Print Friendly, PDF & Email
  • Este día celebramos un nuevo avance en el trabajo del gobierno en la formación de profesionales comprometidos con el progreso del país, la seguridad nacional y la tranquilidad de las familias.

Por ello me complace asistir a esta Ceremonia de Graduación del Vigésimo Séptimo Curso de Seguridad y Desarrollo Nacional, impartido por el Colegio de Altos Estudios Estratégicos “Unidos por El Salvador”.

Felicito a los 48 profesionales, civiles y militares, que culminan este postgrado. Les deseo muchos éxitos y reconozco con admiración el compromiso y la dedicación demostrada durante la preparación en esta área crucial para el progreso de nuestra nación.

Los graduados hoy contribuirán con sus conocimientos al funcionamiento del Sistema de Seguridad Nacional, orientado a impulsar el desarrollo del país.
Al egresar de esta institución ustedes están capacitados para crear y liderar estrategias y políticas de seguridad y desarrollo, pues poseen capacidades para analisis e interpretar el interés general de la sociedad, y establecer objetivos que aceleren el progreso económico, social y cultural de El Salvador.
Esta ocasión es propicia para reconocer la trayectoria del Colegio de Altos Estudios Estratégicos, en la formación profesional en materia de Seguridad, Defensa y Desarrollo Nacional.
Desde su fundación en el año 1993 por esta institución académica han pasado 26 promociones, lo que le ha hecho merecedora de altos reconocimientos a nivel nacional e internacional.
Es significativa la participación de 28 civiles en este postgrado, entre ellos 10 mujeres, provenientes de diferentes áreas, todos comprometidos a trabajar arduamente en el desarrollo y la seguridad de El Salvador.
Este Colegio de Altos Estudios Estratégicos tiene un gran impacto en la sociedad por la formación de profesionales analíticos y estrategas, que brindan su aporte a los esfuerzos que realizamos como gobierno por garantizar la seguridad y generar soluciones al fenómeno de la violencia, con el propósito de construir un país en paz.
Además, es parte de la constante modernización que experimenta la Fuerza Armada, en consonancia con los cambios y nuevos desafíos de la nación.
Felicito al personal del Comando de Doctrina y Educación Militar (CODEM) por el gran trabajo desplegado en la planificación y ejecución del Sistema Educativo de la Fuerza Armada, que garantiza altos estándares en la enseñanza militar salvadoreña.
La Fuerza Armada de El Salvador se caracteriza por su dinamismo y capacidad para trabajar desde diferentes frentes, en aras de asegurar la tranquilidad y bienestar de nuestro pueblo.

En ese sentido son significativos los resultados en el combate al narcotráfico. En los últimos años se han decomisado 20 toneladas de cocaína, con un valor superior a los 520 millones de dólares en los mercados ilegales.

Su compromiso con la nación se expresa, además, en la permanente y decisivo apoyo que brinda a la Policía Nacional Civil en tareas de seguridad pública.

Hoy tenemos mayor presencia de efectivos de seguridad en las comunidades, quienes velan por el bienestar de las familias y realizan su labor con estricto respeto a los derechos humanos y ciudadanos.

Ello se manifiesta en el alto grado de aceptación y confianza de la población hacia la Fuerza Armada, y su reconocimiento a la entrega y disposición de sus miembros para brindar auxilio en casos de emergencias.

También es loable el aporte de nuestra institución armada al mantenimiento de la paz internacional.

Extiendo mi reconocimiento y felicitaciones a los miembros de la institución castrense que se desempeñan en Misiones de Paz con la Organización de Naciones Unidas en países como Malí, Líbano, Sudan del Sur y el Congo.
Tenemos el orgullo de contar con una Fuerza Armada cada vez más inclusiva, que impulsa la participación de la mujer en los procesos educativos y amplía su presencia en sus filas.

Reafirmo mi respaldo al Ministro de la Defensa Nacional, a los miembros del Alto Mando y Comandantes de las Unidades Militares, y les reitero que seguiremos trabajando con dedicación para cumplir nuestra responsabilidad constitucional.

Continuaremos fortaleciendo y promoviendo la profesionalización de la Fuerza Armada, en su ruta por consolidar la paz en función del desarrollo nacional.

A todos los graduados del Vigésimo Séptimo Curso de Seguridad y Desarrollo Nacional les reitero mis felicitaciones.

La culminación de este proceso de estudios les acredita para trabajar y servir a su país en el vital tema de la seguridad y el desarrollo social.

Mi reconocimiento y agradecimiento a las autoridades del Colegio de Altos Estudios Estratégicos por la importante labor que realizan en la formación de profesionales consagrados a la defensa de la tranquilidad y progreso del país.

El Salvador demanda hombres y mujeres comprometidos con resolver los principales problemas que nos aquejan; ahora ustedes formarán parte de ese ejército de profesionales capaces y conscientes de su vocación de servicio al bien común.

Muchas gracias.

Graduación del XXVII curso de Seguridad y Desarrollo Nacional 03