Print Friendly, PDF & Email

 

Queridos estudiantes y docentes

 

Hoy celebramos en los más de cinco mil centros escolares la actividad más trascendental de la educación en el país, el inicio del año escolar, con la cual nuestras comunidades se llenan de alegría y esperanza.

Ustedes han visto aquí la entrega de diferentes programas, el paquete escolar, los uniformes, el vaso de leche, el programa de la alimentación, las computadoras del programa Una Niña, un niño, una computadora, y además ahora, un nuevo programa para acceder a las tecnologías.

Pero todos estos programas tienen un interés especial, que es el gran propósito permanente y continuo de la educación, formar a los niños y niñas, a los jóvenes de El Salvador con la mejor educación del país, es apostarle a la calidad educativa en El Salvador.

Ese es nuestro gran esfuerzo, que, en los centros educativos ustedes tengan la mejor formación, porque ustedes tendrán la responsabilidad de este país y se tendrán que poner al centro y al frente de este país.

Y es la obligación de mi gobierno prepararlos de la mejor forma, y la mejor forma de prepararlos es dotar al sistema educativo de una mejora en su calidad.

También es un momento de reencuentro, de convivencia que pone en marcha uno de los principales motores del desarrollo y el bienestar de nuestra nación.

 

A la alegría de esta jornada se suma la satisfacción de iniciar el año escolar con un sistema público de educación más fortalecido y en mejores condiciones, que asegura a todos los niños, niñas y jóvenes el sagrado derecho de aprender y prepararse para hacer realidad sus sueños.

 

Ese empeño de estudiantes y educadores, y sus familias es posible cuando el gobierno y la sociedad ponen todas sus energías en la formación de las nuevas generaciones, que son nuestro mayor tesoro y la garantía del progreso y prosperidad de la nación.

 

Un fraterno saludo para toda la comunidad educativa, que con su trabajo y sacrificios contribuye a que en nuestra nación prevalezca una cultura de paz, el respeto a las diferencias, y se multipliquen las oportunidades de superación.

 

La inversión que hemos realizado permite ahora a los salvadores de cualquier edad y región acceder a los estudios, porque la educación es clave para el desarrollo del país, por eso es una prioridad de nuestro gobierno.

 

Con ese propósito invertimos en programas muy apreciados por la población como los Paquetes Escolares, la Alimentación y el Vaso de Leche, que benefician a 1.3 millones de estudiantes y a la economía familiar y de las comunidades al generar empleos.

 

Estos programas han reducido significativamente la desnutrición crónica en escolares de primer grado, lo que incide positivamente en la permanencia y el rendimiento escolar.

 

Es satisfactorio compartir con ustedes todo lo que hemos avanzado, conquistas a las que no renunciaremos y continuaremos impulsando porque nuestro compromiso es y será siempre con el pueblo.

 

Amigas y amigos:

 

Uno de los logros más significativos de mi gobierno en materia educativa es la implementación de Sistemas Integrados de Escuela Inclusiva a Tiempo Pleno, en el que participan mil 700 centros educativos.

 

Este modelo incluyó la redefinición de los proyectos curriculares, inversión en infraestructura, equipamiento y mobiliarios y capacitación docente con un enfoque de inclusión.

 

Logramos implementar la educación inicial, que hoy beneficia a 41 mil 535 niñas y niños en edad de cero a tres años, en una etapa crucial para incentivar capacidades intelectuales y afectivas, lo que es una muestra de la esencia humanista del sistema educativo que impulsa este gobierno.

 

Para seguir perfeccionando estos programas, tengo la satisfacción de anunciarles que a partir de este año el paquete escolar para tercer ciclo incorpora un útil libro de matemáticas, diseñado con el apoyo de especialistas de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón.

 

También continuamos ampliando el programa de huertos y granjas escolares, impulsando ahora novedosos emprendimientos.

 

Me complace anunciar que todos los estudiantes del bachillerato técnico agrícola tendrán incluido en su paquete escolar el uniforme de campo.

 

Asimismo, mejoraremos el refrigerio escolar con un cereal especial para el desayuno, además de frutas y hortalizas, mediante compras locales a la agricultura familiar.

 

Otra iniciativa para mejorar la calidad de la educación es la creación del Instituto Nacional de Formación Docente.

 

Como gobierno seguiremos trabajando por la dignificación del magisterio nacional. Todo el proceso de formación docente que se ha realizado en este quinquenio es de una gran importancia para mejorar la calidad educativa.

 

Pero también tenemos que mejorar la situación salarial de los maestros, yo les quiero decir a los maestros, que continuemos platicando para encontrar la mejor solución que le mejore su situación salarial, y para que tenga capacidad el gobierno con sus finanzas públicas de responderles al reto.

 

Esta mañana he estado platicando con el ministro de Hacienda y nos vamos a reunir pronto con las representaciones gremiales de los maestros para conversar, negociar y encontrar una solución para hacer realidad un compromiso que tiene el gobierno con los maestros de su nivelación salarial, por eso yo les digo que se mantengan y continuemos conversando.

 

Jóvenes salvadoreños:

 

Para que el país avance necesitamos de su fuerza, entusiasmo y participación, porque creemos en ustedes.

 

Por eso fortalecemos la Universidad en Línea, una conquista que ahora se amplía a ocho carreras, en 16 sedes totalmente equipadas a nivel nacional.

 

Junto a esos esfuerzos alrededor de 22 mil 800 jóvenes pudieron continuar sus estudios a través de la modalidad de educación flexible.

