Print Friendly, PDF & Email
  • Estimados docentes,
  • Queridos estudiantes,
  • Con profunda alegría y satisfacción consolidamos este día uno de los programas que ha dado un significativo aporte para mejorar la inclusión y la calidad de la educación pública en El Salvador: el Programa Una Niña, Un Niño, Una Computadora.

 

Este paso importante que damos hoy es gracias a la generosidad del pueblo y gobierno de la República Popular China con la donación de 15 mil computadoras, que abonan a este camino para hacer realidad el acceso equitativo a las nuevas tecnologías.

 

Este donativo es una muestra del genuino deseo de China de impulsar proyectos de cooperación, que sean siempre en beneficio de la población de las dos naciones, con transparencia y sin ningún condicionamiento político.

 

En nombre de mi gobierno y del pueblo salvadoreño agradecemos al presidente Xi Jinping, por estas firmes expresiones de hermandad entre nuestros dos pueblos.

 

Las computadoras que entregamos hoy beneficiarán a más de 300 mil estudiantes y 13 mil docentes de 558 centros escolares a nivel nacional.

 

Estos nuevos equipos se suman a las más de 102 mil computadoras que pusimos al servicio de más de un millón de estudiantes y sus maestras y maestros en este quinquenio.

 

Con satisfacción podemos afirmar que este es uno de los más importantes legados de nuestro gobierno, que ha invertido en educación los mayores presupuestos de la historia.

 

Con el Programa Una Niña, Un Niño, Una Computadora se alcanzan niveles sin precedentes en el acceso a las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones en las escuelas públicas, en especial las rurales.

 

El desarrollo de las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones nos impone el desafío de adecuar los centros de enseñanza para el uso de esa formidable herramienta que permite la adquisición de conocimientos y habilidades.

 

Con ese propósito nuestro gobierno ha ejecutado cientos de proyectos para el mejoramiento y la ampliación de la infraestructura escolar, y así adecuar las escuelas a las exigencias del empleo de la computación en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

 

El proyecto Acceso a las Tecnologías de la Información está valorado en aproximadamente 12 millones de dólares y beneficiará a más de 316 mil estudiantes y 13 mil docentes de 558 centros escolares a nivel nacional.

 

Estos nuevos equipos se suman a más 102 mil computadoras que pusimos al servicio de más de un millón de estudiantes y sus maestros y maestras en este quinquenio.

 

Con satisfacción podemos afirmar que este es uno de los más importantes legados de nuestro gobierno que ha invertido en educación los mayore presupuestos de la historia, con el Programa un Niña, un Niño, una Computadora se alcanzan niveles sin precedentes en el acceso a las nuevas tecnologías de la informática y de las comunicaciones en las escuelas públicas, especialmente en las rurales.

 

El desarrollo de las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones nos impone el desafío de adecuar los centros de enseñanza para el uso de esa formidable herramienta que permita la adquisición de conocimientos y habilidades.

 

Con ese propósito nuestro gobierno ha ejecutado cientos de proyectos para el mejoramiento y la ampliación de la infraestructura escolar y así adecuar las escuelas a las exigencias de empleo de la computación en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

 

Amigos y amigas:

 

Este donativo de 15 mil computadoras se inscribe dentro de las relaciones bilaterales China – El Salvador, que establecimos en agosto del pasado año, y fortalece nuestro programa con un equivalente de 12 millones de dólares con el proyecto de Acceso a las Tecnologías de la Información.

 

Este mecanismo constituye un impulso significativo para ampliar el acceso y promover el uso responsable de las Tecnologías de la Información en el proceso educativo del país.

Una de las metas de mi gobierno ha sido siempre mejorar los niveles de igualdad social y desarrollo humano.

 

En ese sentido, hemos hecho grandes esfuerzos para ampliar el acceso a las tecnologías de la informática y las comunicaciones, que facilitan el desarrollo de capacidades y competencias en la población y así contribuir en mejores condiciones al progreso de El Salvador.

 

Amigas y amigos:

 

Este proyecto de Acceso a las Tecnologías de la Información es parte de los primeros frutos de la cooperación en esta materia que también beneficiará a los servicios de salud, agua potable, gestión de riesgo, y a la atención a becarios.

 

Iniciamos relaciones diplomáticas con la República Popular China, en un acto soberano, transparente, sin condicionamientos políticos y de mutua cooperación, con el beneficio de impulsar el desarrollo y progreso de ambos pueblos.

