Print Friendly

Amigas y amigos:

 

Tenemos este día la satisfacción de premiar a quienes con su trabajo y esfuerzo nos demuestran cada día que es posible una relación armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza, como hemos establecido en nuestro Plan Quinquenal de Desarrollo y en el paradigma del Buen Vivir.

 

Esa es una responsabilidad que nos recuerda cada día la Oración a la Bandera, cuando nos dice en sus versos que la patria es también el aire que respiramos y la tierra que nos sustenta.

 

Es decir, tenemos el compromiso, como hijos de esta tierra, de dedicar nuestras fuerzas y toda nuestra inteligencia al cuidado de la naturaleza.

 

Esta frase me recuerda a nuestro querido compañero y hermano, el Secretario de Gobernabilidad y Comisionado para la Seguridad Pública, Hato Hasbún,  que él siempre insistía de que, antes los grandes temas del país, para construir ese necesario entendimiento entre los diferentes actores,  para darle gobernabilidad al país había que construir correlaciones.

Él insistía mucho en construir correlaciones y eso era lo que determinaba. Y no solo lo creía, sino que, tenía la capacidad, la creatividad para construir esos espacios.

 

Es así, como creó esos espacios de las comisiones nacionales, la Comisión Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, el Consejo Nacional de Educación y el Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad.

Y fue construyendo a partir de esos espacios la capacidad del país de investigar sobre temas importantísimos, como es el tema de la tranquilidad y la paz, el tema medioambiental y de la capacidad de un pueblo de tener mayores conocimientos para mejor desarrollo y una educación  de calidad.

Y, además, proporcionaba los espacios para hacer las investigaciones. Esas investigaciones se convertían en políticas de gobierno, en programas y en planes.

 

Nuestro gobierno ha perdido un hombre,  no solo un hombre muy capaz, muy creativo, sino un gran amigo, una persona que se entregaba y que, para él no había distinción y trataba de igual forma, a cualquier persona.

 

Es por ello que para nosotros nos deja un gran vacío, no solo en el gobierno, sino, también hemos perdido un gran amigo, el país ha perdido una gran persona.

Nos llena de mucha satisfacción, que él ha construido un legado para este país, y creo que es nuestra obligación continuar con ese legado.

 

Y, eso es lo que estamos haciendo ahora, darle continuidad a esas ideas que surgieron de esos consejos, del Consejo de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad.

 

Como Gobierno a través del Ministerio de Medio Ambiente trabajamos por conservar y recuperar el entorno natural, reducir los riesgos socio-ambientales y construir una cultura ciudadana de protección y armonía con el medio ambiente.

 

Hoy celebramos los logros alcanzados en nuestro país en materia de sustentabilidad y queremos reconocer a las personas, empresas, proyectos e instituciones que impulsan la gestión ambiental en El Salvador.

 

En nombre de mi gobierno y en representación del pueblo salvadoreño felicito a todos los acreedores del Premio Nacional de Medio Ambiente 2017.

 

Este homenaje reconoce y apoya los esfuerzos en la ejecución de procesos ambientalmente sanos con un enfoque sostenible.

 

Saludo a nuestros amigos de la Mancomunidad La Montañona, por su distinción en la Categoría Institución de Gobierno Local.

 

Este gran equipo, compuesto por siete gobiernos municipales del norte de Chalatenango, es un referente a escala nacional en la restauración de ecosistemas y desarrollo sostenible de actividades productivas, principalmente relacionadas al tema agropecuario y forestal.

 

Este trabajo conjunto de siete alcaldías es otra confirmación de todo lo que podemos avanzar cuando unimos esfuerzos en bien de la sociedad y para buscar soluciones a los desafíos que enfrentamos.

 

Muchas felicitaciones también a la Asociación de Desarrollo Comunal Caserío El Salamar, de San Luis La Herradura, ganadora en la CategoríaSociedad Civil.

 

Con su proyecto Introducción y Transferencia de Tecnologías Socialmente Apropiadas esta asociación ha generado una vida más digna y sustentable en comunidades de escasos recursos.

 

Este proyecto ha introducido equipos domésticos como el Fogón Rocket, llamado cocina mágica, que concientiza a las familias sobre la importancia de reducir el consumo de leña con su uso más eficiente, en beneficio del medioambiente y la salud.

