Print Friendly, PDF & Email
  • Antes de expresarle nuestra valoración de la importancia de esta entrega, haré efectivo un recado que traigo de Belice, donde nos reunimos los presidentes de Centroamérica y estuve conversando con el señor embajador nuestro allí.

Él me pidió encarecidamente que le expresara a todo el personal de FOSALUD su agradecimiento y el de todos los salvadoreños y salvadoreñas que están en Belice, porque sus atenciones han llevado salud a la mayoría de esa población.

Así es que felicidades, como ustedes ven este servicio de emergencia está a disposición de todos los salvadoreños.

En Belice hay alrededor de 80 mil salvadoreños, muchos de ellos ya tienen la doble nacionalidad, son beliceños y son salvadoreños, pero la atención de salud cuando llega el personal médico,  me contaban experiencias que hay médicos que han dado atención odontológica hasta 50 pacientes, es decir, la demanda es muy fuerte allá en esas comunidades, alejadas de los centros poblados.

Así que la atención hacia el personal es también por parte de los salvadoreños es algo importantísimo. Por ello están totalmente agradecidos.

Así que reciban este agradecimiento, pero más que todo es un reconocimiento al sistema de FOSALUD, lo que demuestra que es parte de la reforma de salud, que no solo abarca a los salvadoreños que residen en el país, sino también a los salvadoreños que están en cualquier lugar del mundo.

Por ello, este día mi gobierno fortalece la noble tarea de salvar vidas con la entrega de 15 ambulancias al Sistema Integrado de Emergencia Médica de FOSALUD.

La rápida y eficiente respuesta de los equipos de FOSALUD en estos momentos de angustia para las personas es un deber constitucional, que estamos cumpliendo con el profundo humanismo que caracteriza a nuestro gobierno.

La población responde con gratitud a esta mano solidaria que le llega cuando más lo necesita.

Por demasiado tiempo en la historia de nuestro país los servicios de salud pública le fueron negados al pueblo por gobiernos que descuidaron y obstaculizaron ese derecho humano fundamental, ignorando las demandas y necesidades de la gente.

En cambio, los gobiernos del FMLN asumimos junto al pueblo el desafío de transformar esa realidad y llevar los servicios médicos a todos los ciudadanos de forma gratuita y con calidad, una tarea a la cual no renunciaremos y continuamos consolidando.

La Reforma de Salud que iniciamos en el 2009 ha dado como resultado un sistema nacional más robusto, eficiente y capaz de atender a toda la población, especialmente a la más vulnerable.

En este esfuerzo por afianzar lo alcanzado y continuar el perfeccionamiento del sistema es necesario mejorar cada vez más la cobertura, la atención y reducir los tiempos de respuesta.

Dentro de estos empeños, el Fondo Solidario para la Salud es parte de un equipo nacional que lleva la atención médica a comunidades vulnerables y necesitadas.

Atender en el menor tiempo posible las emergencias es primordial para salvar vidas humanas. Por esa razón, es necesario contar con los medios adecuados para intervenir rápidamente en las situaciones que requieren una respuesta inmediata.

Las ambulancias que FOSALUD recibe hoy son parte de una donación del Gobierno de Japón y otras adquiridas por nuestro gobierno para sustituir el parque deteriorado.

Gracias a una inversión de más de 1.3 millones de dólares, FOSALUD agrega a su flota vehicular 15 nuevas ambulancias, que fortalecerán el Sistema Integrado de Emergencia Médica y permitirán más eficiencia en la tarea de salvar vidas.

Con estos vehículos serán beneficiadas más de 2 millones de  personas, quienes recibirán mejor atención, rapidez y eficiencia en los servicios médicos.

Las ambulancias están debidamente equipadas para brindar el soporte necesario a los pacientes durante los traslados desde las Unidades Comunitarias de Salud Familiar a los centros hospitalarios a donde sean remitidos.

Además, crearemos nuevos circuitos de recorrido en La Palma, Anamorós y Rancho Quemado, con lo cual se amplía la cobertura de atención.

Precisamente este aspecto es uno de los grandes resultados de la Reforma de Salud, gracias a que desde el 2009 duplicamos la cantidad de establecimientos médicos, lo que permite llevar la atención a los lugares más apartados del territorio nacional.

La población dispone ahora de nuevas y modernas instalaciones como el Hospital de La Unión, el de Zacatecoluca, el de la Mujer y el primer Centro Nacional de Radioterapia del país.

Asimismo, con una inversión de 258.6 millones de dólares se inició la construcción del nuevo Hospital Rosales y el de la zona norte de San Salvador.

Además, trabajamos con el Instituto del Seguro Social en la construcción y equipamiento de la Unidad Médica de Apopa, la entrega de ambulancias y la edificación del Hospital del Seguro Social en San Miguel.

El Sistema Nacional de Salud es cada vez más integral e inclusivo al contar con las Farmacias Especializadas, los Centros Oftalmológicos, mejor asistencia y una infraestructura adecuada para la atención a la maternidad y la primera infancia.

Eliminamos las llamadas cuotas voluntarias para acceder a los hospitales públicos, y logramos la Ley de Medicamentos, medidas  que permiten un ahorro a la economía familiar y facilitan el acceso de la población a las medicinas.

Reconocemos la valiosa labor que realizan los equipos de socorro de FOSALUD en casos de emergencia nacional, por su respuesta inmediata, atención de calidad y compromiso institucional.

Es una noble labor que merece la gratitud y el aplauso de toda la sociedad. Gracias, gracia a FOSALUD.

Gracias a la gran transformación que hemos realizado en materia de salud, incrementamos en un 40 por ciento las atenciones médicas.

Superamos la meta de los Objetivos de Desarrollo 2030, de la ONU de reducir la mortalidad materna a 31.1 por cada 100 mil nacidos vivos.

También, el país ha sido reconocido a nivel mundial por desarrollar un control y adecuado manejo de enfermedades como el Dengue y Zika.

Debemos defender estas conquistas y consolidar el derecho del pueblo a la salud universal, gratuita y de calidad.

Nuestro gobierno continuará fortaleciendo la salud pública y el desarrollo de un sistema más eficiente y capaz de resolver las necesidades de la población.

Sigamos esta senda que muestra resultados positivos desde las comunidades, donde las familias cuentan ahora con mejores servicios y profesionales integrales capaces de brindar una atención con la calidad y calidez que demanda y merece nuestro pueblo.

Muchas gracias.