Desde que iniciamos relaciones diplomáticas con la República Popular China, el 21 de agosto de 2018, en un acto soberano y de mutua cooperación, desarrollamos una agenda común dirigida a fortalecer nuestras políticas sociales, que traen bienestar a la población salvadoreña.

 

En noviembre del año pasado, ambos gobiernos firmamos 13 acuerdos, siendo el más significativo el programa trianual de cooperación bilateral no reembolsable por un monto de 150 millones de dólares.

 

Reiteramos el agradecimiento al presidente de la República Popular China por este histórico gesto de solidaridad con el pueblo salvadoreño.

 

Queridos estudiantes, estimados docentes,

 

En 2009 iniciamos una nueva etapa en la educación pública salvadoreña. Por primera vez nuestras niñas y niños tuvieron garantizados sus uniformes, zapatos, útiles escolares, alimentación, vaso de leche, computadoras, y otros beneficios incluyendo mejores condiciones para el aprendizaje. Ese es nuestro gran legado.

 

En el pasado cuando me desempeñé como docente pude ver como muchos niños y niñas iban a las escuelas descalzos. Hoy la niñez y la juventud van a sus centros educativos en mejores condiciones. Ese es un pasado al que no podemos regresar.

 

Primero como ministro de Educación y ahora como presidente de la República, me satisface haber sido parte de los miles de hombres y mujeres que impulsamos los cambios para mejorar los niveles de inclusión y la calidad del sistema educativo del país.

 

Emprendimos la entrega de Paquetes de Escolares, que hoy se efectúa desde parvularia hasta el bachillerato. Entre otros beneficios, este programa dinamiza la micro y pequeña empresa dedicada a la confección de uniformes y calzados escolares.

 

Para mejorar la infraestructura de los centros escolares, sólo en este año invertimos y en esta gestión, más de 88 millones de dólares en la adecuación de espacios para cumplir con los requisitos integrales del aprendizaje.

 

En estos empeños ampliamos la posibilidad de la capacitación de los docentes, las cuales han beneficiado a más de 31 mil maestros de diferentes especialidades, incluyendo algunas históricamente desatendidas como primera infancia, el arte y la lengua náhuatl.

 

La creación del Instituto de Formación Docente permitirá alcanzar la excelencia de nuestra planta docente y la calidad educativa en todo el país.

 

Ahora la mitad de los centros escolares del país tienen acceso a internet. Además, contamos con una planta de ensamblaje de computadoras.

 

Creamos Universidad en Línea para ampliar el acceso a la educación superior y garantizamos la gratuidad en la Universidad de El Salvador para estudiantes del sistema público.

Hemos diversificado las vías de llevar conocimientos a la población, con la creación de la franja televisiva Tatuka, para la divulgación de contenidos educativos dirigidos a la niñez y la juventud, con el fin de potenciar sus conocimientos y sano entretenimiento.

 

Para garantizar el derecho a la educación a toda la población impulsamos el más grande programa de alfabetización en la historia de nuestro país.

 

Con el aporte de miles de voluntarios alfabetizamos a más de 300 mil salvadoreños, logrando erradicar el analfabetismo en 134 municipios y dos departamentos del país.

 

Creo firmemente en que El Salvador Alfabetizado es posible, y que estamos muy cerca de cumplir esa meta, los invito a continuar avanzando en este gran sueño del país para dignificar la vida de miles de personas que aún no pueden leer y escribir.

 

Pueblo salvadoreño:

 

Nos alegran los avances obtenidos en áreas prioritarias para el desarrollo de nuestro país.

Con mucho orgullo hoy podemos afirmar que la educación está al alcance de todos los salvadoreños.

 

Es innegable que la niñez y la juventud tienen hoy mayores y mejores oportunidades para superarse, y forjarse un futuro mejor.

 

Agradezco a todos sectores de la sociedad que trabajan y que nos han acompañado en estos cinco años para hacer de El Salvador una nación donde se cumpla el derecho fundamental de acceder a una educación digna, inclusiva y de calidad.

 

El reto que tenemos los salvadoreños y salvadoreñas es defender y ampliar los logros alcanzados. El desarrollo social debe continuar siendo una prioridad para El Salvador.

 

Continuaremos enarbolando las banderas de la igualdad, la justicia social, la equidad y la dignidad de nuestro pueblo.

 

Muchas gracias.