 

Otro equipo que emplea este proyecto es el Horno Solar, que contribuye también a esos objetivos con la utilización de energía renovable.

 

Igualmente felicitamos a la Red Salvadoreña de Medios, por el merecido reconocimiento en la Categoría Medio de Comunicación a su trabajo en la promoción de una cultura ambiental a través del periodismo y la programación de entretenimiento.

 

Felicitamos a Textiles San Andrés, S.A. por su premio en la Categoría Empresa Privada.

 

Textiles San Andrés desarrolla una gestión ambiental admirable y un trabajo de reciclaje de residuos de textiles, cartón, madera, plásticos y metal procedentes de la industria, lo que la convierte en una empresa líder y ejemplo.

 

En la Categoría Organismos de Cooperación es premiada la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional – GIZ, a la cual expresamos nuestras sinceras felicitaciones.

 

También nuestro agradecimiento por su invaluable apoyo a El Salvador en la creación y la  implementación de programas integrales de restauración de ecosistemas y paisajes, para un futuro más próspero y seguro.

 

Amigas y amigos

 

Disminuir la vulnerabilidad ambiental en El Salvador ante las adversidades de los fenómenos naturales es una tarea de toda la sociedad.

 

Esa misión significa generar condiciones para una mejor calidad de vida y alcanzar niveles óptimos de desarrollo y una productividad sustentable, que garanticen seguridad alimentaria y mejor salud a la población.

 

Uno de los logros más significativos de los últimos años es que El Salvador ha dejado de ser el país más vulnerable del mundo, gracias a la implementación de diversos planes y programas con la activa participación del Ministerio de Medio Ambiente.

 

Felicito a la Ministra Lina Pohl, al Viceministro Ángel Ibarra, a todo su equipo científico, técnico y administrativo por su dedicación y contribución al respeto y cuido de nuestra madre tierra.

 

Entre otras acciones hemos reducido la contaminación, la deforestación y la destrucción de los ecosistemas naturales, con el objetivo de minimizar las alteraciones climáticas.

 

Trabajando bajo una misma visión con la ciudadanía, hemos recuperado 100 mil hectáreas de bosques, que contribuyen a reforestar y recuperar los paisajes naturales.

 

En el esfuerzo por contrarrestar los efectos de las variaciones del clima, logramos controlar la plaga del gorgojo descortezador del pino, y se revirtió el daño causado con la siembra de 300 mil plantas.

 

Dimos asistencia y transferencia de conocimientos técnicos a los agricultores para orientar a El Salvador hacia una agricultura sostenible, lo cual se suma a las acciones para fortalecer la sustentabilidad de nuestro territorio.

 

Es así como la producción agrícola es favorecida y se prevé un importante aumento de las cosechas para este año.

 

Igualmente se han renovado 100 mil manzanas de café, a partir de un consenso entre empresarios e inversionistas para impulsar el reciente Pacto por el Café.

 

Otro importante avance es la construcciónn de 230 reservorios de agua para uso doméstico, agrícola y pecuario.

Impulsamos, además, la descontaminación de tramos del Rio Acelhuate.

 

Referente al tema del agua, alcanzamos la meta del 95 por ciento de agua potable en el área urbana y ejecutamos una inversión de 59.8 millones de dólares para la restauración de la Planta Potabilizadora Las Pavas, un importante suministro del vital líquido que beneficiará a miles de ciudadanos.

 

No menos importante fue la aprobación de la Ley que prohíbe la exploración y explotación de la minería metálica, siendo El Salvador el primer país del mundo que impide esa actividad perjudicial al medio ambiente gracias a la lucha unida de amplios sectores de la sociedad.

 

Estamos en el camino correcto, es mucho lo alcanzado, pero queda más por hacer para mejorar la sustentabilidad ambiental y en ese esfuerzo la ayuda y ejemplo de los premiados es fundamental para que todos seamos agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo.

 

Reitero mis felicitaciones y agradecimientos en nombre del pueblo salvadoreño a los ganadores del Premio Nacional de Medio Ambiente 2017, por el compromiso demostrado y su valiosa contribución para que este país sea un mejor lugar para vivir.

 

Deseo que el reconocimiento que hoy reciben sea un incentivo para que continúen en tan importante labor por la conservación del medio ambiente y el uso racional de nuestros preciados recursos naturales.

 

Muchas gracias.