Print Friendly

 

  • Sea para todos y todas, hermanos de Latinoamérica y del Caribe la más cálida bienvenida a nuestra tierra El Salvador.

 

Gracias por atender este día la convocatoria que como Presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, nuestro país hizo a los Estados miembros hace una semana a fin de que podamos analizar en conjunto la situación de Venezuela.

 

Quiero aprovechar el inicio de esta reunión para enviar un saludo fraterno a todos los jefes de gobierno de los países que conforman esta instancia de integración, particularmente al presidente Nicolás Maduro cuyo país solicito esta reunión.

 

Como gobierno legítimamente electo y comprometido con la democracia esperamos que la solución a la situación de Venezuela se encuentre en el marco de su constitución.

 

Nos reúne hoy la necesidad de que como países hermanos y en consonancia con la solidaridad que profesamos desde la CELAC, sumemos esfuerzos para que Venezuela pueda encontrar muy pronto la paz y estabilidad que anhela.

 

En este contexto, no quiero dejar de recordar que El Salvador mismo es un país que hace 25 años pudo superar incluso un conflicto armado interno de más de una década por la vía del diálogo y la negociación, y por eso a través de nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores consideramos que esta es justamente una ruta para encontrar respuestas sólidas y duraderas para este momento que atraviesa Venezuela.

 

Sobre esa base es que hemos apoyado el diálogo que han venido facilitando los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos, con el acompañamiento de la Santa Sede. Y es ese también el espíritu con el que en esta ocasión en nuestra calidad de Presidencia Pro Témpore de la CELAC hemos atendido la solicitud de la República Bolivariana de Venezuela para realizar esta reunión extraordinaria de cancilleres de la comunidad, pues sin duda es apremiante que este proceso se revitalice y arroje pronto resultados concretos.

 

La convocatoria ha sido realizada según lo dispuesto en la normativa de la CELAC, que establece la posibilidad de estos encuentros extraordinarios a solicitud de un país miembro.

 

Agradecemos enormemente el esfuerzo realizado por todos ustedes, para contar con su presencia en esta cita. Aunque hay algunos ministros de relaciones exteriores de la región que por motivo de agenda no han podido acompañarnos, agradecemos igualmente a los países que están participando por medio de delegados de los señores o señoras cancilleres quienes también han expresado su entera voluntad para contribuir a las iniciativas de diálogo que resulten más idóneas para el caso de Venezuela.

 

Como país y como Presidencia de la CELAC tenemos el más alto compromiso con abonar en este sentido, y es así que he dado instrucciones a nuestra cancillería para cooperar en todos los esfuerzos necesarios que conduzcan a la paz en Venezuela en el marco de su constitución, y permitan alcanzar el bienestar de toda la población y al mismo tiempo la unidad de todo el gran pueblo de América Latina y del Caribe.

 

El llamado de nuestra parte es entonces a que abonemos a esta discusión con la mayor apertura, hermandad y respeto, a que como comunidad, con esa unidad dentro de la diversidad que nos caracteriza, busquemos y respaldemos el mejor camino del diálogo para todas las y los venezolanos.

 

Gracias nuevamente por su asistencia y les deseo que tengan la más productiva jornada.

 

Muchas Gracias.