Print Friendly, PDF & Email
  • Señoras y señores:

 

  • Esta semana ha sido una semana de reflexión sobre un tema que preocupa al país y sigue preocupando al país: el tema de la inseguridad ciudadana.

 

También esta semana nos ha permitido conocer más a fondo las experiencias exitosas de que el país no está cruzado de brazos. El país no se ha rendido, el país está unido, enfrenta y obtiene resultados para mejorar la seguridad ciudadana y llevar tranquilidad a las comunidades.

 

Es un cierre de semana exitoso, al hacer este reconocimiento, extensivo al Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, que en su cuarto aniversario ha mostrado lo que se puede hacer, primero, cuando se pone interés, visión y para analizar la realidad de El Salvador en cuanto al tema de seguridad y a partir de esa realidad, por dura que sea esa, construir los caminos y ese camino ha sido el Plan El Salvador Seguro.

 

Un plan reconocido mundialmente y aquí en El Salvador, que ha integrado al país, a la comunidad, a la familia, a los gobiernos municipales, al gobierno central para trabajar en esos ejes establecidos en el Plan El Salvador Seguro.

 

Y dentro de ello, todo el tema de definir como eje transversal a la prevención y la convivencia. El tema de la prevención y la convivencia que es lo que al final va a determinar la recuperación de ciertas comunidades, que se encuentran en una situación de conflictividad interna.

 

Este día se han galardonado aquellas experiencias exitosas, hay muchas experiencias, pero hay experiencias que son exitosas y hay que estimularlas para que se sigan desarrollando y puedan ampliarse a todo el país.

 

Este Plan El Salvador Seguro, como ya lo decía el señor Christian Salazar, nos ha permitido que el secretario general de las Naciones Unidas nombre a una comisionada de la Policía Nacional Civil, Alicia Méndez, como constructora de la paz.

 

Son 10 en el mundo y ahí hay una salvadoreña de la Policía Nacional Civil, y todo ello es posible gracias a este esfuerzo del Consejo y a esta capacidad que tuvo de construir y darle seguimiento, adecuar los lineamientos que no eran correctos, evaluarlos permanentemente y hacer las modificaciones y los cambios que permitan llevar adelante este esfuerzo.

 

Yo quiero decirles que hemos tenido la buena noticia de parte de los señores diputados de la Asamblea Legislativa, que el miércoles aprobaron la contribución especial, o sea, esa contribución que existe en el país, que proporciona la implementación del plan más de 124 millones de dólares al año.

 

Y recientemente se hizo una distribución de alrededor de 22 millones 800,000 dólares y dentro de ellos la mitad es para prevención, prevención que va a llevar adelante el Viceministerio de Prevención social, la Policía Nacional Civil, que también actúa en la parte de la prevención, y el INJUVE, Instituto Nacional de la Juventud, ellos van a implementar ese esfuerzo.

 

Esperamos que cada vez más nosotros, la sociedad, todo el Estado, todos sus organismos vayan tomando conciencia de la importancia que tiene la prevención y la convivencia, para llevar mayor tranquilidad y hacer una verdadera recuperación de las comunidades

Felicito a las 6 experiencias galardonadas con el reconocimiento que otorga el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia por su importante aporte a los proyectos y programas desarrollados bajo la implementación del Plan El Salvador Seguro.

Agradezco su compromiso, esfuerzo y dedicación, que fortalece la seguridad ciudadana y la prevención de la violencia en nuestro país.

Igualmente, nuestras felicitaciones a los 6 proyectos que recibieron una mención honorífica, y a las 51 iniciativas que fueron postulados para este reconocimiento.

Les invito a que continuemos trabajando, innovando y desarrollando estos programas, que buscan asegurar la tranquilidad en las comunidades.

La labor de ustedes es un aporte valioso que contribuye a transformar nuestra sociedad, mejorando los niveles de paz, tranquilidad y convivencia.

Los proyectos y programas desarrollados enfrentan el fenómeno de la violencia de manera integral, enfatizan en la prevención y la convivencia, y tienen un impacto positivo en las comunidades en la medida en que fortalecen áreas como los emprendimientos, la empleabilidad, deportes, desarrollo infantil, atención a víctimas, arte, cultura y la recreación.

Reconocer las experiencias exitosas del Plan El Salvador Seguro nos ayuda a generar una cultura de planificación, y a sistematizar y generalizar las acciones de prevención, seguridad y convivencia ciudadana.

Es una forma de motivar a todos los sectores involucrados en la estrategia de seguridad nacional para dar continuidad a estos proyectos que empoderan a las comunidades, y nos dan la posibilidad como sociedad de unirnos en una causa común en aras del desarrollo y el mejoramiento de la calidad de vida de miles de familias.

