Print Friendly, PDF & Email

Quiero comenzar expresándoles mis felicitaciones, porque el país a cuatro años de implementación del Plan El Salvador Seguro podemos resultados, pero también grandes desafíos.

 

Ayer estuve con varias instituciones firmando una Alianza Global para la Eliminación de la Violencia en Niñas, Niños y Adolescentes. Y era un espacio público recuperado, y ahí estaban niños, niñas, padres y madres de familia.

 

Eso es algo importante para el país, decir que las familias comienzan a recuperar sus espacios y a convivir, porque la familia es un sector decisivo para cambiar esta conducta de violencia que existe en el país.

 

Por ello, debemos sentirnos orgullosos, pero más que todo aquellos que han dado sus aportes sistemáticos, su presencia permanente en el Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia.

 

Ese es un esfuerzo que demuestra que el país, a pesar de los grandes desafíos y los grandes retos que tenemos, puede salir adelante cuando nos unimos. Y la unión nuestra permite que también nos acompañe la cooperación internacional.

 

Es también decisiva el hecho de que la cooperación haya orientado sus recursos al Plan El Salvador Seguro, eso le da mayor fuerza.

 

Tenemos que hacer un esfuerzo de comunicación más directa con el sector privado, para que también sus esfuerzos no sean dispersos, sino enfocados a estos esfuerzos.

 

La empresa privada desarrolla también acciones de prevención, que tienen que ver con mejorar los espacios públicos e invierte en la juventud, en la niñez.

 

Pero si lo orientáramos en el marco del Plan El Salvador Seguro,  tuviéramos más resultados en este esfuerzo.

 

Eso es importante, la recomendación de un acercamiento mayor hacia el sector privado, para involucrarse en este esfuerzo.

 

Los esfuerzos territoriales son determinantes, la unión no es solo entre gobierno nacional y actores sociales, empresariales y políticos a nivel nacional, sino que se expresa también en la localidad.

 

Y hay muchos alcaldes que le han puesto su propio sello a este esfuerzo en los 50 municipios priorizados, y eso también significa resultados.

 

Por eso este monitoreo es importantísimo, porque no solo detecta lo que hemos avanzado, sino los grandes desafíos que tenemos, porque esta es una política pública.

 

El Plan El Salvador Seguro es una política pública que tenemos que darle sostenibilidad en el tiempo, y eso requiere mucho del esfuerzo que demuestren los resultados de forma científica.

 

Y eso es lo que se ha hecho con este monitoreo, que basado en datos y en encuestas nos está proporcionando resultados importantes, y nuevos desafíos que tenemos como país.

 

Las instituciones como la Policía Nacional Civil, el Ministerio de Justicia y la UTE, que es el organismo coordinador de justicia, tienen que asumir un rol más determinante en hacer estas modificaciones que nos propone este monitoreo a largo plazo.

 

Por ello, yo quiero este día felicitar a los miembros del Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia, por este Informe de Monitoreo del Plan El Salvador Seguro.

 

Felicito y agradezco al equipo que ha hecho posible la realización de este informe.

 

Es gracias a este documento que podemos tener de forma detallada y en perspectiva el impacto del Plan El Salvador Seguro.

 

El Sistema de Monitoreo, diseñado e implementado por el Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia, es fundamental en la recolección de valiosos insumos que nos permitirán tomar acciones más eficaces en la estrategia de seguridad pública.

 

Quiero destacar el papel desempeñado por el Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia, que le ha llevado a convertirse en una de las principales instancias que promueve la unidad nacional, aglutinando a un vasto número de actores en busca de acuerdos para la creación de políticas sostenibles en materia de seguridad ciudadana.

 

En mi gobierno creemos que los espacios de diálogo y concertación con todos los sectores del país son fundamentales para la gobernabilidad democrática.

 

Es gracias al Consejo de Seguridad que pudo concebirse El Plan El Salvador Seguro, el cual tiene un significado sin precedentes en la historia de nuestro país y constituye la máxima estrategia de seguridad ciudadana a nivel nacional.

 

El Plan El Salvador Seguro reúne ideas y acciones propuestas por un conglomerado de sectores, que han logrado unificar esfuerzos y el sentir de toda una nación con el fin de erradicar el complejo fenómeno de la violencia.

 

En el Plan El Salvador Seguro se reafirma la voluntad y el compromiso de toda la población, involucrándose de lleno en las acciones implementadas en los territorios.

