Print Friendly

 

Celebramos hoy el 25 aniversario de la fundación de la Academia Nacional de Seguridad Pública, una institución formadora de policías profesionales, íntegros, capaces, forjadora de la vocación de servir a la sociedad y garantizar la seguridad pública por la tranquilidad de la familia.

Felicito a las autoridades, a todo el personal de la Academia, y a las y los agentes en formación, por estos 25 años de logros.

Les deseo que continúen cumpliendo con éxitos su misión de brindar herramientas, conocimientos y habilidades necesarias para que la Policía Nacional Civil desempeñe su misión con excelencia.

Con los Acuerdos de Paz, que firmamos en 1992, comenzó un proceso de democratización en el país, del cual la creación y desarrollo de la Academia Nacional de Seguridad Pública es una de las conquistas más sobresaliente de esa gesta histórica.

 

Recuerdo que esta institución comenzó su misión con limitados recursos, pero con toda la voluntad y compromiso de responder a las exigencias de esos momentos.

 

Hoy vemos con mucho orgullo y satisfacción esta obra que hemos construido para cumplirle a nuestro pueblo, por lo que considero oportuno felicitarlos por mantener vigente el espíritu y la visión de los Acuerdos de Paz.

 

En este mes cívico que conmemoramos el 196 aniversario de nuestra independencia patria y recordamos la gesta de los próceres que están más vigentes que nunca esos anhelos libertarios de progreso, paz y unión.

 

Por eso nos llena de optimismo y confianza contar con una institución que goza de credibilidad, y es la garante de la formación integral de los elementos de nuestra Policía Nacional Civil.

 

Como sociedad estamos llamados a continuar fortaleciendo a la Academia y a la PNC, como firmes bastiones de la seguridad pública y la lucha contra el crimen.

 

Desde su fundación, la Academia ha graduado a más de 34 mil alumnos y alumnas como profesionales de la seguridad en los niveles básico, ejecutivo y superior.

 

Es de gran relevancia la capacitación continua que la Academia realiza a través de cursos de actualización, ascenso y especialidades.

 

Desde 2009 se han impartido 528 cursos para adiestrar a más de 17 mil policías.

 

Es importante también resaltar que en los últimos ocho años se generaron más de 82 mil cupos de formación policial.

 

Otro resultado destacado es la puesta en funcionamiento del Instituto Especializado de Nivel Superior de la Academia Nacional de Seguridad Pública.

 

Una acción estratégica en concordancia con el Plan Quinquenal de Desarrollo para impulsar el rediseño y fortalecimiento de las instituciones de justicia y seguridad pública.

 

Actualmente el Instituto de Nivel Superior ofrece la carrera de Técnico en Ciencias Policiales, en la cual se desarrollan las dos primeras promociones con 567 estudiantes.

 

Próximamente se impartirán allí las carreras de Tecnólogo en Ciencias Policiales, Licenciatura en Ciencias Policiales, maestría y doctorado en Seguridad Pública.

 

Estas oportunidades de superación elevarán, además, la profesionalidad y eficacia de los integrantes de la PNC en la lucha contra el crimen.

 

Avanzamos también en la implementación de la política institucional de Equidad e Igualdad de Género, para eliminar brechas e incrementar la participación de mujeres en un 24 por ciento en la formación de agentes policiales.

 

La atención a los derechos laborales dentro de la Academia es permanente, mediante el diálogo con representantes del Sindicato de Trabajadores.

 

Actualmente, la Policía Nacional Civil enfrenta uno de los desafíos más grandes desde su creación: revertir el impacto de la violencia y la delincuencia, fenómenos que por muchos años no se enfrentaron con profundidad.

 

Hoy la combatimos con firmeza y valentía.

 

Rindo un merecido homenaje a los caídos en el cumplimiento de la noble misión de ofrecerle tranquilidad y seguridad a la ciudadanía, y reitero nuestro compromiso de que estos crímenes no quedarán impunes, y trasmitimos a sus familiares la certeza de que continuarán recibiendo todo el apoyo de nuestro gobierno.

 

En esta lucha contra el crimen estamos equipando a nuestros policías con los recursos logísticos necesarios y modernas tecnologías para fortalecer la investigación y el control de los territorios.

 

Y en ese gran sacrificio y esfuerzo que hacen nuestras instituciones por la seguridad pública es importante destacar que el país experimenta una significativa reducción en los delitos, principalmente de los homicidios y las extorsiones.

 

De suma importancia es señalar que en la formación integral que la Academia Nacional de Seguridad Pública ofrece a sus estudiantes, está presente el tema de la prevención y la relación con las comunidades, aspectos indispensables en la nueva estrategia de la Policía Comunitaria.

 

Esta modalidad está vinculada especialmente con acciones de prevención y convivencia, en estrecha coordinación con los  gobiernos municipales, instituciones públicas, empresas, iglesias, academia y otros actores locales.

 

Felicito a todos esos sectores por impulsar acciones tan apreciadas por las familias, que han permitido recuperar espacios públicos para que nuestra niñez y juventud practiquen la música, la pintura, la danza y el deporte.

 

Ese es el país que todos queremos, alegre, en armonía y libre de violencia.

 

Por ello seguiremos poniendo todo nuestro empeño para que la Academia Nacional de Seguridad Pública siga siendo una institución moderna y profesional al servicio del pueblo, como lo soñamos cuando firmamos los Acuerdos de Paz.

 

Agradecemos a la Academia Nacional de Seguridad Pública por su trabajo tan valioso durante estos 25 años.

 

Ustedes han contribuido a impulsar la democratización del país, a avanzar en los sueños de libertad, progreso y paz de nuestra nación.

 

Muchas gracias