Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén destacó hoy las bajas en el precio de la energía eléctrica y los combustibles, así como el aumento del 4% al salario mínimo, como hechos importantes que dan un alivio a la situación económica de la población salvadoreña.

El mandatario destacó la disminución del 10.9% en la tarifa de la energía eléctrica, que entrará en vigencia  a partir del próximo 15 de enero, lo que constituirá un ahorro más para la población.

 

Además, informó que el incremento del 4% al salario mínimo, que está vigente desde el 1 de enero, permitirá que las familias “reciban más dinero”, para adquirir productos de primera necesidad.

 

Agregó que con las bajas del precio de combustible se registra un ahorro nacional de $400 millones, los cuales benefician a  los que tienen vehículos propios, a los transportistas y a los empresarios, a quienes instó a bajar los precios de los productos.

 

“Todo esto tiene que ver con la economía familiar de ustedes (pueblo salvadoreño), esto va a dinamizar la economía del país, y nos va a permitir que haya más demanda de los productos, porque si tienen más dinero, tendrán la oportunidad de aumentar la dieta alimenticia”, dijo el mandatario durante el programa Gobernando con la Gente, transmitido desde el Centro Escolar Valle Verde de Apopa.

 

 

San Salvador, 10 de enero de 2015.