Print Friendly, PDF & Email
  • Estamos en un tiempo especial, en el cual invade la alegría a todo el pueblo, las familias y los hogares.

 

Estas fechas son para compartir y convivir en familia, y ahora ustedes se sentirán más alegres porque se ha hecho realidad un sueño: ser dueños de su propiedad.

 

Como decía José Antonio el esfuerzo de ustedes es fruto de su lucha, no es un regalo, es un derecho por el cual han esperado muchos años. Nunca se han rendido, y eso es lo más importante para nuestro país, porque que ustedes representan la esperanza y la lucha.

 

Les pido un fuerte aplauso porque se lo merecen, por ustedes estamos acá, son derechos lo que hemos cumplido, no promesas.

 

Recientemente estuvimos en Cancillería con la mayoría de los pueblos indígenas dando a conocer un programa de acción para hacer valer sus derechos, ha sido olvidad nuestro idioma náhuatl y toda nuestra cultura ancestral. También de ellos es el derecho a las tierras de donde fueron expulsados, y ahora tienen derecho a recuperarlas.

 

Es eso lo que este gobierno ha implementado, no son regalías ni dádivas, son derechos humanos a la educación, la salud, el trabajo, la vivienda y una vida digna, derechos por los cuales hay que luchar siempre y por los cuales desarrollamos nuestro trabajo.

 

Al llegar al gobierno en el 2009 el sector agrícola, los campesinos eran la población mas pobre y olvidada, se había olvidado a la agricultura en este país, comprábamos maíz, frijoles tendiendo la tierra, la fuerza y la capacidad del pueblo para cultivar el maíz y el frijol, pero no se le estimulaba.

 

Eso es lo que empezamos a desarrollar con programas del Ministerio de la Agricultura para garantizar la seguridad alimentaria con maíz y frijol suficiente, hemos estimulado el cultivo con la asesoría del CENTA, con abonos.

 

Garantizamos también el derecho a la propiedad, porque donde viven tienen que tener su escritura de propiedad, por mucho tiempo habitaron esos predios pero sin documentos, ahora tienen esa seguridad jurídica, nadie los puede atropellar.

 

Eso es lo que hacemos ahora, justicia, derechos, tenemos que garantizar acceso a energía limpia, agua, vivienda digna, ayuda para construcción de viviendas, todo eso ha sido el esfuerzo de todos estos años.

 

Aquí también se destacan todas las instituciones del gobierno, todas han trabajado en ese propósito y por eso quiero unirme a las felicitaciones y aplausos a la presidenta del ISTA, Carla Alvanés, buscando la asesoría jurídica para la propiedad de sus tierras y también para el cultivo de esos espacios.

 

Es una visión integral para ofrecerles condiciones de vida, que requieran muchos esfuerzos en los que el ISTA ha trabajado y todo su equipo de trabajo.

 

Sé que es una gran alegría para todas sus familias, pues pasarán su primera navidad en un terreno que ya les pertenece, sin los temores de perderlo, pues tienen todas las garantías legales de su propiedad. Ya nadie se lo podrá quitar.

 

Pero también quiero decirles que no es un regalo, es un derecho de ustedes ganado en largas luchas y con sacrificios.

 

Este es el fruto de la tenacidad de ustedes y un deber del Estado que solo los gobiernos del FMLN han cumplido, porque las luchas de ustedes son las nuestras.

 

Por eso les pido que mantengan sus luchas y la unidad para que nadie les arrebate este derecho,

 

También les pido que no olviden nunca como era en el pasado y como es ahora, cuando tienen un gobierno que defiende sus derechos y los cumple.

 

En los dos gobiernos del FMLN hemos entregado más de 81 mil escrituras. Este sí es el gobierno del pueblo y de ustedes.

 

Amigas y amigos:

 

Con mucha alegría y satisfacción, este día entregamos escrituras de propiedad a mil 118 familias del occidente del país.

 

Celebramos con satisfacción junto a ustedes esta entrega porque a partir de hoy se suman a las 81 mil familias que, durante los nueve años de los gobiernos del cambio han sido beneficiadas con escrituras de propiedad de sus tierras.

 

De esta manera cumplimos un compromiso plasmado en el Plan Quinquenal de Desarrollo, guía de nuestro trabajo para esta nueva sociedad que estamos construyendo, con desarrollo del país y mayor bienestar para la población.

 

Con ese propósito hemos beneficiado a las familias campesinas con el otorgamiento de seguridad jurídica al legalizarles los terrenos que por años han habitado y trabajado.

