Print Friendly
  • Queridas familias
    Permítanme expresar lo que ustedes significan para el país, esta es una muestra de fe, pero es una muestra de organización y de lucha

Yo creo que el país les debe a ustedes, muchas historias habrán dentro de las familias, todo lo que han sufrido a lo largo de estos años, pero nunca perdieron la fe en que se iba a lograr que un día iban a ser propietarios de ese espacio que han habitado por muchos años.

Esos aplausos son para ustedes, ustedes son un ejemplo para el país, mantengan esa organización.
No está resuelto todo, este es un paso en la entrega de la propiedad, pero tenemos que garantizar que en este país las familias y sus hijos tengan un presente digno, un futuro de prosperidad.

Por ello tenemos que asegurar la educación en el país y tenemos que garantizar la salud en el país, para que tengamos una niñez y una juventud con mucho conocimiento, para que prospere El Salvador.

Pero no solo eso también, una juventud y una niñez sana, y una familia sana. Es una lucha permanente y un esfuerzo permanente.

Quiero decirles, que a pesar de las dificultades, vamos a continuar con todos estos programas de educación, con el paquete escolar, vamos a seguir entregando alimentos en las escuelas y vamos a seguir entregado gratuitamente la salud.

Aunque tengamos bloqueo por parte del partido ARENA, aunque tengamos esos bloqueos que nos impide tener los recursos suficientes, vamos a empeñarnos en que continúen esos programas, porque el país para prosperar y desarrollarse necesita niveles de educación superior.
También necesita garantizar los derechos, ahora estamos garantizando un derecho a la propiedad y a una vivienda, una vivienda digna.

Se hacen esfuerzos con recursos de FONAVIPO para construir viviendas, y entregar créditos y contribución para reparar o construir.

Sobre esto quiero decirles, que en el gobierno hay un equipo con mucha eficiencia, eficacia y dedicación, que es lo más importante.

Esta entrega de escrituras es el esfuerzo de todos ellos, es el esfuerzo del presidente de CEPA, del ministro de obras públicas, del presidente del ILP, de FONAVIPO.

Todas estas instituciones tienen que ver en este proceso, pero este proceso tampoco es realidad si el Estado como Estado no se une.

Por eso agradezco al señor alcalde en funciones Salvador Lovo su presencia, porque gobierno central, municipalidades y comunidades tenemos que estar unidos para enfrentar estos retos que tiene el país.

Este es un esfuerzo de lucha, de la Asamblea Legislativa, por eso pido un aplauso para todos los diputados que están aquí presentes.

Porque para legalizar y entregar la escritura, nosotros necesitamos decretos legislativos y este esfuerzo que estamos haciendo ahora es producto de este decreto 505, que ya se refirió el presidente de FONAVIPO.

Fue un decreto que se emitió en noviembre del 2013. O sea, que nuestro gobierno a partir del 2014 tuvo que iniciar la concreción de este decreto, partiendo con todos los procesos técnicos que hay que llevar adelante a través de todas las instituciones, que necesitan estar bien coordinadas y tener los recursos para hacer procesos efectivos, vinculados al territorio.

Ustedes saben tanto del proceso que han seguido para al final obtener la escritura, no es un proceso de días, sino un proceso de meses y de años.

Y el esfuerzo que estamos haciendo con el decreto 505 en relación con alrededor de 79 kilómetros de la línea férrea, podamos hacer realidad en Santa Ana la entrega de escrituras.

También estamos trabajando en San Salvador para entregar escrituras y continuamos haciéndolo aquí en Usulután y en San Miguel, y pronto vamos a estar en La Unión entregando también certificados de propiedad.
Es todo un proceso, pero requiere una voluntad, y esa voluntad es cuando un gobierno se compromete a ser respetuoso de los derechos de las personas, los derechos humanos son lo fundamental para un gobierno, es la guía para un gobierno.

Por eso, quiero saludar al ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, al señor director ejecutivo de ILP, David Hernández, a los miembros del Gabinete de Gobierno que están aquí, al gobernador departamental de Usulután, a la señora María Alicia Díaz, beneficiaria de la Comunidad de Los Remedios.

También a unas personas que tienen esa capacidad de liderar, que se han puesto al frente, no ahora, sino de muchos años, a los miembros de la Mesa Nacional de la Línea Férrea, realmente ellos son los que han estado liderando este esfuerzo. Y ese esfuerzo es el que ahora está llevándose a una realidad.

Por ello, hoy es un día muy especial porque le entregamos la escritura que los declara legítimos dueños de sus terrenos tras largos años de lucha y espera.