 

Trascendental fue la decisión de nuestro gobierno de garantizar la gratuidad total de nuestro sistema público de educación, al facilitar a los bachilleres de los institutos nacionales sus estudios en la Universidad de El Salvador sin costo alguno.

 

Reitero mi agradecimiento a la Asamblea Legislativa por la aprobación de los recursos necesarios para ese fin, lo que demuestra que sí se pueden lograr acuerdos que benefician a la nación.

 

Con el Ministerio de Educación creamos el Foro Cultura de Paz, que facilitó perfeccionar asignaturas como Moral, Urbanidad y Cívica, y Estudios Sociales, para estimular el pensamiento crítico, competencias ciudadanas y cultura de paz, entre otros valores.

 

Queridos estudiantes y educadores:

 

Con la entrega de 47 mil computadoras en estos tres años a mil 154 centros escolares, mi gobierno asegura el acceso y uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

 

Con el empeño de seguir reduciendo la brecha digital iniciamos este año con la entrega masiva de 3 mil 616 equipos mediante el programa Una Niña, Un Niño, una Computadora, para beneficiar a más de 20 mil estudiantes, en su mayoría de centros escolares de zonas rurales.

 

Esto es solo una parte de las 22 mil computadoras que destinaremos a mil 300 centros educativos.

 

Agradecemos a la Fundación ALBA Petróleos de El Salvador, por el significativo aporte de más de 20 mil equipos al programa Una Niña, Un Niño, Una Computadora.

 

También reconocemos la cooperación de la República de China Taiwán por el aporte de 2.5 millones de dólares, destinados a equipar con tecnología los salones de clase y fortalecer este programa.

 

Amigas y amigos:

 

Hoy aquí están con ustedes unos jóvenes solidarios con un alto amor a la patria, yo pido que se paren todos los voluntarios del Programa de Alfabetización, que se paren todos, todos, todos los que contribuyen al Programa de Alfabetización, párense por favor.

 

Gracias, infinitamente gracias, son ustedes los que están apoyando, llevando adelante esta gran obra.

 

Son 86 los municipios que se han declarado libres de analfabetismo y ahora en este 2018 nos hemos propuesto la gran tarea de declarar a El Salvador libre de analfabetismo, una gran tarea que vamos a llevarla a delante y la vamos a lograr gracias a ustedes.

 

2018 es el año de la alfabetización.

 

En el inicio de este año escolar reafirmamos nuestra convicción de que El Salvador alfabetizado es posible.

 

Los invito a unirnos en el más grande esfuerzo nacional para alcanzar uno de los más preciados derechos del ser humano: saber leer y escribir.

 

Agradezco la participación en este acto de voluntarios, promotores y beneficiarios de la campaña de alfabetización; su presencia nos motiva a todos los salvadoreños a cumplir con esta impostergable misión.

 

Es una tarea colosal que demanda la movilización y el concurso de todas las fuerzas de la sociedad, como lo han hecho 86 municipios ya declarados libres de analfabetismo.

 

Confiamos en la voluntad y la solidaridad de nuestro pueblo para cumplir esta tarea.

 

Es significativo lo que hemos logrado con el Programa Nacional de Alfabetización: reducir cerca del 8 por ciento el índice de analfabetismo en el país, al enseñar a leer y escribir a más de 330 mil personas.

 

Este decisivo impulso, nos permitirá declarar muy pronto no sólo municipios, sino también departamentos libres de analfabetismo.

 

Invito a todos los jóvenes estudiantes a que participen y den su aporte en esta humanista misión de enseñar a leer y escribir, les aseguro que será una de las más hermosas experiencias que tendrán en su vida.

 

Los desafíos que enfrenta El Salvador requieren de nuestra unidad y solidaridad, y este es uno de ellos. Con esa convicción y en el inicio del año escolar reafirmamos que El Salvador alfabetizado es posible.

 

Querida comunidad educativa:

 

Iniciamos el año escolar con energías renovadas y nuevas proyecciones.

 

Muchos triunfos nos esperan, pues estamos poniendo toda nuestra capacidad y empeño en elevar la calidad educativa en El Salvador.

 

Invito a todos los estudiantes, maestros, madres y padres de familia a fomentar la cultura de paz y convivencia, la que un día nos permitió iniciar la construcción de un país en democracia.

 

Mañana se cumplen 26 años de la histórica firma de los Acuerdos de Paz, llegamos a este nuevo aniversario con importantes entendimientos entre las fuerzas políticas y sociales del país.

 

El aumento al salario mínimo, la reforma al sistema de pensiones, el Pacto del Café y la aprobación del presupuesto 2018 son ejemplos de que sigue vivo el espíritu de los Acuerdos de 1992, y es posible alcanzar acuerdos en beneficio de toda la sociedad, cuando ponemos en el centro de nuestro trabajo los intereses de la patria.

 

Otra clara señal de la vocación de trabajar por el bien del país, más allá de las diferencias, es el Consejo de Educación, en el que participan todos los sectores, y con cuyos integrantes continuaremos impulsando el Plan El Salvador Educado.

 

Declarar a nuestro país libre de analfabetismo, tiene que ser otro gran motivo de unidad, porque el único ganador será nuestro pueblo, nuestra gente, nuestra querida patria.

 

El Salvador más educado es una de las prioridades del país y de mi gobierno, por eso continuaremos mejorando la calidad de la educación universal, inclusiva y equitativa.

 

Con esa convicción dejo inaugurado oficialmente el año escolar 2018.

 

Inauguración del Año Escolar 2018.

Muchas gracias.

San Salvador, 15 de enero de 2018