Print Friendly, PDF & Email
  • Quiero comenzar agradeciendo a todos ustedes que han viajado de distintos lugares del país, pero su presencia acá en esta aula magna de Cancillería es un signo del país que estamos construyendo y ustedes son actores de este país.

 

Como decía Bety tenemos que estar unidos para hacer valer esos derechos que se les han negado por mucho tiempo a ustedes, y su presencia indica que esta sociedad ahora es una sociedad que incluye, que no excluye.

 

Hay sociedades que excluyen a nuestros pueblos originarios, atentan contra nuestra identidad como nación.

 

Desde el 2009 hemos trabajado por construir esa nueva sociedad. Falta mucho por recorrer, pero ustedes han logrado muchas normativas, leyes, y se ha reformado la Constitución para hacer valer sus derechos.

 

También hemos trabajado en reconocer sus conocimientos en la medicina, por eso se ha implementado una política de salud en los pueblos indígenas y estamos reconociendo el derecho que ustedes tienen a la propiedad de la tierra, por eso el ISTA está entregando tierras a muchas comunidades indígenas, pero falta, falta demasiado.

 

Hoy estamos con este plan de acción, porque Naciones Unidas reconoce el esfuerzo hecho por ustedes especialmente y acompañados por el gobierno.

 

Son ustedes los actores de este plan, ahora este plan tenemos que volverlo realidad, no en un año, es un proceso, tenemos que seguirlo.

 

Por ello, yo les felicito porque realmente son ustedes los actores, en nuestro gobierno van a encontrar siempre el espacio y la oportunidad para dialogar, para conversar, para hacer valer sus derechos.

 

Esta sociedad que hemos construido es una sociedad en la que queremos que participe el ciudadano y ustedes como pueblos indígenas son ciudadanos de este país, además son nuestro origen, son nuestra cultura, tenemos mucho que aprender y recuperar esa parte identitaria nuestra.

 

Los felicito y les pido que se den un fuerte aplauso por su presencia, por construir este país diferente.

 

Ya ustedes escucharon al señor Canciller de la República hablar del proceso de elaboración del Plan. Por eso este Plan de Acción Nacional de Pueblos Indígenas que iniciamos hoy es otro avance de mi gobierno en la reivindicación de nuestros hermanos y hermanas de este sector tan esencial de la población salvadoreña.

Significa otro logro de nuestras políticas inclusivas, de justicia social y fortalecimiento de una democracia del pueblo y para el pueblo en El Salvador.

Desde el inicio de mi gestión nos esforzamos con positivos resultados en erradicar la exclusión y desventaja social, que históricamente han vivido diversos grupos poblacionales, entre ellos los pueblos indígenas.

A pesar de que nuestro país suscribió la declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas en 2007, no fue hasta el 2009 que con la llegada de los gobiernos del FMLN comenzamos a transformar esa realidad.

Las acciones, planes y políticas de nuestros gobiernos dirigidas a los pueblos índígenas, tienen el firme propósito de eliminar la violación de sus derechos en El Salvador.

Es por ello que en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 dejamos plasmado que el progreso de la población debe sustentarse en el desarrollo integral y plural, donde confluyan cultura, economía, medio ambiente y lo social.

La implementación del Plan de Acción Nacional permitirá dar cumplimiento a la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

El Plan es una herramienta imprescindible para implementar acciones encaminadas a valorar, respetar y reconocer el aporte fundamental del patrimonio cultural de la población indígena a la nación.

Este programa de acciones fue elaborado tras un amplio proceso de consultas con representantes de los pueblos originarios, en el que participaron también académicos, organismos internacionales de cooperación y medios de comunicación, entre otros, con el objetivo de sumar sus esfuerzos a esta estrategia.

Además, expresa el compromiso del Estado de generar acciones en favor de la protección de la integridad e identidad del pueblo indígena, con respeto a su cosmovisión, cultura y valores.

Asimismo, reconoce la necesidad de la activa participación de este importante sector poblacional en el desarrollo y el fortalecimiento de la democracia de nuestro país.

 

Amigas y amigos:

En los últimos años hemos impulsado un proceso para la reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas en El Salvador.

Con ese propósito en julio de 2014 se ratificó la reforma al artículo 63 de la Constitución, que establece la obligación del Estado de crear y ejecutar políticas públicas para fortalecer la identidad étnica y cultural, la cosmovisión, los valores y la espiritualidad.

Ese respaldo constitucional permitió crear documentos normativos y legislativos para promover y garantizar los derechos de los pueblos originarios.

Así se aprobaron Ley General de Cultura, con un capítulo dedicado a las poblaciones indígenas, y la Ley de Fomento, Protección y Desarrollo del Sector Artesanal.

También se crearon seis ordenanzas municipales sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, y diferentes mesas temáticas relacionadas con el medio ambiente, la agricultura, la ganadería y los derechos de esas poblaciones autóctonas.

Recientemente lanzamos la Política Nacional de Salud para Pueblos Indígenas y la Política Pública para Pueblos Indígenas.

Actualmente se encuentra en proceso de elaboración la Política de Mujeres Rurales, Indígenas y Campesinas El Salvador 2018-2030, para promover su desarrollo social, económico, político y cultural.

Todos estos esfuerzos se inscriben en la política de atención a sectores vulnerables como la niñez, la juventud, las mujeres, los adultos mayores y las personas con discapacidad.

 

Señoras y señores

Es satisfactorio presentarle al país este Plan de Acción Nacional de los Pueblos Indígenas, que unificará acciones para revalorizar, resguardar y promover el patrimonio cultural de la población indígena en el país.

Mi reconocimiento a ustedes por su larga lucha en defensa de nuestros valores identitarios, como el más preciado tesoro que tiene una nación.

Gracias a su perseverancia hoy podemos mostrar esta nueva conquista. Continuemos trabajando con el mismo empeño para no retroceder y avanzar en nuestras políticas sociales, que dignifican a los salvadoreños.

Los felicito, su lucha por la justicia, la equidad y la libertad, y sobre todo por sus valores, nos convoca y estimula a seguir avanzando en la construcción de un futuro de progreso y dignidad para todo nuestro pueblo.

Muchas gracias.

Plan de Acción de los Pueblos Indígenas 02