Los felicito por su lucha y tenacidad, que les permitió alcanzar esta nueva victoria, porque cuando un pueblo se mantiene firme y unido en defensa de sus derechos no hay nada que lo detenga.

Para mi gobierno es cumplir con el deber de hacer justicia a un sector antes excluido de las políticas públicas, al que hoy le entregamos sus escrituras de propiedad, que les abre nuevas oportunidades para vivir en absoluta seguridad jurídica.

Un saludo especial a todas las comunidades presentes y que ahora van a recibir su escritura.

También un saludo a todas las comunidades que están a la espera de esa entrega de escritura, estamos trabajando, pero necesitamos de su esfuerzo, que mantengan esa fe y sigan organizados.

Este es un triunfo muy merecido, por lo que saludo a la Mesa Nacional de la Línea Férrea, a los líderes locales, y especial a la participación de la mujer en las ADESCO y organizaciones comunitarias.

Aquí, al estar frente a ustedes, la mayoría de los rostros son mujeres, eso es importantísimo para el país, nosotros necesitamos dignificar a la mujer, y ustedes están dignificando a la mujer, un fuerte aplauso también para todas las mujeres que están acá.

Los invito a que se mantengan siempre juntos, con ese espíritu por el bienestar de sus familias.

Ahora pueden estar seguros de que la tierra que han habitado y cultivado, durante mucho tiempo les pertenece con todas las garantías de la ley de nuestro país.

Esta es una deuda histórica que saldamos bajo la misión inclusiva de nuestro gobierno.

Ser legalmente el propietario de su terreno, significa un derecho fundamental para vivir con dignidad, es una oportunidad para progresar y que sus hijos e hijas puedan alcanzar sus aspiraciones.

Amigas y amigos

Nos satisface entregar este día a través del Fondo Nacional para la Vivienda Popular, 617 escrituras de propiedad y 6 subsidios, para construcción de viviendas que benefician a familias en comunidades de los departamentos de San Miguel y Usulután.

Estamos hablando de más de dos mil salvadoreños que vivirán con la seguridad jurídica de sus terrenos, derecho que garantizamos con nuestras políticas de gobierno.

Bajo el Decreto 505 se han recuperado 79 kilómetros en 6 tramos ferroviarios sin utilidad, donde habitan 51 comunidades de los departamentos de La Unión, San Miguel, Usulután, San Salvador y Santa Ana.

Estamos invirtiendo 1.5 millones de dólares en todo el proceso de legalización de estos terrenos a nivel nacional.

Con la entrega de hoy, son mil 576 familias de 10 comunidades las beneficiadas con escrituras de propiedad en los tramos férreos de San Miguel y Usulután.

Continuamos, ya ustedes dijeron que hay que continuar y continuamos con los procesos técnicos para la legalización de los tramos desafectados.

Y también, anunciarle a La Unión que vamos avanzando, tenemos un buen ritmo y que pronto estaremos ahí entregando las escrituras.

Esta ardua y compleja labor de los equipos de trabajo de todas las instituciones involucradas merece nuestro reconocimiento y felicitación.

Nuestro gobierno dispone de políticas respaldadas por el consenso popular y orientadas a garantizar viviendas dignas en comunidades seguras y en paz.

Queridas familias

Nuestro gobierno ha invertido más de 7 mil millones de dólares para el desarrollo social, ese desarrollo que tiene que ver con la salud, con la educación, la vivienda, con el combate a la pobreza, la mayoría del presupuesto nacional va dirigido hacia mejorar las condiciones de vida de las familias.

Vale la pena recordar que durante nuestros gobiernos hemos entregado más de 6 mil 235 escrituras de propiedad.

Durante nuestra gestión hemos invertido 45 millones de dólares con los programas sociales de FONAVIPO para favorecer a 76 mil 738 familias con créditos y contribuciones para el mejoramiento o construcción de vivienda, entrega de escrituras y otras acciones.

Felicito nuevamente a las familias beneficiadas y a todas las comunidades de la Línea Férrea, por ser ejemplo de lo que se puede lograr cuando la gente se une y defiende sus derechos.

El compromiso es ahora, sumar esfuerzos para la prosperidad de sus familias y comunidades.

Cuenten siempre con nosotros en cada tarea que emprendan por su bienestar y su dignidad.

El esfuerzo de ustedes debe inspirar a todos los sectores de nuestra sociedad, para construir un país donde la población tenga mejor calidad de vida y nuevas oportunidades.

Encontrar soluciones a los grandes temas de nuestro país requiere la voluntad de trabajar unidos.

Esta entrega de escrituras confirma que vamos por la ruta correcta de la cual nadie nos podrá apartar, porque se trata de la felicidad de nuestro pueblo salvadoreño.

Muchas gracias.