Print Friendly, PDF & Email
  • Señoras y señores:
  • Cuando emprendimos nuestro mandato definimos una apuesta clara por el desarrollo territorial, paso indispensable para el avance del país.

Esto implicó fortalecer la relación del gobierno central con las alcaldías para propiciar un acelerado crecimiento económico que generara empleos dignos, educación y servicios de salud incluyentes y de calidad, y una seguridad basada en una mejor convivencia.

Con esos objetivos trabajamos para fortalecer la institucionalidad, en construir un sistema de planificación territorial, incrementar la inversión pública en las zonas tradicionalmente poco atendidas, impulsar la descentralización del Órgano Ejecutivo y diseñar políticas públicas acordes a las necesidades de la población.

El Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial es hoy el principal articulador del Ejecutivo en los departamentos. Esto ha significado un nuevo rol de las y los gobernadores y de su gestión.

En cuatro años invertimos más de 900 millones de dólares para el mejoramiento de caminos rurales, obras de mitigación de riesgos, mejoramiento de la calidad de la educación y apoyo a la agricultura familiar.

Además, se destinaron recursos para el subsidio a familias en condiciones de pobreza, atención a adultos mayores, agua y saneamiento rural, inclusión productiva de mujeres y jóvenes en municipios de mayor vulnerabilidad social, entre otros programas.

A través del FODES hemos transferidos a los municipios entre 2015 y 2017 mil 40 millones de dólares, cifra que se elevará a mil 387 millones con lo presupuestado para este año.

Reconocemos que hubo numerosos retrasos en la entrega de esos fondos a las alcaldías por limitaciones en las finanzas públicas. Sin embargo, hemos alcanzado un nivel de estabilidad fiscal que nos permite asegurar los desembolsos al FODES oportunamente.

Con el propósito de acercar los servicios y trámites a la ciudadanía y empresas, creamos cuatro regiones de planificación territorial.

En tal sentido se actualizó la planificación en la región oriental para definir apuestas, prioridades y estrategias para su desarrollo hasta el 2025.

Con ese propósito en esa zona desde 2016 hasta julio de este año invertimos alrededor de 391 millones de dólares, mientras avanzamos en la elaboración del Plan Maestro de la Región Occidental, y nos proponemos la elaboración de los correspondientes a las regiones Norte y Central.

En cumplimiento de la Política de Participación Ciudadana en estos cuatro años hemos organizado 14 Asambleas Ciudadanas Departamentales, 262 Municipales y una en los ex bolsones.

Asimismo, conformamos el consejo para el desarrollo integral del Área Metropolitana de San Salvador.

Trabajamos junto a las asociaciones de municipios la implementación de la Política Nacional para la Gestión Asociada de los Territorios.

El 15 de marzo del 2017 juramentamos al Consejo Nacional de Ordenamiento y Desarrollo Territorial, para dar vida a la aplicación de la Ley de Ordenamiento y Desarrollo Territorial.

También fue diseñada la Política del Mar y la Costa, la cual le permitirá al país avanzar hacia un desarrollo sostenibel y multidimensional con un ordenamiento ecológico en esas zonas.

Señoras y señores:

Nos reúne el compromiso de construir un mejor El Salvador.

En tal sentido son significativos los resultados del trabajo conjunto entre instituciones gubernamentales y las alcaldías.

Muestra de ello son los más de 265 millones de dólares invertidos desde 2014 por el FISDL en el fortalecimiento de capital humano y la construcción de infraestructura social básica.

Esas inversiones han permitido elevar la cobertura de los servicios de agua potable y electricidad en los 100 municipios con mayor pobreza.

En esos territorios entregamos bonos para salud y educación a 75 mil 129 familias, y beneficiamos a más de 32 mil adultos mayores con la Pensión Básica Universal.

Además, 24 municipios se incorporaron a la implementación de la estrategia de erradicación de la pobreza a través del programa Familias Sostenibles, que continuamos implementando.

La reducción del analfabetismo en los últimos dos gobiernos es un logro histórico, que ha beneficiado a más 300 mil salvadoreños y salvadoreñas que aprendieron a leer y escribir.

Hasta la fecha han sido declarados libres de analfabetismo 96 municipios, incluido San Salvador.

Agradezco el aporte de los gobiernos municipales a esta noble y solidaria tarea, y los invito a redoblar esfuerzos para declarar a El Salvador libre de analfabetismo.

