Print Friendly

 

Creo que este acto, con solo ver el rostro de la directora Juana Antonia Ayala, estamos entendiendo el significado, qué significa ese rostro tan feliz, tan alegre y además el rostro que tienen los niños y las niñas cuando ven a su directora, de que por fin esta escuela va a tener un espacio agradable para sus hijos y para los niños y las niñas.

Porque lo más importante de la educación no es solo el contenido pedagógico, sino el ambiente, el ambiente en que están los niños y las niñas.

Si hay un ambiente agradable y además hay una infraestructura adecuada que atrae, ellos permanecen, no abandonan la escuela, que es uno de los problemas que tenemos en el sistema educativo, el abandono escolar, por problemas de seguridad algunas veces, pero también muchas veces porque los niños y las niñas no sienten ese ambiente feliz, agradable que se necesita para iniciar todo ese proceso de enseñanza. Por eso yo le agradezco esas palabras señora directora.

 

Creo que usted le ha dado al MCC el verdadero contenido de su obra. La señora embajadora ha comprendido como este programa de MCC va a fomentar y va a incentivar no solo la capacidad productiva del país, no solo a mejorar las condiciones para que haya mayor inversión y mayor dinamismo económico, sino que tengamos el capital humano adecuado para emprender esa gran obra, de desarrollar esa gran obra de transformar el país.

Los saludo hoy con la satisfacción de continuar implementando el Sistema Integrado de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, poco a poco van a comprender ustedes lo que implica para el país, la integración, iniciar este modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, va a formar a sus hijos más integralmente, les va a permitir adquirir más valores, les va a permitir convivir entre los alumnos, los maestros y la comunidad, pero además les va a permitir forjarse como hombres que están preparados y mujeres que están preparados y capacitados para la actividad productiva del país y para seguir profundizando sus conocimientos.

Por ello quiero decirles que fortalecer la educación tiene que ver con la implementación del Sistema de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno, como una herramienta fundamental para el desarrollo del país.

Esa es la esencia de este acto de legalización de centros escolares beneficiados con FOMILENIO II, la decisión de hacer inclusiva y universal la educación, modernizarla, ponerla a tono con los nuevos tiempos, como es el objetivo del Plan Quinquenal de Desarrollo El Salvador Educado, Productivo y Seguro.

La educación es la base más sólida para nuestro progreso, presente y futuro como planteamos en el Plan Quinquenal, eso implica garantizar el derecho a la educación de calidad en condiciones de igualdad a toda la población, mejorando de forma integral los servicios y recursos del sistema educativo para asegurar el desarrollo pleno de las capacidades de la gente.

Para lograrlo, nuestro gobierno destina a la educación, la mayor partida del Presupuesto General de la Nación.

Este día, 59 centros educativos de 8 departamentos reciben sus títulos de propiedad, gracias al trabajo esmerado del gobierno central, alcaldías, el Órgano Judicial, propietarios de terrenos particulares, comunidad educativa y FOMILENIO II.

Este resultado nos demuestra lo mucho que podemos hacer cuando nos unimos, es meritorio que alrededor del 60 por ciento de las donaciones de terrenos que han favorecido a nuestras escuelas, provienen de las alcaldías y un 40 fueron cedidos por personas naturales o cooperativas a quienes les agradecemos su aporte, para que los estudiantes cuenten con las condiciones para una mejor educación.

Una mención especial, merece el Alcalde de Usulután, yo no sé si se encuentra acá el alcalde de Usulután? No ha venido, pero espero que le llegue mi agradecimiento a don Miguel Ángel Jaime, quien ha donado 7 terrenos de la municipalidad para centros educativos, al igual que el señor Gabriel Portillo Henríquez, quien donó el terreno de la escuela dónde nos encontramos. También le hacemos llegar nuestro agradecimiento por haber cedido este terreno, al resto de propietarios donde otros centros escolares pendientes de legalizarse, les invito a unirse a este esfuerzo para que podamos heredar a nuestras niñas y niños, escuelas que le permitan forjarse un futuro mejor.

Agradezco a todos los que han trabajado para alcanzar este logro de hoy, especialmente expresamos nuestro agradecimiento al gobierno de los Estados Unidos, que a través de FOMILENIO II muestra una vez más su solidaridad con el pueblo salvadoreño.

Los centros escolares que este día reciben sus títulos de propiedad, son parte de los 344 que conforman 45 sistemas integrados, seleccionados para ser beneficiados con FOMILENIO II y la implementación del modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno.

Nuestro convenio con FOMILENIO II establece que antes de desarrollar un proyecto en cualquier institución pública, el inmueble donde está ubicado debe pertenecer legalmente al Estado, con el fin de garantizar la sostenibilidad de la inversión.

