Print Friendly

Tengo el honor de entregar nuevamente la Orden del Mérito a los más destacados miembros de nuestra Policía Nacional Civil, una institución ejemplar en garantizar la tranquilidad de las familias salvadoreñas.

 

Ustedes son auténticos héroes y heroínas de nuestra patria, pues con su compromiso y entrega arriesgan sus vidas para servir y llevar seguridad a los salvadoreños.

 

Un saludo muy caluroso y muchas felicitaciones a todos los agentes condecorados este día y a los miembros del cuerpo policial de El Salvador.

 

Deseo también felicitar a la PNC por sus veinticinco años al servicio del pueblo salvadoreño, tras su creación como una de las instituciones nacidas de los Acuerdos de Paz.

 

La historia de la PNC está fuertemente ligada a los logros alcanzados por el pueblo salvadoreño en los últimos años. La PNC es símbolo del tiempo de democracia, libertad y respeto a los Derechos Humanos que vivimos hoy.

 

Nuestros agentes policiales engrandecen a El Salvador, pues su labor es fundamental en la construcción de un país más seguro.

 

La seguridad es indispensable para el desarrollo.

 

Una sociedad que vive en armonía y convivencia avanza a pasos firmes hacia una mejor calidad de vida.

 

Este día condecoramos a 81 policías destacados por su sacrificio y profundo compromiso con el pueblo.

 

Reciban está distinción como un merecido reconocimiento a su trabajo y como un llamado a continuar cosechando más triunfos en este noble trabajo para garantizar la tranquilidad de las familias y comunidades.

 

Rendimos el más alto homenaje con la Medalla Cruz de Oro a 25 héroes de la Policía Nacional Civil, de los cuales 24 ofrendaron sus vidas en el cumplimiento del deber.

 

Honramos la memoria de nuestros héroes caídos, su ejemplo nos inspira a continuar con esta ardua labor de construir un mejor país, donde las familias vivan en un merecido ambiente de tranquilidad.

 

Nos conmueve conocer las acciones de muchos de sus compañeros, fallecidos durante enfrentamientos contra delincuentes y en operaciones para proteger a la población.

 

Ofrendar la vida por otro ser humano es el máximo sacrificio de amor que una persona puede hacer.

 

Nuestra más firme solidaridad a sus familias.

 

Les reitero que nuestro gobierno jamás los abandonará y los apoyará manteniendo las medidas que merecen.

 

Tengan también la confianza en que la justicia se impondrá y ningún crimen quedará impune.

 

Igualmente, es un privilegio para mí entregar la Medalla Cruz de Plata a 21 agentes policiales por su profesionalismo y valor al defender la seguridad de la ciudadanía.

 

También, es un honor entregar a 35 de nuestros agentes la Medalla Cruz de Bronce por su destacado desempeño.

 

La Orden del Mérito Policial es un reconocimiento que por decreto legislativo es entregado, desde 1998, a los miembros policiales que se destacan en el cumplimiento del deber y por sus acciones heroicas.

 

Ratificamos que nuestro Gobierno continuará equipando y modernizando a la PNC, para responder eficientemente a la necesidad de los tiempos que atraviesa el país.

 

El nacimiento de la PNC con la firma de los Acuerdos de Paz abrió una nueva etapa para generar confianza en la población, y ahora con la Policía Comunitaria se confirma la necesaria identificación y cercanía con la población.

 

Por su profesionalismo y entrega, la Policía Nacional Civil se ha ganado el cariño y el respaldo del pueblo salvadoreño.

 

La PNC está al frente del combate contra la criminalidad como una institución experimentada, moderna, profesional y apegada a los Derechos Humanos.

 

El pueblo salvadoreño agradece los resultados en materia de seguridad, logros que debemos en gran medida a nuestros agentes de la Policía Nacional Civil.

 

Con el Plan El Salvador Seguro que implementamos gracias al diálogo y los acuerdos de todos los sectores de la sociedad en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia alcanzamos importantes avances en la reducción de los delitos y la convivencia en las comunidades.

 

Un hecho muy alentador es que en 55 municipios se registra cero homicidios durante este año, una muestra de la significativa reducción de esos delitos a nivel nacional.

 

Vamos a seguir adelante para cumplir nuestros objetivos de hacer de El Salvador un país más seguro.

 

Como anuncié en el programa Gobernando con la Gente del sábado pasado, vamos a lanzar medidas más fuertes y drásticas contra la extorsión.

 

Nos comprometimos este año a trabajar mucho por terminar la extorsión en el país, porque no podemos permitir que la población esté amenazada y obligada a pagar extorsión

 

Esos crímenes contra nuestra gente honrada y trabajadora para arrebatarles el fruto de su trabajo de manera cobarde tienen que terminar y aplicaremos medidas enérgicas.

 

Continuaremos trabajando para darle a nuestros policías mejores instalaciones para operar y descansar, mejores equipos de comunicación y transporte para llegar más rápido a defender a los ciudadanos.

 

Para lograrlo es necesaria la aprobación en la Asamblea Legislativa del crédito de 100 millones de dólares del Banco Centroamericano de Integración Económica, el BCIE, que permitirá además a la PNC y a la Fiscalía contar con un moderno laboratorio para hacer más eficaz la investigación de los delitos.

 

Reitero mi llamado a los diputados del partido ARENA a comprometerse con la paz y tranquilidad de nuestro pueblo y den los votos para la aprobación de ese crédito que llevará más seguridad a las familias salvadoreñas.

 

Es la tranquilidad de nuestro pueblo la que está en juego y un derecho tan fundamental no puede estar subordinado a mezquinos intereses electorales.

 

 

 

Amigas y amigos:

 

Esta solemne ceremonia es muy especial para nuestro país, es el más sentido homenaje de nuestro pueblo y gobierno a quienes consagran sus vidas al servicio de la ciudadanía, verdaderos héroes que garantizan la tranquilidad y la seguridad de las familias salvadoreñas.

 

Juntos a ustedes, continuaremos trabajando para asegurar la tranquilidad de la ciudadanía.

 

Mantenemos firme nuestra decisión de asegurarle a los elementos policiales mejores condiciones para el cumplimiento del deber.

 

Felicito nuevamente a los agentes condecorados con la Orden del Mérito Policial. Esta condecoración debe hacerlos sentir muy orgullosos.

 

Hago votos para que su espíritu de servicio continúe vigente, brindando protección a nuestro querido pueblo.

 

La Policía Nacional Civil realiza una labor extraordinaria.

 

La abnegada entrega en el trabajo de brindar seguridad a nuestra gente por parte de los agentes policiales es la que engrandece a la Policía Nacional Civil.

 

En nombre de mi gobierno y del pueblo salvadoreño, agradezco la firme voluntad de servicio, eficiencia y compromiso de la Policía Nacional Civil por la seguridad del pueblo salvadoreño.

 

Todos unidos seguiremos haciendo de El Salvador un país más seguro.

 

Muchas gracias.

 

San Salvador, 24 de agosto de 2017