Print Friendly
  • Amigas y amigos:

 

  • Iniciamos hoy otro esfuerzo muy importante para continuar impulsando el Plan El Salvador Seguro, el mejor camino que hemos decidido entre todos para garantizar la seguridad ciudadana y llevar tranquilidad y bienestar a las comunidades.

 

Ponemos en marcha este día los 24 planes municipales de la III Fase del Plan, que completan el intenso trabajo realizado por el gobierno y la sociedad para reducir los índices de violencia en los 50 municipios priorizados y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

 

Lo hacemos en la Semana por la Seguridad y la Convivencia Ciudadana, dedicada a un sincero homenaje a nuestro hermano y amigo Hato Hasbún, por su valioso legado al diálogo democrático y su especial aporte a los Consejos Nacionales.

 

Estas fructíferas jornadas han facilitado la discusión pública de los principales temas del Plan El Salvador Seguro, con el fin de identificar avances y retos.

 

El dialogo y el compromiso son claves en los esfuerzos para lograr una seguridad ciudadana integral e inclusiva.

 

Por eso durante esta semana se ha ratificado y socializado el compromiso del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y todas las instancias responsables de la implementación del Plan El Salvador Seguro, en el cual la articulación multisectoral es fundamental.

 

La Semana por la Seguridad y la Convivencia Ciudadana nos ha servido, además, para acordar acciones que fortalecerán el análisis integral de los problemas de la seguridad ciudadana, y el rol de los actores sociales en la construcción de soluciones.

 

Hoy marcamos un significativo avance en este tema tan importante para el país con la entrega de 24 planes municipales de seguridad, que completan 50 municipios priorizados dentro del Plan El Salvador Seguro.

 

Estos planes han sido formulados con la participación de actores locales, convocados por los Comités Municipales de Prevención de la Violencia, para identificar poblaciones y sectores que requieren acciones y atención inmediata.

 

Este esfuerzo fue coordinado por el Viceministerio de Prevención Social, los Gobiernos Municipales y los Comités de Prevención, para coordinadamente ejecutar los planes con el apoyo de las instituciones gubernamentales.

 

El financiamiento de estas acciones saldrá de los fondos municipales, del presupuesto del gobierno central, contribución especial, ciudadanía y sector privado, cooperación internacional, agencias intergubernamentales y organismos privados internacionales.

 

Con esta responsabilidad y compromiso mi gobierno ratifica que la prevención es la apuesta principal para eliminar las condiciones que generan la inseguridad y la violencia.

 

Ese es el destino que tienen los fondos de la contribución especial.

 

Quiero expresar mi reconocimiento al Consejo Nacional de Seguridad, integrado por instituciones del Estado, COMURES, iglesias, medios de comunicación, empresa privada, partidos políticos, miembros de la sociedad civil y de la comunidad internacional.

 

Agradecemos a todos sus miembros su destacada labor en la formulación e implementación del Plan El Salvador Seguro, que ahora llega a su tercera fase.

 

Con espíritu de cohesión y armonía debemos continuar trabajando en la implementación, seguimiento y evaluación del Plan en cada uno de los municipios.

 

Muchos desafíos se nos presentarán, pero nada nos detendrá si seguimos unidos en un espacio plural que nos permita planes y acciones con resultados contundentes, para brindarles a la población y al país la seguridad y la convivencia que tanto se necesitan.

 

 

Agradecemos a los señores alcaldes su decisivo trabajo en la implementación del Plan El Salvador Seguro en los territorios.

 

El éxito de los planes va a depender de la articulación de las acciones que faciliten la convivencia y la seguridad en cada municipio y comunidad.

 

Al pueblo salvadoreño le reafirmamos nuestro compromiso en esta misión para reducir significativamente los índices de violencia e inseguridad.

 

Los resultados hasta este momento son la mejor muestra de que avanzamos por el camino correcto.

 

Reconocemos y aplaudimos el respaldo de la población salvadoreña y su confianza en el profesionalismo y entrega de cada uno de los miembros de nuestra Policía Nacional Civil y Fuerza Armada.

 

Nuestra gran apuesta es la prevención social, por eso El Plan El Salvador Seguro hace especial énfasis en la prevención, la garantía de los derechos humanos y la atención a las víctimas.

 

Reconocemos que ha sido necesario el uso de la fuerza para enfrentar a los grupos criminales y defender a la población de sus cobardes ataques.

 

Tengan la certeza de cada una de las acciones de la Policía Nacional Civil y a la Fuerza Armada están regidas por el firme respeto a los derechos humanos, un logro fundamental de los Acuerdos de Paz.

 

Para actuar de manera más efectiva fortalecemos a nuestra Policía Nacional Civil con medios operativos y de investigación, para lo cual urge la aprobación recursos y así ampliar sus capacidades de respuesta.

 

Reitero mi gratitud a todas y todos por su participación en esta Semana por la Seguridad y Convivencia Ciudadana.

 

Felicito a los municipios que han presentado sus planes de seguridad con la convicción de que una vez más demostramos que el diálogo y la concertación funcionan en aras del bien común.

 

Hay motivos para sentirnos muy entusiastas, tenemos resultados evidentes y contamos con un plan integral y consensuado.

 

Tenemos un rumbo y una estrategia definida. No vamos a detenernos en nuestra misión de asegurar paz y tranquilidad a todas las familias salvadoreñas.

 

El dialogo seguirá siendo prioridad para mi gobierno en la construcción de nuevos acuerdos. Continuemos trabajando por un El Salvador más seguro.

 

Muchas gracias.