 

Este es un éxito alcanzado gracias a la eficiente labor del Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA), de su presidenta, la licenciada Carla Alvanés, y todo su equipo.

 

Por años muchas familias campesinas han vivido en una incertidumbre jurídica, por ello los gobiernos del FMLN al asumir el poder comenzamos a revertir esa realidad, y hoy podemos afirmar que en los últimos nueve años hemos entregado una cantidad muy superior de escrituras que las otorgadas en los 20 años de ARENA.

 

Ha sido una ardua lucha por la justicia social, un país más equitativo y el respeto a los derechos de las mayorías antes excluidas.

 

Solamente en este 2018 legalizamos las propiedades de 6 mil familias, actividad que continuaremos el próximo año.

 

Esta política también ha beneficiado a 33 iglesias católicas y evangélicas, ubicadas en terrenos del ISTA, algo nunca visto en la historia de El Salvador.

 

Para cumplir este compromiso de asegurarles a ustedes el derecho a la tierra, mi gobierno profundizó y fortaleció el trabajo del ISTA.

 

Asimismo, hemos creado oportunidades con programas dirigidos a transformar la vida de miles de familias campesinas y empoderar a las comunidades.

 

Ejemplo de ello es el Programa de Desarrollo Agropecuario del ISTA, que ha beneficiado a más de 162 mil familias con la entrega de insumos agropecuarios para contribuir a su seguridad alimentaria.

 

También desarrolla acciones de protección al ganado mediante vitaminas inyectables que favorecen su crecimiento, y jornadas de vacunación para la prevención de enfermedades.

 

Nunca en la historia de El Salvador un gobierno ofreció tantas oportunidades a la participación de la población campesina para escuchar sus demandas y así integrarlas a los planes de desarrollo y al proceso democrático del país, a lo que contribuyen las reuniones vecinales, mesas temáticas y consejos consultivos. Aquí están presentes sus líderes, ellos hacen realidad la participación de ustedes.

 

Más de 110 mil personas han asistido a esos encuentros junto con funcionarios gubernamentales y municipales, en los que aportan sus experiencias e iniciativas con el fin coordinar acciones que mejoren su calidad de vida y el desarrollo de sus comunidades.

 

Es significativo el trabajo desplegado por el ISTA para empoderar a la mujer campesina, a través de los programas de inclusión de género que han capacitado a más de 25 mil personas.

 

Gracias a este esfuerzo muchas mujeres son ahora pequeñas productoras y propietarias de sus parcelas, comercializan sus productos y reciben capacitación en tecnologías y derechos humanos.

 

Junto con los esfuerzos por otorgar las escrituras de propiedad,  realizamos acciones con diferentes instituciones para facilitar el acceso a una vivienda y hábitat dignos.

 

En tal sentido, son más de 445 mil las personas beneficiadas con créditos, contribuciones, construcción de viviendas, mejoramiento del

hábitat, entrega de escrituras, regularización de lotes, construcción de infraestructura complementaria y obras de mitigación de riesgos.

 

También a través de ANDA logramos que más de 54 mil hogares tuvieran acceso al servicio de agua potable y una cifra superior a las 22 mil al de alcantarillado.

 

Otras 52 mil personas accedieron a servicios básicos del FISDL, como  agua potable y saneamiento.

 

Con el trabajo de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones, SIGET, y el FISDL 200 mil personas se benefician con proyectos de electrificación.

 

Son hechos que confirman el trabajo de mi gobierno para generar seguridad, bienestar y un mejor futuro para las familias salvadoreñas.

 

Por eso ver la alegría en sus rostros al recibir su título de propiedad es la confirmación de que vamos por el camino correcto.

 

Seguiremos trabajando para legalizar las propiedades de las y los salvadoreños que aún no las han recibido, como parte de las transformaciones que lleva a cabo el país para beneficiar a la población.

 

 

Queridas familias:

 

Es gratificante saber que sus fiestas de Navidad y Año Nuevo serán mucho más felices, gracias a que ahora cuentan con sus escrituras de propiedad.

 

El sentido de pertenencia y la unidad familiar son fortalecidas con estas nobles y justas acciones, que robustecen el tejido social y la convivencia en nuestra nación.

 

Los invito a seguir este rumbo hacia la prosperidad, en el que hemos avanzado como nunca en la historia, sin dar espacio al retroceso sino al progreso continuo de nuestro pueblo.

 

Muchas gracias.

Entrega de Escrituras de propiedad del ISTA en Santa Ana