 

Esta disposición de la gente nos aproxima cada vez más a la meta por obtener mejores de niveles de paz y tranquilidad en nuestra sociedad.

 

Aprovecho para agradecer infinitamente a los organismos de cooperación que orientan fondos para el Plan El Salvador Seguro. Asimismo, a programas dedicados a responder a estos planteamientos.

 

También reconocemos el compromiso adquirido por los gobiernos y comités municipales de Prevención de la Violencia, que sin distinción de bandera política han articulado esfuerzos en las localidades en el marco del Plan El Salvador Seguro.

 

Este día, se ha destacado y por ello celebramos los logros registrados en la implementación del Plan El Salvador Seguro.

 

El informe presentado nos demuestra que la ruta correcta para hacer de El Salvador un país más seguro radica en un abordaje integral y consensuado.

 

La prevención de la violencia constituye una de nuestras principales apuestas.

 

Espero, ministro, que este informe se lo presentemos a la Asamblea Legislativa. Yo creo que en la Asamblea Legislativa tenemos que ser más conscientes de lo que requiere invertir en la prevención.

 

Tenemos ahí 13 millones que están parados, todos van para la prevención, van para el programa Jóvenes con Todo, es decir para darle oportunidad a los jóvenes, va para la atención a las víctimas.

 

Son recursos que ahí están, recursos que se lograron a través de la implementación de este impuesto para la prevención.

 

Nosotros vamos a trasladar este informe a la Asamblea Legislativa para que se analice y se vea la necesidad de enfrentar el fenómeno de violencia de forma integral, como aquí se ha planteado y focalizado.

 

Por ello, la prevención de la violencia constituye una de nuestras principales apuestas. Según el informe avanzamos firmes en materia de rehabilitación y promoción de los lugares públicos para convertirlos en verdaderos espacios comunitarios.

 

Muchas de las medidas del Plan tienen como objetivo la apertura de oportunidades para las y los jóvenes. A la fecha, se ha logrado la reducción del número de jóvenes que no estudia ni trabaja.

 

Además, se ha creado la estrategia de prevención de feminicidios y violencia contra la mujer que define la ejecución de acciones intersectoriales.

 

Sin duda, uno de los resultados más sobresalientes es el mayor control del sistema penitenciario. Con el corte de comunicaciones dentro de los centros penales se han reducido las órdenes para cometer delitos.

 

También hemos tomado en cuenta las recomendaciones que ha hecho tanto Naciones Unidas, como los organismos de derechos humanos, en revisar todas nuestras medidas extraordinarias, que están dirigidas hacia los centros penales que afectan el tema de ciertos derechos que tienen las personas.

 

Hemos revisado y estamos tomando medidas para que estas medidas que hemos tomado sean las más adecuadas, garantizando el respecto de los derechos humanos que tienen las personas.

 

Gracias al Plan El Salvador Seguro se ha posicionado en la agenda nacional el tema de la atención a las víctimas. Y por ello debo anunciar que, como Gobierno, estamos trabajando en un anteproyecto de ley y una política que atienda de manera integral a las víctimas de la violencia en el país.

 

El Plan ha sido fundamental para fortalecer los controles internos y externos de la actividad policial. Hemos reafirmado el respeto de los mandatos constitucionales para garantizar el accionar siempre dentro del marco de los derechos humanos.

 

Las claves en la implementación del Plan El Salvador Seguro son la focalización territorial, el trabajo interinstitucional y el enfoque integral en las acciones emprendidas.

 

Uno de los principales retos que tenemos para elevar los niveles de seguridad de las y los salvadoreños es profundizar el diálogo con los otros órganos del Estado.

 

Reconocemos que es necesario incrementar la participación de la empresa privada en procesos de prevención y reinserción en articulación con el Plan El Salvador Seguro.

 

Extiendo un sincero reconocimiento a todas las personas involucradas en la implementación del Plan El Salvador Seguro en los territorios priorizados: instituciones de gobierno, gobiernos locales, iglesias, academia y demás actores locales.

 

Reitero mi agradecimiento y felicitaciones al equipo que ha trabajado este informe de monitoreo, el cual nos permite analizar, evaluar y afinar la estrategia de seguridad implementa a través del Plan El Salvador Seguro.

 

Recibo este documento con mucho compromiso. y con la satisfacción de que estamos avanzando por la ruta correcta.

 

Continuaremos trabajando con toda la disposición y voluntad, guiados siempre por la misión de hacer de este país un lugar más productivo, educado y seguro.

 

Muchas gracias.