Print Friendly, PDF & Email
  • Música, canto, danza y estatuismo fueron algunas de las expresiones artísticas y culturales que estuvieron presentes en la celebración.

 

Diversas presentaciones artísticas y culturales pusieron ritmo y color a la ceremonia con la que El Salvador celebró 26 años de haber firmado los Acuerdos de Paz, destacando la convivencia y el orgullo nacional en un ambiente de festividad que se vistió del azul y blanco de nuestra bandera.

 

Jóvenes del departamento de Ahuachapán llegaron desde tempranas horas de la mañana para adornar las instalaciones del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO) con estatuismo.

 

Una de las artistas, cubierta con pintura blanca, recreando una estatua, resumió la paz como “convivencia” armónica, e hizo un llamado a sentirnos “orgullosos de ser salvadoreños”.

 

La multitud de asistentes a esta celebración, desde las 8:00 a.m., deleitó sus oídos y sus ojos con la presentación del Coro Patrimonial, la Compañía Nacional de Danza (CND), la Filarmónica Juvenil de San Vicente, grupo Ejet Kat de la Casa de la Cultura de El Mozote, y la Danza de El Toro Lucero de la Casa de la Cultura de Ataco.

 

Para cerrar con broche de oro esta celebración, la reconocida cantante Nory Flores, vocalista de la Orquesta Internacional de los Hermanos Flores, rindió homenaje a la paz con una melodía escrita por su hermano Arnoldo Flores.

 

“La paz que tanto soñamos, por fin hoy la disfrutamos”, resalta la canción, cuya letra se enfoca en aquello que, tiempo atrás era un anhelo, y que hoy se ha hecho y se continúa haciendo realidad para los salvadoreños.

 

San Salvador, 16 de enero de 2018.
XXVI Aniversario de Acuerdos de Paz.