Print Friendly, PDF & Email

La creación de la Política Nacional de los Pueblos Indígenas y su presentación hoy al país es uno de los actos de justicia más importantes en la historia de El Salvador, porque consolida el final de siglos de exclusión de este noble y valiente sector de nuestra población

 

Expreso mi reconocimiento a todas las comunidades y organizaciones de los pueblos indígenas por este logro, fruto de su esfuerzo y tenacidad.

 

Es el resultado de su lucha, justa y organizada a lo largo de muchos años, exigiendo su derecho a la igualdad, a la libertad de expresar su cultura y al respeto y protección de su integridad.

 

Mi gobierno se ha sumado a esa lucha. Hemos impulsado una gestión pública hacia los pueblos originarios que tiene como base el respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales, mejorando sus condiciones de vida y erradicando todo tipo de discriminación.

 

Asimismo, El Salvador se une a los esfuerzos latinoamericanos en la defensa de su identidad, reafirmando los derechos de las poblaciones ancestrales con la finalidad de conducir a nuestras naciones por el camino del progreso con dignidad e inclusión.

 

La Política Nacional de los Pueblos Indígenas representa el compromiso por el rescate de nuestra identidad y una acción trascendental en la historia de El Salvador. Reafirma la inclusión y la participación de los pueblos indígenas en el proceso democrático del país.

 

Nunca en la historia de esta nación habíamos tenido un avance tan significativo en cuanto a reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas como el que tenemos ahora, tras 10 años de gestión de los gobiernos del cambio.

 

Impulsamos las organizaciones indígenas y empoderamos a las comunidades, fortaleciendo su participación en la toma de decisiones del gobierno. Reafirmamos sus derechos a ser tratados con igualdad y a beneficiarse del desarrollo y el progreso del país.

 

Creamos la Mesa Multisectorial de los Pueblos Indígenas, un espacio que reúne a sus organizaciones y a instituciones gubernamentales. Uno de los logros de esta instancia inclusiva es la Política que presentamos este día.

 

Respaldamos la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y modificamos el artículo 63 de la Constitución de la República para establecer su pleno reconocimiento, comprometiendo al Estado a velar por los derechos de esta población.

 

En la Ley de Cultura aprobada en 2016 incluimos un capítulo sobre los derechos culturales de los pueblos indígenas, con especial atención a los derechos humanos, individuales, colectivos y a las libertades de estos.

 

Contamos también con seis ordenanzas municipales dirigidas a proteger y a atender los derechos de las comunidades indígenas.

 

Recientemente, presentamos la Política Nacional de Salud de los Pueblos Indígenas, una estrategia que concibe la salud de una manera intercultural, integrando y reconociendo su saber ancestral, curativo y preventivo con el sistema de salud pública.

 

 

Con este mismo compromiso, ahora presentamos al pueblo salvadoreño la Política Nacional de los Pueblos Indígenas, la cual establece principios rectores para llevar a cabo una gestión pública en favor de los Pueblos Indígenas.

 

Elaborada con una amplia participación, facilitada por la Mesa Multisectorial de Pueblos Indígenas, esta Política está basada en sus derechos y su cosmovisión, definiendo auténticas acciones sociales para transformar y reivindicar a este sector de la población que fue históricamente excluido del desarrollo del país.

 

La Política de los Pueblos Indígenas de El Salvador tiene un amplio contenido estratégico, orientado a mejorar el bienestar y la calidad de vida de nuestra población ancestral de acuerdo con su identidad.

 

También, define prioridades fundamentales como su desarrollo económico, social, cultural y de gestión medioambiental.

 

Esta Política nos demanda tomar medidas urgentes para proteger a la mujer indígena, brindándoles oportunidades de bienestar y mejorando su acceso a salud, empleo, educación y otros beneficios.

 

La cosmovisión indígena ha sido preponderante para la elaboración de esta Política, por consiguiente, esta posee la riqueza de los principios y las concepciones esenciales de los pobladores indígenas de El Salvador.

 

 

Amigas y amigos:

 

Uno de los objetivos del Plan Quinquenal de Desarrollo es acelerar el tránsito hacia una sociedad equitativa e incluyente. Para lograrlo, definimos entre nuestras líneas de acción garantizar los derechos de los grupos poblacionales prioritarios.

 

En nuestra forma de gobernar predomina la inclusión, el diálogo y la participación. Esto lo hemos demostrado con hechos.

 

En nuestro Gobierno reivindicamos a segmentos de la población históricamente marginados, como la niñez, la juventud, las mujeres y los adultos mayores. Reafirmamos sus derechos y estamos atendiendo sus necesidades específicas.

 

 

Hermanas y hermanos:

 

Este es un día histórico para El Salvador. Por primera vez un gobierno asume íntegramente la situación de los pueblos indígenas a través de una política pública que asegura sus derechos económicos, sociales y culturales.

 

Agradezco a las instituciones de gobierno, lideradas por el Ministerio de Cultura, que han hecho posible esta Política.

 

Reitero mi reconocimiento a las comunidades indígenas de El Salvador y a las organizaciones que les representan. Ustedes han mantenido una lucha incansable, digna de ser conocida en todo el mundo.

 

La presentación de esta política nos invita a abrazar nuestro legado cultural. Continuemos defendiendo nuestras raíces y el conocimiento de nuestros ancestros.

 

En los tiempos que vivimos, la sabiduría de los pueblos indígenas nos ayuda a fortalecer nuestro vínculo con el planeta y construir un desarrollo sostenible.

 

Tal como lo establece nuestra Constitución, El Salvador es un Estado multiétnico y pluricultural. Como firmes defensores de la democracia, tenemos el compromiso de respetar, promover y fortalecer la diversidad cultural con enfoque de derechos.

 

Este documento que hoy presentamos al país es la guía para asegurar los derechos de la población indígena.

 

Nuestro gobierno trabajará por continuar cumpliendo con los objetivos trazados y alcanzar un verdadero desarrollo sobre la base de la justicia, la equidad y la inclusión.

 

Muchas gracias.