Para la tranquilidad de la población se implementa con importantes resultados en municipios priorizados el Plan El Salvador Seguro, con un fuerte componente de prevención.

De acuerdo con el último informe del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, se mantiene la tendencia a la reducción de los delitos.

Vale destacar que en el primer semestre de este año 80 municipios no registraron homicidios.

Otro ejemplo positivo del trabajo coordinado entre gobierno y municipalidades es el fortalecimiento de las economías locales, a través del programa Pueblos Vivos, que cuenta con 53 circuitos turísticos en 256 municipios.

El turismo interno generó 223 millones de dólares en 2017, lo que significó un incremento del 16.5 por ciento en relación con el año anterior.

Además, con la misión de crear territorios competitivos implementamos la Política Nacional “Un pueblo un producto”, lanzada por CONAMYPE.

Son también exitosos los resultados del MOP y FOVIAL entre junio de 2014 y mayo de este año, al ejecutar mil 436 obras por un monto superior a los 750 millones de dólares.

Con esa inversión modernizamos y mejoramos significativamente la infraestructura vial, con lo cual El Salvador se situó como el país centroamericano con mejor red vial y el quinto en Latinoamérica.

Gracias al trabajo conjunto del Ministerio de Salud y los gobiernos locales se redujeron las enfermedades vectoriales. En 2017 el país no tuvo muertes por dengue y es ejemplo también en el enfrentamiento de enfermedades como el zika y chikungunya.

Hemos construido y remodelado, con el apoyo de diferentes alcaldías y comunidades, 176 obras de infraestructura de salud con el equipamiento necesario en 65 municipios para beneficiar a cerca de dos millones de personas.

Continuamos trabajando con los gobiernos locales en la búsqueda de alternativas a la gestión integral de los desechos sólidos, y ejecutamos contratos para la ampliación de los rellenos sanitarios en el norte de La Unión, Chalatenango y Santa Ana.

Para impulsar la reforestación de 92 zonas degradadas desarrollamos el Plantatón 2017, en 72 municipios.

Señoras y señores:

A pesar de los avances de estos cuatro años queda mucho por hacer, En ese sentido, las asociaciones entre municipalidades son decisivas para enfrentar los desafíos que se presenten.

Para atraer más inversión extranjera hemos presentado la ley de Zona Económica Especial de la Región Sur Oriental del país.

Agradezco el apoyo y las coordinaciones de las alcaldías que participan en este megaproyecto, que busca promover incentivos a las empresas para el desarrollo económico y social de esa zona.

En 2016 acordamos con COMURES una agenda estratégica, mediante la cual logramos avanzar en el tratamiento integral de la problemática del financiamiento y endeudamiento municipal, el ordenamiento territorial, la gestión integral de los desechos sólidos y la descentralización de servicios, atribuciones y competencias.

Recientemente en reunión con las nuevas autoridades de COMURES,
nos comprometimos a impulsar la aprobación de la Ley Marco de Descentralización de Servicios, Atribuciones o Competencias del Órgano Ejecutivo hacia los Municipios.

También acordamos promover las reformas a la Ley del Fideicomiso de Reestructuración de Deudas de las Municipalidades, para incluir la reestructuración de deudas y el financiamiento de proyectos.

Asimismo, impulsaremos la aprobación de reformas a la Ley Reguladora del Endeudamiento Público Municipal, y trabajaremos la propuesta de reforma integral de la Ley del FODES.

Alcaldesas y alcaldes:

Son muchos y diversos los esfuerzos que nuestro gobierno realiza junto a ustedes en todo el país, para el desarrollo de las comunidades y el bienestar de las familias salvadoreñas.

El eje transversal de nuestro trabajo coloca a los territorios y sus gobiernos como actores fundamentales y al gobierno central como su socio estratégico.

Nuevamente tiendo mi mano a ustedes y les reafirmo la disposición de mi gobierno de construir juntos nuevas y mejores oportunidades para todos los municipios.

Los felicito por la realización de este congreso y les deseo muchos éxitos en su gestión, seguro de que atenderán las prioridades y retos de sus territorios.

Con la convicción de que el progreso del país está en el desarrollo de los municipios, sigamos creando futuro.

Muchas gracias.

Inauguración del XXXIII Congreso de Municipalidades.