Print Friendly

 San José, Costa Rica, julio de 2016

Estimadas amigas y amigos,

Es un gran honor visitar esta bella ciudad de San José, y especialmente compartir con ustedes en uno de los puntos más representativos de la capital, el Templo de la Música, aquí en el histórico Parque Morazán.

Agradezco  el recibimiento del pueblo y gobierno de Costa Rica en esta mi primera visita oficial a su país, y en especial al alcalde capitalino, don Johnny Araya Monge y al honorable concejo municipal, por esta importante  distinción al otorgarme las llaves de la ciudad.

Me complace profundamente estar entre hermanos centroamericanos, somos parte de una misma historia y herencia cultural, compartimos valores sagrados de paz y democracia, así como los retos y desafíos de nuestra región.

En toda nuestra historia los centroamericanos hemos avanzado los ideales de libertad y bienestar para nuestros pueblos. Recordamos con mucho orgullo las gestas de ilustres personajes como el ex presidente de Costa Rica Juan Rafael Mora Porras y al general salvadoreño José María Cañas, dos líderes de la campaña de 1856 contra los filibusteros.

Nuestra región vive nuevos tiempos, se nos abren nuevas oportunidades y presenan nuevas desafíos que sabremos superar manteniendo siempre lazos fuertes de hermandad y cooperación entre nuestros pueblos. Es esa la razón fundamental esta primera visita oficial que realizo a Costa Rica, ampliar y profundizar las relaciones bilaterales de amistad, comercio, inversión y de cooperación.

Tenemos muchas potencialidades que podemos aprovechar y es a partir de ello que este día, junto al presidente Luis Guillermo Solís, abordaremos una amplia agenda para que podemos intensificar todos los ámbitos de la relación El Salvador-Costa Rica y continuar fortaleciendo nuestro diálogo y esfuerzos conjuntos.

Todo emprendimiento que nuestros países impulsen  ayudará a que sigamos, como hermanos, avanzando  en la senda del progreso, aprovechando cada oportunidad para procurar pueblos más prósperos y capaces de forjar un mejor futuro.

Costa Rica es un referente de desarrollo sostenible y consolidación democrática en la región, y hoy su ciudad capital nos recibe con esta alta distinción, es un gesto que siempre llevaré en el corazón con el más alto aprecio.

Por eso, estimado alcalde Araya, agradezco el concederme las llaves de la ciudad de San José, las recibo con mucho honor en nombre de los salvadoreños y salvadoreñas.

Que estas llaves nos permitan abrir nuevos senderos llenos de esperanza para nuestros pueblos.

Muchas gracias.