Print Friendly

Estimados amigos y amigas,

Quiero recordar las palabras de un personaje que es mexicano, que es Ignacio Allende, él decía que “sin importar el tamaño de la ciudad o pueblo en donde nacen los hombres o mujeres, ellos son finalmente del tamaño de su obra, del tamaño de su voluntad, de engrandecer y enriquecer a sus hermanos”.

Con ese espíritu es que estoy seguro que nos hemos reunido todos aquí esta noche, con el propósito de unir esfuerzos para dar un mayor empuje a la relación comercial entre nuestros pueblos, con la plena voluntad de engrandecer así a nuestros hermanos salvadoreños y mexicanos.

Es por ello que quiero manifestarles mi satisfacción por la realización de esta visita, la cual denota la importancia que tiene para nuestro país el fortalecimiento de la agenda de trabajo con México, agenda que tiene un fuerte componente económico, comercial y de inversión.

La celebración de esta cena se constituye como una oportunidad para hacer énfasis en la promoción económica entre El Salvador y México, así como la generación de inversiones y la promoción de la oferta exportable, con el objetivo de estrechar lazos y crear alianzas estratégicas en materia de comercio.

El Salvador es un país abierto al mundo, y por esa razón, bajo la actual administración de gobierno se está trabajando fuertemente para que nuestra nación reciba los beneficios que ofrecen todos los países.

En ese contexto, y con la finalidad de propiciar un clima de inversión seguro, me permito resaltar que El Salvador ha subido 13 puntos en el Índice de Competitividad Global, pasando de la posición 97 a la 84, el cual se considera como un avance que refleja que en los últimos años El Salvador va por el buen camino en esta materia.

Por otra parte, y consciente que al empresariado le preocupa la seguridad pública, quiero compartirles que hemos creado el Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, integrado por personalidades representativas de la sociedad salvadoreña. Allí discutiremos las políticas y planes que serán puestos en marcha en el corto, mediano y largo plazo.

En este marco, este plan fortalecerá a la Policía Nacional Civil y a las instituciones responsables de prevenir, combatir y perseguir la delincuencia común y organizada, para garantizar la seguridad ciudadana en todos los municipios del territorio nacional, para que las ciudades sean espacios seguros de convivencia en las que los ciudadanos estén protegidos por nuestras autoridades competentes.

Asimismo, actualmente se está construyendo el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014 -2019, en el cual se enmarcan tres prioridades, destacando la de crecimiento y empleo. En ese contexto, el gobierno de El Salvador hará un esfuerzo sostenido para fortalecer sus relaciones con el sector privado para elevar los niveles de crecimiento del país, lo que implica políticas agresivas de promoción de inversiones para la generación de empleo.

Con lo anterior, me permito resaltar que las distintas carteras de Estado, lideradas por cancillería, están trabajando fuertemente para crear nuevos espacios de diálogo, fortaleciendo al mismo tiempo los lazos de hermandad y cooperación que se han logrado construir con los principales socios comerciales de El Salvador, como es el caso de México.

Además, el gobierno salvadoreño, en el marco de su Política Exterior, reconoce y promueve el comercio, la inversión y el turismo, por lo que se están realizando esfuerzos bilaterales, a nivel regional y multilateral, tendientes a incrementar las relaciones económicas con países como México.

Cabe señalar que México es el séptimo destino de las exportaciones salvadoreñas y es el tercer país con mayor Inversión Extranjera Directa en El Salvador, con un monto que asciende, hasta el segundo trimestre de 2014, a unos 1,000 millones de dólares, representado así el 12% del total de Inversión Extranjera Directa en nuestro país. En ese sentido, diversas empresas mexicanas han creído en nuestro país y continúan aprovechando las ventajas que ofrece El Salvador.

México también se ha consolidado como uno de los principales mercados de destino de nuestros productos, a la vez que se ha constituido en un importante abastecedor de la industria salvadoreña. Como muestra de ello, el comercio bilateral sumó el año recién pasado más de 825 millones de dólares, lo cual representa un crecimiento del 6% respecto al año 2012.

Por ello, quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer a los empresarios mexicanos la confianza depositada en El Salvador y renovarles el compromiso del actual gobierno para fortalecer los espacios económicos y jurídicos que se han creado, contribuyendo con ello a facilitar el comercio, a fomentar la integración regional y a reducir los costos de las transacciones comerciales.

En el tema comercial, no podemos negar que el Tratado de Libre Comercio del año 2001 sentó las bases de nuestra relación comercial, la cual se profundizó el año pasado con la vigencia del TLC Único entre Centroamérica y México. No cabe duda que dichos instrumentos comerciales han constituido el marco ideal para identificar y desarrollar acciones que han contribuido a mejorar el clima de negocios, promover la inversión productiva nacional y extranjera, así como mejorar el acceso de los productos salvadoreños y mexicanos hacia ambos mercados.

Por otra parte, la realización de la reunión de la Comisión Binacional El Salvador-México representó el escenario idóneo para dialogar sobre la importancia de promover y apoyar las misiones empresariales, la participación en ferias y eventos de promoción comercial y de inversiones en la región.

Asimismo, agradezco al gobierno de México, al COMCE, a la CAMEXSAL y a todos aquellos que han hecho posible este espacio de diálogo que nos brinda la oportunidad de identificar proyectos conjuntos que pueden implementarse para incrementar los flujos de comercio y las inversiones en nuestros países.

Amigos y amigas,

El Salvador cuenta actualmente con diferentes proyectos con los que busca atraer inversión extranjera y nacional, con especial interés en promover la inversión en infraestructura logística y turismo. Por el lado de infraestructura logística se busca la consolidación de la Estrategia de Movilidad, Logística, Transporte y Puertos, esperando continuar así en el proceso de ampliación del Aeropuerto Internacional Monseñor Romero y Galdámez, el Puerto de Acajutla, el by pass de San Miguel, la modernización de Aduanas en las fronteras terrestres, y la explotación de las oportunidades alrededor del Puerto  de La Unión Centroamericana.

En materia de infraestructura turística, se tiene especial interés en promover los proyectos de Hotel Montaña Cerro Verde y Playa El Icacal; en cuanto al sector energético, nuestro país está generando energía renovable, permitiendo principalmente diversificar la matriz energética y depender en menor medida de la generación en base a hidrocarburos, contribuyendo también con el incremento de la capacidad para satisfacer la demanda de energía de El Salvador, fomentar mayor estabilidad en los precios al usuario final, e incrementar los niveles de inversión directa y la creación de fuentes de empleo asociadas a éstas.

Para El Salvador, como ven, es muy importante impulsar la actividad comercial, particularmente en algunos sectores de interés como el agroindustria, turismo, manufactura liviana y comunicaciones.

En ese sentido, quiero mencionarles que como reflejo de la importancia que brinda mi gobierno a estos temas y a la inversión, he designado al Vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, como comisionado para la inversión, a efecto que las y los empresarios que creen en nuestro país tengan un referente al más alto nivel de nuestro gobierno.

Deseo entonces invitar a aquellos que aún no están invirtiendo en nuestro país a que descubran las ventajas que se tienen al hacer negocios con El Salvador, aprovechando las oportunidades que ofrecemos en sectores como el turismo, energía, alimentos y bebidas, así como la industria textil y confección, aeronáutica, servicios a distancia y otros.

Por ello quiero agradecerles nuevamente por estar aquí con nosotros.
Les deseo muchos éxitos.