Print Friendly, PDF & Email

Amigas y amigos:

Este es un acto de profunda gratitud y de reconocimiento al pueblo y gobierno de Japón, porque celebramos juntos el 50 aniversario de la firma del Convenio Bilateral de Cooperación, que inició una nueva era en nuestros vínculos de hermandad.

Conmemoramos un importante acontecimiento que comprometió a El Salvador y Japón a trabajar unidos y hacer realidad esos principios tan importantes para la vida entre las naciones como la cooperación y la hermandad.

Son conceptos que están íntimamente ligados al desarrollo sostenible, al progreso compartido y la paz.

Muy importante también es este Convenio Bilateral porque está ennoblecido por esa entrega humanista que caracteriza al voluntariado.

 Japón y El Salvador han mantenido lazos de amistad por más de 80 años, una relación marcada por la solidaridad del pueblo y gobierno japonés hacia nuestro país.

El Convenio Bilateral de Cooperación, firmado en 1968, fue un hecho sobresaliente en nuestras relaciones y convirtió a El Salvador en el primer país en Latinoamérica en ser parte del Programa de Voluntarios Japoneses para la Cooperación con el Extranjero, dirigido por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, JICA.

Saludamos y agradecemos en nombre del pueblo y del gobierno de El Salvador al pueblo y al Estado del Japón, la Tierra del Sol Naciente, por acompañar y respaldar a nuestro país a lo largo de esta histórica amistad.

El trabajo realizado por el Programa de Voluntarios Japoneses es de gran importancia para nuestro país y ha brindado transferencia de conocimientos a nuestra gente y fortalecido a las instituciones con asesoría técnica.

Este programa ejecutado por el JICA ha beneficiado a muchos salvadoreños que han tenido la oportunidad de conocer la experiencia del pueblo del Japón y aplicarlas en el desarrollo de proyectos que atraen desarrollo a las comunidades y al país en general.

Reconocemos el aporte del Programa de Voluntarios Japoneses en la meta de nuestro Plan Quinquenal de Desarrollo de hacer de El Salvador un país más productivo, educado y seguro, pues sus prioridades están enfocadas en impulsar el desarrollo local y de las comunidades.

Nuestro agradecimiento también por la asesoría brindada a la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia en los planes para el fortalecimiento del desarrollo de la zona oriental, un territorio clave para la economía de El Salvador.

Japón y El Salvador comparten similares características de vulnerabilidad ambiental, por lo cual parte de las acciones de los voluntarios japoneses se han destinado a fortalecer el desarrollo comunitario con énfasis en la prevención de desastres.

Japón, a través del Programa de Voluntarios, ha tendido la mano a nuestro país en el desarrollo sostenible, colaborando además en áreas prioritarias como la salud, respaldando la enfermería comunitaria, la obstetricia y el control de la enfermedad de Chagas.

Los voluntarios japoneses han demostrado en nuestro país un alto espíritu de servicio y colaboración, además de efectuar de forma sencilla y útil la transferencia de conocimientos y técnicas con el objetivo de mejorar el nivel de vida de las personas.

Poseen un alto compromiso humanitario demostrado en diversas áreas como educación técnica, medio ambiente, deporte y turismo.

También ha existido un importante intercambio cultural entre ambos países, lo cual engrandece a nuestros pueblos y permite compartir valores y costumbres que fomentan la paz y la convivencia.

Gracias al apoyo del JICA con el Programa de Voluntarios Japoneses, podemos identificar iniciativas y proyectos para consolidar los objetivos del nuestro plan de gobierno.

Amigas y amigos:

Los resultados de nuestra gestión de gobierno en beneficio de la población han generado la confianza de muchos países amigos, dispuestos a apoyarnos en nuestra misión de convertir a El Salvador en un país más próspero y equitativo.

Nuestra decisión de mejorar la calidad de vida de la gente se expresa en la inversión de la histórica cifra de 7 mil millones de dólares en el desarrollo social.

Aseguramos el derecho a un servicio de salud de calidad para todas y todos los salvadoreños.

Mejoramos la educación con énfasis en la formación docente y en el acceso equitativo a las nuevas tecnologías.

Dejamos de ser el país más vulnerable del mundo gracias al intenso esfuerzo por la sustentabilidad de nuestro medio ambiente y al destacable trabajo por la protección civil.

En todas las áreas siempre hemos tenido la dicha de contar con el respaldo de organizaciones internacionales y países amigos.

El Salvador siempre estará agradecido con la solidaridad demostrada por el pueblo del Japón.

Valoramos con mucha estima la labor del JICA, por su visión de desarrollo inclusivo y dinámico, que representa un valioso aporte al desarrollo de El Salvador y contribuye a abrir oportunidades para vivir dignamente a las grandes mayorías de nuestro país.

Hacemos votos para que la amistad entre El Salvador y Japón continúe fortaleciéndose.

Mi gobierno continuará consolidando las relaciones con el Estado de Japón y estrechando los vínculos de cooperación y amistad entre nuestros pueblos.

Trabajando unidos podremos obtener mejores resultados en esta gran tarea por hacer de El Salvador un país más educado, productivo y seguro.

Muchas gracias.

San Salvador, 5 de enero de 2018