Print Friendly
  • Amigas y amigos:
  • La inauguración de este moderno Centro Nacional de Radioterapia es uno de los mejores regalos a las familias salvadoreñas en el cierre de este año y a pocos días de la navidad.

Se trata de un acto de justicia social en defensa de la vida y la salud con calidad y calidez para todas y todos.

Todos conocemos los sufrimientos que provoca en las personas y las familias esta enfermedad, y este centro cuenta con todos los recursos humanos y en equipos para su tratamiento con los más altos niveles de eficacia.

Esa atención científica representa el humanismo de nuestro sistema de salud pública y ahora llegará a toda la población, no será un privilegio excluyente originado por el poder del dinero.

A través del Ministerio de Salud desarrollamos un sistema efectivo de prevención y atención a las enfermedades crónico-degenerativas.

El Centro Nacional de Radioterapia es parte del compromiso de nuestro gobierno por una profunda transformación con la Reforma de salud para el beneficio de toda la población.

Este esfuerzo consolida aún más el acceso a los servicios de salud, como un derecho humano fundamental para las y los salvadoreños.

En esta misión contra las enfermedades crónicas, creamos la Política Nacional para la Prevención y Control del Cáncer, con estrategias que permiten orientar acciones para la reducción y tratamiento de esta enfermedad.

La radioterapia es fundamental para el tratamiento del cáncer.

Antes de la puesta en marcha de esta Unidad, este servicio solo estaba disponible en el sector privado y en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

Con el Centro Nacional de Radioterapia saldamos una deuda histórica con la población en el tratamiento integral del cáncer.

El Centro Nacional de Radioterapia es una inversión de 8.6 millones de dólares, y es parte del financiamiento del Banco Mundial para la ampliación de los programas y servicios de salud prioritarios.

Con esta inversión la población tendrá acceso a un centro de radioterapia totalmente equipado, para un tratamiento digno con todos los beneficios que ofrece la tecnología actual.

Cuenta con recursos humanos altamente experimentados y capacitados, entre los que se encuentran tres médicos, que se integrarán posteriormente tras su formación en China Taiwán.

Los pacientes serán atendidos a través del sistema de referencia de los hospitales de tercer nivel, que ofrecen servicio de Oncología.

La Unidad de Radioterapia brindará atención a más de 2 mil pacientes al año.

Esta inversión es parte de la exitosa Reforma de Salud, que iniciamos a partir del 2009 y que ha permitido avances históricos basados en la justicia y la equidad social.

La Reforma de Salud puso fin al accionar de los gobiernos de derecha que boicoteaban el Sistema de Salud, con el fin de colapsarlo y conducirlo a la privatización.

Junto al pueblo luchamos para que en este país exista ahora una Ley de Medicamentos que asegura calidad, disponibilidad y precios accesibles para todos.

Desde la creación de esta Ley, a la que tanto se opuso la derecha, las familias salvadoreñas se han ahorrado 440 millones de dólares en medicinas.

Eliminamos las acciones privatizadoras en la salud. Ahora ya no se cobran cuotas voluntarias en los hospitales.

Cumplimos con nuestras políticas de inclusión, permitiendo a las grandes mayorías de El Salvador el acceso a tecnologías modernas en el área de salud.

Ejemplo de esto es el Centro de Radioterapia que inauguramos hoy, el cual permite a la población, incluso a la más necesitada, tener acceso al servicio de radioterapia que tiene un alto costo en el ámbito privado.

Las tres Farmacias Especializadas también son parte de este compromiso de dar respuesta integral en la atención de las personas con cáncer y otras enfermedades crónicas.

Las Farmacias Especializadas permiten despachar con mayor agilidad medicamentos a pacientes con enfermedades crónicas y mejora la distribución de medicinas.

Hemos invertido 195 millones de dólares en la construcción de nuevos hospitales, y en equipamiento moderno e infraestructura de establecimientos de salud.

Construimos el Centro Oftalmológico, el Hogar de Espera Materna y ampliamos la cobertura de salud, llegando a más comunidades, a través de los ECOS Familiares y Comunitarios.

Recientemente, lanzamos el programa SALUD 503, una oportunidad para los salvadoreños en el exterior y sus familias de inscribirse en el Seguro Social y recibir atención de salud en el país.

Gracias a la inversión y al compromiso de construir un país con mejor salud logramos superar muchos desafíos.

En El Salvador se han reducido a niveles mínimos los casos de enfermedades como el sarampión, la poliomielitis, la difteria, la rubeola y el tétano neonatal.

Hemos disminuido la desnutrición crónica infantil y la tasa de mortalidad materna.

Tenemos capacidad para dar una respuesta rápida y un exitoso manejo a las enfermedades causadas por el zancudo, logro que nos coloca en un lugar destacado a nivel latinoamericano.

Amigas y amigos:

Mi gobierno reafirma su compromiso de garantizar el acceso universal a una salud de calidad, un derecho fundamental que no debe ser negado a ningún salvadoreño.

Este día damos un paso muy significativo en nuestra lucha contra las enfermedades crónicas.

El Centro Nacional de Radioterapia marca un precedente de calidad en la salud pública.

Nuestra misión es eliminar todo tipo de discriminación, que ha impedido a muchos pacientes recibir un tratamiento adecuado para su enfermedad.

Sigamos avanzando en nuestro objetivo por eliminar las condiciones históricas que mantuvieron a nuestra gente excluida de sus derechos más elementales.

Muchas gracias.