Reconocer públicamente el éxito que han tenido estos proyectos y programas es una muestra de que el Plan El Salvador Seguro avanza y se posiciona como una estrategia histórica, que ha logrado unir a nuestro pueblo en el anhelo por una sociedad más pacífica.

Las experiencias exitosas del Plan El Salvador Seguro son un verdadero ejemplo de cohesión social que incentivan la participación ciudadana y potencian el trabajo del Gobierno en materia de seguridad.

Esperamos que estos galardones refuercen aún más nuestro compromiso de trabajar unidos y de manera articulada Estado, comunidad, sector privado, iglesias, agencias de cooperación, municipalidades para vencer el flagelo de la violencia y contribuir de esta manera a reducir la inseguridad en nuestro país.

Amigas y amigos:

El reconocimiento que reciben hoy les acredita como impulsores de una nueva cultura de paz y embajadores de un nuevo tiempo de convivencia ciudadana, que estamos logrando a través de la implementación del Plan El Salvador Seguro.

Todos los programas y proyectos reconocidos este día tienen en común su afán de promover valores humanos fundamentales para la seguridad y la convivencia, como el respeto, la honestidad, la tolerancia, la hermandad y la solidaridad.

Nuestro deseo es que estas y otras experiencias exitosas puedan replicarse y adaptarse a otros municipios, que también trabajan por elevar por la seguridad y la prevención de la violencia.

Desde que iniciamos la implementación del Plan El Salvador Seguro la tasa de homicidios a nivel nacional la disminuimos en un 42 por ciento. Y en los municipios priorizados esta cifra se redujo aún más.

El éxito de este plan consiste en su estrategia integral donde resaltan las acciones de prevención como las oportunidades educativas, de empleo e inserción productiva, la dinamización de espacios públicos, la atención a víctimas y el fortalecimiento institucional.

Precisamente, la prevención es el eje transversal del Plan El Salvador Seguro, y debe continuar siendo nuestra mayor prioridad a corto, mediano y largo plazos. La prevención es fundamental porque activa la participación ciudadana y empodera a las comunidades.

En la medida que realicemos más esfuerzos y destinemos más recursos a la prevención, el Plan El Salvador Seguro dará mayores resultados.

Agradezco a los miembros del Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia por su incondicional respaldo a la transformación de nuestro país, y por el riguroso trabajo de selección realizado que nos permite entregar hoy este reconocimiento a los programas y proyectos más exitosos implementados en los territorios.

Mi gratitud también a las diferentes agencias de cooperación internacional que apoyan las labores del Consejo desde su creación.

Especialmente, reitero mis felicitaciones a todas las personas involucradas en los proyectos galardonados este día. Sus experiencias positivas son importantes para continuar avanzando en la implementación del Plan El Salvador Seguro.

Esperamos que estos galardones refuercen aún más el trabajo unido y articulado para vencer el flagelo de la violencia y contribuir de esta manera a reducir la inseguridad en nuestro país.

El compromiso de mi gobierno es continuar ampliando la ejecución del Plan El Salvador Seguro como un modelo de gestión participativa y articulada en los territorios, en aras de seguir construyendo juntos el país seguro, unido y próspero que todos queremos.

Estos programas que ustedes han aplicado exitosamente son un valioso legado a nuestro pueblo que tenemos que defender, porque son la base de una nueva cultura de convivencia, de trabajo unido por la paz y seguridad de la población, cuya construcción iniciamos en nuestro gobierno.

El Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia fue la primera instancia de diálogo y concertación de toda la sociedad que creamos al inicio de mi gestión, con la convicción de que cuando nos unimos, los salvadoreños podemos enfrentar con éxito todos los problemas del país.

Su principal aporte, El Plan El Salvador Seguro, goza de un amplio reconocimiento nacional e internacional por su enfoque integral en el abordaje de la violencia y por haber sido construido con la participación de los distintos sectores de la sociedad en el marco del Consejo Nacional.

Todos los que hemos participado en las labores del Plan El Salvador Seguro, surgido del consenso de todos los sectores de la sociedad, debemos defender este legado, porque en este tenemos la mejor herramienta para la paz, tranquilidad y progreso de las familias salvadoreñas, de nuestra nación.

Mi gobierno trabajará hasta el último minuto de su mandato para continuar avanzando en esos nobles propósitos que hacen a El Salvador un país seguro.

Muchas gracias.

RECONOCIMIENTOS A LAS EXPERIENCIAS EN LA IMPLEMENTACION DEL PLAN EL SALVADOR SEGURO (1)