Print Friendly
  • Managua, 19 de julio de 2016

 

 

Compañeras y compañeros:

Es una gran alegría y honor compartir con ustedes en esta celebración del 37 Aniversario de la Revolución Sandinista.

 

Conmemoramos una gesta heroica, ejemplo de dignidad, que significó la victoria del pueblo sobre la dictadura Somocista, abriendo una nueva era de justicia y libertad en este hermano país.

 

Ante esta enorme concentración, llena de rostros jóvenes, de rostros de esperanza, de rostros de victoria, les expreso a nombre de mi gobierno y del pueblo salvadoreño nuestro cariño y felicitaciones.

 

Reciban querido pueblo nicaragüense, estimado compañero presidente Daniel Ortega, compañera Rosario, gabinete de gobierno, alcaldes y alcaldesas, compañeros y compañeras de lucha, el abrazo solidario del pueblo hermano de El Salvador.

 

Mi reconocimiento y admiración para el Frente Sandinista de Liberación Nacional por abanderar los sueños del pueblo nicaragüense de una vida mejor y por continuar, junto al compañero Daniel, al frente de este proceso de transformación de esta gran nación.

 

El triunfo de la Revolución Sandinista significó la apertura de nuevos caminos no sólo para Nicaragua sino para América Latina. Ustedes nos demostraron que es posible hacer realidad los ideales de un pueblo.

 

Esta gigantesca concentración nos demuestra que el ejemplo de los próceres de las luchas centroamericanas sigue vivo en nuestro pueblo.

 

Esta concentración es también un homenaje a esos grandes soñadores, visionarios como Francisco Morazán, Farabundo Martí, Augusto César Sandino, José Martí, Hugo Chávez Frías, Schafik Handal y tantos héroes que ofrecieron su vida por la libertad, la justicia y el bienestar de nuestros pueblos.

 

Momentos como éste afianzan la confianza, el optimismo, en la lucha de nuestros pueblos. Hoy la responsabilidad recae en cada uno de nosotros. Es el momento de la juventud, es el momento de las mujeres, de todos los sectores excluidos.

 

El Frente Sandinista de Liberación Nacional es un ejemplo que consolidó de manera sustancial nuestra esperanza, nuestra fe de que en realidad sí es posible construir sociedades más justas, más prósperas y equitativas.

 

La Bandera del y el lema “Si Nicaragua venció, El Salvador vencerá” fue la gran inspiración de la lucha del FMLN en El Salvador, estuvimos compartiendo ideales y hoy seguimos compartiéndolos, esos son los ideales del pueblo de Nicaragua, los ideales del pueblo de El Salvador.

 

Ahora tenemos la suficiente experiencia y seguiremos trabajando en cumplir con los compromisos sociales que llevarán calidad de vida a nuestros pueblos, con el fin de reducir cada vez más la desigualdad, la pobreza y la exclusión.

Felicitamos a Nicaragua y al Presidente Daniel Ortega por haber asumido la Presidencia Pro Tempore del SICA y confiamos en que avanzaremos  aún más en la integración.

 

Como región debemos mostrar firmeza en un momento tan crucial como este, cuando la nueva oligarquía y la contraofensiva neoliberal de la derecha continental en sus ansias de poder y dominio no les importa llevar a nuestros pueblos a la quiebra y amenaza con desmantelar los avances sociales y democráticos que los gobiernos progresistas han creado estos años.

 

Compañeras y compañeros:

 

Extiendo nuevamente mis más sinceras felicitaciones al Frente Sandinista de Liberación Nacional, al Presidente y su gobierno.

 

Para los pueblos centroamericanos y latinoamericanos que siempre hemos luchado por la justicia y la libertad, el Frente Sandinista ha sido siempre ejemplo de lucha y perseverancia.

 

Mantendremos con firmeza nuestras visiones e ideales para hacer nuestros países, regiones prosperas, fuertes y democráticas.

 

En esa ruta soberana de progreso, justicia y libertad estaremos siempre.

 

¡Viva la Revolución Sandinista!

 

¡Viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional!

 

Y les pido un fuerte aplauso a la delegación del Frente Farabundo Martí para la Liberación.

 

Hermanos de lucha de toda la vida.