Como gobierno, hemos puesto todo nuestro interés para superar esta dificultad legal de muchas escuelas.

Me decía el Secretario Técnico, que más de 2000 escuelas no están en propiedad del Ministerio de Educación, y el gobierno no puede invertir en esas instituciones.

Y ustedes saben la situación en que se encuentran muchos centros educativos, pero tienen esta dificultad.

Por ello, es que en este proceso se identificó a 182 centros escolares que estaban en situación irregular, y desde entonces trabajamos para garantizar su estabilidad, y este día damos solución a 59.

Trabajamos para que los 123 restantes sean puestos a favor del MINED en un plazo no mayor de dos años, y para ello firmaremos un acuerdo con la Fiscalía General de la República que agilizará el proceso.

Uno de los factores que históricamente ha obstaculizado la labor del gobierno en los centros educativos, ha sido precisamente la situación legal de estos, y en nuestra gestión hemos dado pasos sin precedentes para solucionar este problema.

Solo en el 2016 se han inscrito 142 títulos de propiedad, gracias al apoyo de FOMILENIO y de muchas alcaldías que han cedido los terrenos pensando en beneficio de la niñez.

Estamos trabajando para que el próximo año esa cifra se incremente, y para ello impulsamos la aprobación de la Ley Especial Transitoria para la Legalización del Dominio de Inmuebles a favor del Estado en el ramo de educación.

La legalización de estos centros nos permitirá mejorar la infraestructura escolar para avanzar en la creación de ambientes escolares, agradables, seguros y adecuados para un exitoso proceso de enseñanza y aprendizaje.

En nuestra gestión lanzamos la Política de Infraestructura Educativa, la cual contempla el papel dinamizador de los centros escolares en función del desarrollo de nuestra niñez, adolescencia y juventud.

El pueblo es testigo de la inaplazable necesidad de invertir en infraestructura escolar, por eso somos enfáticos cuando hablamos de que el Estado requiere de los fondos necesarios para una mejor calidad de nuestro sistema educativo.

Por ello estamos haciendo grandes esfuerzos para mejorar la infraestructura escolar, y en el 2015 invertimos 17.4 millones de dólares en 851 proyectos de infraestructura y mobiliario. Este año, elevamos la inversión a 24 millones de dólares.

Amigas y amigos:

La Escuela Inclusiva es el programa que impulsamos en los centros escolares legalizados, es un modelo educativo que centra su atención en el mejoramiento de la calidad pedagógica, asegurando el acceso y continuidad educativa de niños y jóvenes, y extiende la permanencia del estudiantado en el centro para brindarles múltiples alternativas de aprendizaje, de cultura, deporte y recreación. Su aplicación genera un salto en la mejora de los servicios que brindan los centros escolares.

Con este nuevo modelo estamos construyendo en El Salvador los cimientos de una nueva escuela, lo que equivale a decir, estamos construyendo un nuevo tiempo, un nuevo país.

Nos complace informar que un 38.5% de las escuelas del país ya están en proceso de implementación del modelo de sistema integrado de escuela inclusiva de tiempo pleno, este modelo ha fortalecido la presencia de la escuela en la comunidad, una mejor calificación de su imagen social, con apertura al desarrollo de iniciativas productivas que impliquen la participación de la familia.

La escuela inclusiva de tiempo pleno favorece también todo el esfuerzo nacional que estamos desarrollando en favor de la prevención social de la violencia.

Estimados amigos y amigas:

Mejorar la calidad educativa es uno de los compromisos que adquirimos todos con la firma de los acuerdos de paz. Ese acontecimiento histórico cuyo 25 aniversario celebraremos el 16 de enero próximo.

La implementación de los acuerdos de paz nos ha permitido construir un país democrático basado en el respeto a los derechos humanos, donde  todos los ciudadanos y ciudadanas somos libres de expresar nuestras ideas y luchar por ellas, ese es el país que hemos construido luego de la firma en 1992 de los acuerdos de paz.

La Secretaría de Participación y Transparencia y Anticorrupción de la Presidencia, en coordinación con otras instancias del gobierno está recorriendo el territorio nacional con la campaña “Soy Paz” invitando a la población a estampar la firma en la copia del acta de los acuerdos. Queremos que todos y todas las salvadoreñas se sientan parte de este acontecimiento que cambió el rumbo de nuestro país.

El reto hoy es, superar la pobreza, reducir la desigualdad, erradicar la violencia y la delincuencia, elevar la calidad de vida, en esa ruta una educación incluyente, universal y de calidad es fundamental.

En nombre de nuestra niñez y juventud les agradezco y les invito a que continuemos trabajando unidos en la construcción de ese El Salvador Educado, seguro y productivo.

Muchas gracias.