Print Friendly, PDF & Email
  • Amigas y amigos:
    Este día queremos dar esta buena noticia al país, del compromiso de mi gobierno de continuar contribuyendo para que la agricultura sea parte de la transformación productiva que este país necesita.

Necesitamos transformar este país para generar mayor capacidad de inversión en temas sociales.

Recientemente estuve acá entregando becas a jóvenes del programa Jóvenes con Todo, que ahora se encuentran entre los alumnos de la Escuela nacional, y me satisface saber que en la juventud salvadoreña le están apostando a desarrollar la agricultura del país como un factor de crecimiento y desarrollo.
Este espacio que ahora inauguramos es una obra que tiene que ver también con nuestra historia, por eso se llama Auditorio Los Próceres, porque la historia del país está vinculada a la agricultura. Somos un país que nacimos de la agricultura, crecimos y nos hemos desarrollado.
Para nosotros es importantísimo, no solo formar a los que van a conducir y dirigir la obra productiva agrícola en el país, y darle los mayores conocimientos, los mayores espacios, sino también generar las oportunidades para que ustedes puedan desenvolverse.
Por ello les felicito y pido un fuerte aplauso para estos alumnos que han tomado la decisión de apostarle a la productividad del país.
Con satisfacción, les decía, comparto nuevamente con ustedes una buena noticia para esta prestigiosa Escuela Nacional de Agricultura “Roberto Quiñonez”, formadora de profesionales para uno de los sectores claves de la economía de El Salvador.
Hace menos de un mes, el 14 de marzo, entregamos aquí becas para los estudiantes como parte del programa Jóvenes con Todo, del INJUVE.
Hoy, me uno a la alegría de los estudiantes y docentes de la ENA por la restauración y mejoramiento del Auditorio Los Próceres, un emblema de esta institución.
Es para mí un enorme placer compartir con ustedes en este espacio, donde han estudiado varias generaciones de profesionales incorporados al desarrollo agrícola del país.
Este es también un acto de reencuentro y reconocimiento a los que hicieron posible la construcción de esta obra en 1956.
La recuperación del Auditorio Los Próceres tiene un profundo significado para El Salvador.
En 2005, CONCULTURA nombró este edificio Monumento Relevante, por su preciado valor para la identidad nacional y su singular diseño arquitectónico.
Nuestro deber es proteger y conservar este edificio como una herencia cultural de todos los salvadoreños.
Este auditorio fue diseñado como área de convivencia para que estudiantes y docentes tomaran sus alimentos. Pero, con el tiempo, la falta de mantenimiento y los terremotos del 2001 lo hicieron inhabitable.
Ahora, con la reconstrucción del auditorio revitalizamos la imagen de la Escuela Nacional de Agricultura, fortaleciendo su infraestructura y beneficiando a sus más de trescientos estudiantes, que a partir de este día tendrán un espacio adecuado y digno para su esparcimiento y convivencia.
Además de la restauración del auditorio, hemos mejorado y ampliado otras áreas como panadería, cocina, techo y servicios sanitarios.
Esta obra es posible gracias al trabajo y la participación de personal de SECULTURA, el Ministerio de Agricultura y de la ENA, y fondos de FANTEL.

Queridos estudiantes y docentes:
La transformación productiva del país que hoy impulsamos tiene como fundamento fortalecer sectores prioritarios como la agricultura, el más dinámico de la economía nacional y base de nuestro desarrollo.
Para ello mi gobierno ha reforzado a la Escuela Nacional de Agricultura con mejores condiciones para que eleve los niveles de calidad en la formación de profesionales y aporte al desarrollo agrícola del país.
Con esta convicción, el pasado 14 de marzo entregamos 43 becas del programa Jóvenes con Todo para consolidar una de nuestras prioridades de gobierno: la formación especializada de la juventud salvadoreña para garantizarle oportunidades de empleo y de progreso en la vida sobre bases seguras.
La juventud necesita de una educación de calidad, y oportunidades, pero además, no solo prepararse, sino que necesita empleos.
Por ello para mí ha sido gratificante encontrar a un técnico en agronomía, que es parte de los graduados del ITCA- FEPADE por la generosidad de las becas Jóvenes con Todo.
Jóvenes con Todo es un proyecto dirigido a los jóvenes, y dirigido a generarles oportunidades de emprendimiento, de educación, pero especialmente oportunidades de empleo.
Ese es el esfuerzo que hacemos también con ustedes. Esperamos que al graduarse generarles las oportunidades para que pongan sus conocimientos en función del desarrollo del país.
Con ese beneficio de las becas les damos la oportunidad de superarse y ser profesionales capaces de conducir a este país por la ruta del progreso.
Para nuestro gobierno, el futuro de El Salvador se sustenta en la educación de los jóvenes.
Por eso nos satisface y motiva saber que aumenta cada vez más la demanda de la juventud salvadoreña de estudiar la carrera agrícola.
El Salvador atraviesa un proceso de transformación productiva y social. En ocho años de trabajo logramos hacer de la agricultura uno de los sectores económicos de mayor crecimiento.
La política de reactivación de la agricultura ha permitido avanzar en temas como seguridad alimentaria, adaptación al cambio climático y desarrollo rural.
Precisamente, el próximo 25 de abril inicia la entrega de paquetes agrícolas para beneficiar a 408 mil familias con un programa que se propone superar la cosecha 2017-2018.
Para la reactivación del café invertimos en el combate contra la roya, en la renovación del parque cafetalero y en la especialización técnica para elevar su producción.
También impulsamos diversos cultivos como el cacao, el plátano y el marañón.
El cultivo de cacao, por ejemplo, creció de 790 a nueve mil manzanas. Además, se está creando la plataforma tecnológica del cacao.
Este apoyo de nuestro gobierno al agro permite elevar la producción y asegurar la estabilidad de los precios de la canasta básica.
Gracias al dinamismo del sector agrícola, los granos básicos como el maíz, el arroz y el frijol, mantienen estables sus precios, con beneficios para productores y consumidores.
Seguiremos trabajando por la seguridad alimentaria de nuestro país, lo que significa generar los productos necesarios y cuidar la calidad de los alimentos que llegan a la mesa de las familias salvadoreñas.
Con ese objetivo damos un nuevo impulso al Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdoba”, CENTA, con mejores laboratorios que garanticen seguridad alimentaria y nutricional para la población.
Además, fortalecemos el complejo de instituciones dedicadas a la investigación, producción y desarrollo de la agricultura.

Amigas y amigos:
Reafirmamos nuestro respaldo a la Escuela Nacional de Agricultura por ser una institución de gran trayectoria que brinda educación de calidad, y forma profesionales capaces para enfrentar los desafíos de la producción agrícola y la sustentabilidad ambiental.
A los estudiantes de la ENA los felicito y les agradezco por el empeño demostrado en su formación profesional.
Ustedes desde ya son actores y responsables de un sector estratégico de la economía nacional: la agricultura.
Mi reconocimiento también a los docentes y todos los trabajadores de la ENA por su valiosa labor.
En los actuales momentos se necesita mucha capacidad y tenacidad, y estoy seguro de que ustedes son portadores de esos valores para sacar adelante al país.
Como gobierno continuaremos proporcionándoles todas las condiciones para que puedan desarrollarse en el futuro como mujeres y hombres de bien, comprometidos con el bienestar de sus familias y la nación.
Muchas gracias.