Print Friendly

Gracias por la hospitalidad del pueblo de Nicaragua, que nos ha permitido este espacio para desarrollar esta importante reunión trinacional entre Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Saludos al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, al Comandante Daniel Ortega y a la vicepresidenta Rosario Murillo, también al secretario general del Sistema de Integración Centroamericana SICA, Vinicio Cerezo.

Estamos haciendo realidad un sueño que venimos construyendo desde hace tiempo de convertir la zona del Golfo de Fonseca en una zona de paz, desarrollo sostenible y de seguridad.

Para El Salvador y mi persona este es un día de duelo porque acabamos de perder a un funcionario de mi gobierno talentoso, que tiene mucho que ver con los resultados del país en la disminución de la criminalidad y la acción de las pandillas. Él  (Secretario de Gobernabilidad Hato Hasbún) fue el creador del Plan El Salvador Seguro.

Felicito a la comisión trinacional por el buen esfuerzo para interpretar la voluntad de los presidentes, que hemos trabajado en varias reuniones para establecer proyectos de inversión y desarrollo.

Definimos tres grandes proyectos: el ferry La Unión- Corinto y el trasbordador entre La Unión-Potosí, ampliándose a San Lorenzo y Amapala, y también convertir a la región en una zona especial de desarrollo económico, libre comercio y turismo.

Esas definiciones están establecidas en el informe y ahora pasarán a un proceso de formulación para comenzar a concretar.

También agradecer, en nombre de El Salvador, al Banco Centroamericano de Integración Económica por tomar la decisión de liderar la búsqueda de financiamientos para estos esfuerzos.

La primera tarea que tenemos es levantar este plan maestro, y queremos expresar la disposición de El Salvador de trabajar con ustedes en abrir las instituciones estatales, los espacios en las comunidades y en los consejos municipales para tomar en cuenta a la población que vive en estas zonas y así elaborar las bases de estos proyectos.

Hay tres proyectos que hemos encontrado como la base central con la participación de diferentes sectores, incluido el privado, ya que sin él no podríamos desarrollar todos estos esfuerzos, por eso su facilitación es importantísima.

Creo que el sector empresarial nicaragüense puede jugar también su papel en todo este proceso con El Salvador y Honduras, de motivar e incentivar al sector privado a que se integre a este esfuerzo que tiene una enorme dimensión porque le da a esta zona la posibilidad de un desarrollo sostenible, y sobre esa base generar empleos para la población.

Creemos que los tiempos son importantes porque este proceso de diagnóstico se debe hacer en el menor tiempo posible, sin que sea improvisado, tomando en cuenta las condiciones y las opiniones de la gente en cada lugar, y así acortar los tiempos para avanzar lo más rápido posible.

Nuevamente agradezco la oportunidad de que una vez más, aquí en Nicaragua, tengamos un espacio para discutir temas de gran trascendencia que fundamental la voluntad, no solo de Nicaragua, sino de El Salvador y Honduras, de trabajar siempre por la integración y unir esfuerzos como el mejor camino para buscar soluciones a diferentes problemas.