Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén aseguró hoy que el gobierno y la sociedad salvadoreña están trabajando en conjunto para sentar las bases de un país que alcance la verdadera paz y armonía, al superar el preocupante y estructural problema de violencia y delincuencia.

En su discurso ante la Asamblea Legislativa, con motivo de su primer año de gobierno, afirmó a la nación que comparte “la profunda preocupación generada por la violencia”.

“Nos solidarizamos con las víctimas y sus familias, y reafirmamos nuestra determinación de actuar con firmeza para erradicar este mal”, expresó el jefe de Estado.

El presidente afirmó que aunque “no es tarea fácil” su administración ha asumido con firmeza el compromiso de construir una sociedad más segura, superando también “causas históricas, sociales y económicas” que están detrás del problema de violencia.

“Hoy vivimos un nuevo momento en la historia de El Salvador. Es tiempo de sentar bases sólidas y duraderas para una sociedad en paz y armonía. Con la voluntad de todo un país, tengo la plena confianza en que lo lograremos”, dijo el mandatario.

En este primer año de trabajo y bajo esta visión de unidad para resolver los grandes problemas del país, se creó el Consejo de Seguridad Ciudadana y Convivencia, donde participan empresa privada, alcaldías, iglesias, organizaciones sociales e instituciones del Estado; contando con asistencia técnica de las Naciones Unidas, la OEA y la Unión Europea, expresó.

Destacó que el Consejo elaboró al Plan El Salvador Seguro, que ya se está implementando en diez de los 50 municipios con mayores niveles de violencia.

Recalcó también el nombramiento del licenciado Hato Hasbún  como comisionado presidencial para la Seguridad, “con el fin de articular esfuerzos con todos los sectores y focalizar recursos del Ejecutivo para esos municipios”.

El gobierno, manifestó el jefe de Estado, se ha plantado firme “en las tareas de desarticular los grupos delincuenciales y dar tranquilidad a los territorios afectados por la violencia”.

“Con el fortalecimiento del Sistema de Investigación Criminal hemos combatido a más de 200 estructuras de pandillas y detenido a más de 10 mil pandilleros. Asimismo, iniciamos una profunda reestructuración del sistema carcelario trasladando a más de 2.000 reos a diferentes centros penitenciarios y a delincuentes de alta peligrosidad al penal de máxima seguridad en Zacatecoluca”, expresó.

El estadista hizo una mención especial “al destacado trabajo de la Policía Nacional Civil bajo la filosofía de Policía Comunitaria, que abarca el 90 por ciento del territorio nacional, y la disposición permanente y despliegue de la Fuerza Armada en apoyo a tareas de seguridad pública en lugares donde sea necesario”.

 

También agradeció a la Asamblea Legislativa por la aprobación de la Ley Reguladora de Uso de Vigilancia Electrónica y la Ley Antiextorsiones, así como las reformas que endurecen las penas para los que atentan contra la vida de servidores públicos.

 

“De igual manera es vital la aprobación de los préstamos relacionados al tema de seguridad. Les hago un llamado a brindar su respaldo para los que aún no han sido aprobados”, dijo el presidente al dirigirse a los diputados y diputadas.

 

“Debemos estar seguros de que cuando actuamos como país podemos asegurar a nuestras familias el derecho a vivir en paz”, aseguró el gobernante en su discurso a la nación.

 

San Salvador, 1 de junio de 2015.