Print Friendly, PDF & Email
  • Señoras y Señores:
  • El Informe sobre el Desarrollo Humano en El Salvador, que este año pone el énfasis en la juventud, cuyo desarrollo y progreso son una de las máximas prioridades de mi gobierno.

 

Este trabajo ha sido desarrollado bajo el enfoque y lineamientos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que busca mejorar la calidad de los pueblos del mundo.

 

El desarrollo humano en El Salvador es la meta principal trazada en nuestro Plan Quinquenal de Desarrollo para satisfacer las necesidades y aspiraciones de una vida mejor de la población salvadoreña.

 

Nuestro desafío es lograr un desarrollo sostenible para el futuro de la nación, que nos permita legarle a las nuevas generaciones un país próspero y equitativo.

 

Hemos avanzado en el cumplimiento de los objetivos de la agenda de desarrollo, empeñados en erradicar la pobreza, la violencia y la exclusión, y mejorar la calidad de vida, conquistar la igualdad y la justicia social.

 

La presentación de este informe nos permite conocer lo realizado hasta el momento y evaluar los retos, con el fin de fortalecer nuestro trabajo y acercarnos al cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

 

Este informe está dedicado a la juventud y enfatiza en la necesidad de impulsar la educación, el empleo, la equidad, la convivencia, la cultura de paz y el empoderamiento.

 

Invertir en oportunidades y bienestar para la juventud es la base para el desarrollo de El Salvador, y significa potenciar esa fuerza transformadora que contribuirá a elevar los niveles de desarrollo humano en el país.

 

Vale destacar que el Índice de Desarrollo Humano en las personas jóvenes en 2017 fue superior en 32.1 por ciento en comparación con los adultos, debido a los programas educativos implementados para su beneficio, entre otros aspectos.

 

Nuestro gobierno se ha empeñado en facilitar el ingreso, garantizar la permanencia de los estudiantes en los centros escolares y elevar la calidad de la educación.

 

Programas como la Alimentación y Salud Escolar, el Paquete Escolar hasta la educación media, la educación flexible, Una niña, un niño, una computadora, son algunos de los esfuerzos realizados por nuestro gobierno para cumplir estos propósitos.

 

Otras oportunidades para la educación abiertas por nuestro gobierno a la juventud son la gratuidad de los estudios superiores, la universidad en línea y numerosos planes de becas que garantizan los estudios de muchos jóvenes de los sectores de menores ingresos.

 

La niñez tiene ahora mayores facilidades para su formación; este informe refleja que el 80.6 por ciento de la población apta para cursar la educación primaria ingresa a ese nivel de enseñanza.

 

Tenemos el reto de disminuir la deserción escolar, pues una escolaridad completa brinda una valiosa oportunidad para incursionar con éxito en el mercado laboral, y un mejor desempeño personal.

 

En ese sentido, el Programa Jóvenes con Todo, impulsado por el INJUVE, ofrece cursos de formación profesional y pasantías laborales, entre otras opciones como la entrega de capital semilla a los emprendedores para que realicen sus proyectos.

 

Con el propósito de mejorar la calidad educativa en todos los niveles continuaremos ampliando la cobertura y reforzando la formación docente y el acceso a las nuevas tecnologías, mejorando la infraestructura escolar y fomentando las escuelas libres de violencia.

 

El informe nos recomienda acelerar el proceso de empoderamiento de la juventud, para que participe cada vez más activamente en la vida democrática del país, y se conviertan en protagonistas de estas transformaciones.

 

Actualmente nuestro país cuenta con un Consejo Nacional de la Persona Joven, el cual brinda asesoría a las instituciones que impulsan la Política Nacional de la Juventud.

 

Tenemos la responsabilidad de reforzar el trabajo en materia de prevención de la violencia para proteger a la población, especialmente  a la niñez y la juventud, con el fin de mejorar la convivencia y la cultura de paz, objetivos del Plan El Salvador Seguro.

 

Como parte de esos esfuerzos, los Comités Juveniles del programa Actívate lideran acciones de prevención de la violencia y para la convivencia pacífica en los territorios con actividades deportivas, recreativas y culturales.

 

 

Amigas y amigos:

 

Nuestra profunda gratitud a quienes dedican grandes esfuerzos, talento y energía para hacer posible el bienestar y desarrollo pleno de nuestros niños y jóvenes.

 

Mi Gobierno confía en la fuerza de la juventud para impulsar y garantizar el progreso del país, por ello reiteramos que seguiremos invirtiendo estratégicamente para generar condiciones y oportunidades de crecimiento y abrirles espacios de participación.

 

El Salvador está comprometido con el cumplimiento de la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, una estrategia que al igual que nuestros planes de desarrollo prioriza los derechos y el bienestar de las personas.

 

Reafirmamos nuestra decisión de seguir trabajando para garantizar una vida digna para la niñez y la juventud, porque ellos son el futuro y la fuerza transformadora de El Salvador.

 

Llamo a todos los actores y sectores de la sociedad a fortalecer la unidad para defender y profundizar los avances alcanzados en los últimos años en beneficio de la juventud, y encauzar las potencialidades creativas y las energías de las nuevas generaciones en la construcción de una mejor nación.

 

Muchas gracias.

 

Lanzamiento Informe sobre Desarrollo Humano 01