduamente por una solución que les permita estabilidad migratoria.

Para los compatriotas que retornan seguimos fortaleciendo el programa El Salvador es tu Casa, que ofrece atención psicosocial integral y oportunidades laborales, académicas y de emprendimiento.

Diputadas y diputados:

En mi gestión hemos avanzado a un gobierno más democrático y transparente, que ha construido bases sólidas para la administración pública y consolidado una política de rendición de cuentas en todas las instituciones.

Con la Ley de Acceso a la Información Pública, la población tiene una herramienta fundamental para combatir la corrupción, fortalecer la transparencia y la institucionalidad democrática.

Hemos dado respuesta a más de 160 mil requerimientos de información. Además, pusimos a disposición del público cerca de 300 mil documentos con información gubernamental.

Creamos una institucionalidad que empodera y le da la participación a la gente en las decisiones del Gobierno, a través de los Consejos Consultivos, Asambleas Ciudadanas y Mesas Temáticas, donde están representados la mayoría de los sectores y fuerzas políticas.

Con los programas Gobernando con la Gente, Festival del Buen Vivir y Casa Abierta, acercamos los servicios de gobierno y desarrollamos un contacto directo con las comunidades de todo el país, conociendo sus propuestas y necesidades para construir juntos soluciones a esas demandas.

De la mano con las alcaldías y asociaciones de municipios realizamos una labor de corresponsabilidad y apoyo al ordenamiento y el desarrollo de las comunidades.

Fortalecemos las asociaciones de municipios en todo el país como instancias técnicas y políticas de desarrollo territorial, y con COMURES mantenemos un diálogo permanente con una agenda común para el fortalecimiento de los gobiernos locales.

Impulsamos la planificación del desarrollo regional con el Plan de Desarrollo de la Región Oriental, y estamos concluyendo el correspondiente a Occidente.

Amigas y amigos:

Mi gobierno ha hecho del dialogo una política de Estado.

Este esfuerzo permanente nos ha permitido tomar las mejores decisiones para el progreso del pueblo salvadoreño.

La reforma de pensiones es uno de los frutos de esa política, aunque sabemos que todavía falta mejorar este sistema previsional.

Reitero nuestro firme compromiso con el derecho a una pensión digna.

Es necesario seguir profundizando el diálogo, seguros de que el próximo año lograremos una reforma fiscal que dé sostenibilidad y asegure las finanzas públicas en concordancia con el bienestar de la población.

Señoras y señores:

Durante los cuatro años de mi gestión hemos trabajado con firmeza para resolver los problemas principales y más sentidos de la población.

Nos debemos al pueblo y aceptamos el mensaje expresado en las pasadas elecciones, por lo que decidimos acelerar nuestro trabajo para dar respuesta inmediata y efectiva a las demandas de la ciudadanía.

Con ese propósito ejecutamos el Plan 10, enmarcado en el Plan Quinquenal de Desarrollo, que comprende la implementación acelerada de 32 medidas en materia fiscal, económica, social, de seguridad y sustentabilidad, a ejecutarse en un plazo de 10 meses.

Este plan nos permite trabajar de forma intensiva para elevar la eficacia de nuestra gestión, acercarnos más a los territorios, a la gente y sus necesidades, y dar soluciones a los problemas más inmediatos de la población.

Las primeras medidas del Plan 10 están dirigidas a aliviar la economía familiar y mejorar los servicios públicos. Para ello aumentamos el subsidio al gas de 5 a 6.26 dólares mensuales, beneficiando a más de un millón de hogares.

Reformamos la tarifa de agua potable para otorgarles a los usuarios un trato justo en el cobro, y avanzamos en la adopción de mecanismos que hagan más efectiva la aplicación del subsidio a la energía eléctrica.

Para asegurar el abastecimiento de medicamentos en el Hospital Rosales duplicamos la asignación presupuestaria de 3.1 a 6.6 millones de dólares.

Diputadas y diputados,

Querido pueblo salvadoreño:

Desde 2009 avanzamos en la ruta de una sociedad y un Estado que sitúan a las personas y su bienestar en el centro de su gestión.

Tenemos muchos desafíos y tareas pendientes para hacer de El Salvador un país más productivo, educado y seguro, con justicia y paz.

Con orgullo afirmo que mi gobierno está cumpliendo sus compromisos con el pueblo.

En estos cuatro años hemos universalizado la educación desde la primera infancia hasta la universidad, la reforma de salud avanza para asegurar atención a toda la población, hemos manejado con responsabilidad los subsidios de agua, energía eléctrica y transporte, focalizándolos a los más pobres.

La inversión en logística y energía eléctrica aseguran un futuro más estable para los empresarios y la modernización del país.

Con un enfoque integral y la participación de toda la sociedad estamos enfrentando con firmeza el problema de la inseguridad y avanzamos en el objetivo de llevar más tranquilidad a las familias y comunidades

Hemos gobernado con todos y para todos, respetando el estado de derecho. Las decisiones importantes de país las hemos adoptado a través del diálogo y la negociación.

Ustedes, señores diputados y diputadas, han sido parte de esos acuerdos, aunque eso haya implicado que las decisiones avanzaran a paso lento, pero eso es la dinámica de la democracia.

Aprovecho la ocasión para agradecer a las Naciones Unidas por facilitar el inicio del diálogo político para alcanzar nuevos Acuerdos de Nación, una propuesta que hice al país en el 25 aniversario de los Acuerdos de Paz.

Pueblo salvadoreño,

No podemos dar marcha atrás.

¡Sigamos adelante, en unidad, para alcanzar nuevos horizontes de justicia social, prosperidad y bienestar!

Avancemos con optimismo, alegría y confianza, continuemos  construyendo El Salvador donde todos podamos vivir en paz y con  dignidad.

Sigamos creando futuro.

Muchas gracias.

 

SAN SALVADOR, 1 DE JUNIO DE 2018