Print Friendly, PDF & Email

Para nuestro gobierno y para mi persona es un agrado y un honor estar con ustedes, porque demuestran lo que es el salvadoreño y la salvadoreña, su capacidad, su creatividad para emprender y lograr crear fuentes de trabajo y empleo en el país.

En nuestros cuatro años de gobierno, en los cuales hemos estado en permanente contacto con la población, hemos podido constatar que este país sí tiene capacidad para enfrentar los grandes desafíos.

Yo no creo que valgan aquellas visiones poco optimistas con nuestro país.

Ayer estuvimos con cientos de personas aquí mismo, que están construyendo democracia en el país, que están construyendo libertad en el país, que están construyendo una nueva cultura en el país.

Son comunidades que participan en diferentes mecanismos de participación ciudadana para construir políticas y ser actores en su ejecución.

Ahora estamos aquí ante una cantidad de salvadoreños y salvadoreñas que han tenido la decisión de ponerse al frente de una empresa, e iniciar esa gran aventura, y que dada a su capacidad creativa y emprendedora han sabido salir adelante.

En la residencia presidencial he tenido oportunidad de escucharle a muchos de ustedes contar sus experiencias exitosas, pero necesitan el respaldo del Estado, del gobierno y de todas las instituciones, y ese es el compromiso que estamos asumiendo acá.

Este congreso es para profundizar y conocer cómo en el país se le puede dar a ustedes todo el respaldo y todo el apoyo necesario para salir adelante, porque no es solo la capacidad de unirse a través de este Sistema Nacional de Desarrollo para la Micro y Pequeña Empresa, sino también la capacidad del gobierno y las instituciones para respaldarles.

Ustedes son los que están generando eso que esperan miles y miles de salvadoreños y miles y miles de jóvenes: tener oportunidad de empleo.

Su capacidad de éxito no solo los lleva a ser una empresa exitosa, sino también a generar empleos que es una de las grandes necesidades en el país.

Por eso yo me uno y les quiero pedir que se den un fuerte aplauso, porque verdaderamente ustedes significan el futuro del país y la capacidad de vencer los obstáculos.

Entre las muchas cualidades que nos describen como salvadoreños hay dos que resaltan y nos motivan a reunirnos este día: creatividad y voluntad.

Esas virtudes son las que Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa, CONAMYPE, ha potenciado en miles de emprendedores y pequeños empresarios de nuestro país.

Por eso me satisface asistir a la inauguración del Primer Congreso Nacional de la Micro y Pequeña Empresa y al lanzamiento oficial del Sistema Nacional para el Desarrollo de la MYPE. Este día damos mayor fuerza, especialización y coordinación al trabajo con una institucionalidad fortalecida.

Nuestro gobierno reconoce la contribución de la micro y pequeña empresa al progreso económico del país. De acuerdo con datos de la Dygestic, en El Salvador las MYPE representan más del 96 por ciento del parque empresarial.

Es decir, son una de las principales fuentes de generación de empleos e ingresos en el país, por lo que merecen respaldo para su sostenibilidad y desarrollo.

El primer Congreso Nacional de la MYPE, además de ser la continuidad del Encuentro Nacional celebrado anualmente, es el resultado de la acumulación de experiencias y conocimientos, y del fortalecimiento institucional alcanzado por la nación.

 

Amigas y amigos

En nuestro Plan Quinquenal de Desarrollo “El Salvador productivo, educado y seguro”, establecimos impulsar el “desarrollo de las capacidades productivas y competitivas de las medianas, pequeñas y micro empresas y su articulación a las dinámicas de la economía territorial, nacional e internacional”.

Ese desafío pasaba inevitablemente por dos acciones de nuestro gobierno: la aplicación de la Ley de Fomento, Protección y Desarrollo de la MYPE, aprobada en 2014, y la implementación y coordinación de un Sistema Nacional para el Desarrollo de la MYPE.

Gracias a este sistema, desde hoy este importante segmento empresarial trabajará de manera más coordinada, estará mejor representado y tendrá mayor incidencia en los territorios.

SIPYME es un mecanismo de coordinación interinstitucional y de consulta, que buscará la ejecución de políticas, planes, programas, instrumentos y servicios a nivel nacional, departamental, municipal y sectorial para el empoderamiento de los micro y pequeños empresarios.

Asimismo, permitirá impulsar una cultura de responsabilidad social, ambiental y territorial a través de las MYPE, y contará con una amplia participación de las instituciones públicas, gremiales, entidades privadas y del sector académico.

Este mecanismo ya fue implementado en 15 municipios como un plan piloto, y ha demostrado ser una herramienta efectiva que debe extenderse a todo el territorio nacional.

Con el Sistema Nacional para el Desarrollo de la MYPE, las micro y pequeñas empresas ya no trabajarán de manera dispersa y aislada. Hay datos que indican que el 93.70 por ciento de unidades económicas no tienen personería jurídica, ni representación asociativa que las respalde. Esa historia cambiará desde hoy.

Felicito a los comités sectoriales juramentados este día, que representan a empresas de alimentos, bebidas, agroindustria, artesanía y otras.

Les animo a trabajar con ahínco por el fomento, protección y desarrollo de la micro y pequeña empresa.

Hagámoslo con confianza en nuestras propias fuerzas y la capacidad de El Salvador de avanzar hacia un futuro de progreso.

El último balance del Banco Central de Reserva sobre el estado de la economía a junio de este año nos llena de optimismo.

Un factor alentador es que el crecimiento del Producto Interno Bruto en el primer trimestre de este año fue del 3.4 por ciento, manteniéndose la fase expansiva de la economía nacional y la proyección de un crecimiento de 2.5 por ciento para este año.

Las políticas de nuestro gobierno son decisivas para ese dinamismo, que el Banco destaca, es acompañado por un sistema financiero sólido y con alta liquidez que promueve el crecimiento.

Otro factor destacado por el Banco Central de Reserva es que el consumo privado y la inversión dinamizan la demanda, a lo que se suma la reducción de los índices de pobreza monetaria y multidimensional por los bajos precios de la canasta alimentaria y la baja inflación.

Es decir, es un panorama económico propicio para el crecimiento de las micro y pequeñas empresas, al que se suma el Sistema Nacional para el Desarrollo de la MYPE que presentamos este día.

 

Queridos empresarios:

Nos llena de orgullo saber que los avances de nuestro gobierno son la base para que ustedes consoliden sus empresas y se fortalezcan como gremio. Debemos mirar hacia adelante y enfrentar unidos los desafíos que vendrán.

Llamo a todos los sectores del país y a los micro y pequeños empresarios a que se sumen a este gran trabajo, que ya genera resultados muy positivos para nuestra economía.

Para que las MYPE nunca dejen de crecer y mejorar es vital que continúen recibiendo el respaldo de la academia, gremios, asociaciones, sector privado y empresarios.

Mi reconocimiento a ustedes, mujeres y hombres valientes y visionarios. Gracias por demostrar que, con creatividad y voluntad, las ideas se transforman en emprendimientos, y los emprendimientos en historias de éxito.

Mis felicitaciones y buenos deseos para este congreso. Les convido a trabajar con espíritu de unidad para seguir creando futuro.

Muchas gracias.