Print Friendly

Un sol glorioso iluminó las calles del Centro Histórico de San Salvador  el primer sábado de octubre; cientos de rostros infantiles llenaron de alegría y color el Centro Escolar República de Costa Rica, en el Barrio La Vega;  niñas y niños acompañados de sus padres llegaron para aprovechar los diferentes beneficios del Festival para el Buen Vivir y para participar en el séptimo programa de la Presidencia de la República Gobernando con la Gente.

La fiesta contó con la presencia de muchos capitalinos que recibieron con interés y fraternidad la llegada del presidente Salvador Sánchez Cerén.

En la larga  fila para pasar consulta se encontraba doña Yamileth del Carmen Flamenco, quien junto a sus hijos Giovanni  y Ashley  arribaron desde muy temprano para beneficiarse con los servicios médicos gratuitos que se proporcionan a través de este Festival.

“Yo vine a ver al dentista para ponerme un relleno y traje a mi hija para consulta porque anda moquitos y tal vez me le dan alguna medicina y vitaminas”, explicó la madre de familia, quien además se dedica a la venta ambulante en la capital con la que sobrevive día a día.

A lo lejos, Giovanni, el hijo mayor,  se divertía  jugando con sus compañeros, no necesitaban una pelota, pues su ingenio los había llevado a utilizar una botella con agua a la que le daban patadas como todos unos atletas,  las sonrisas que se dibujan en sus rostros mostraban su inocencia y la esperanza de que creen en un futuro mejor.

A su corta edad, Giovanni cuenta con una responsabilidad: él cuida de su hermana cuando su madre anda trabajando, aprendió a preparar comida gracias a las buenas enseñanzas de doña Yamileth. También tiene un sueño, dice que cuando sea grande será policía para proteger a las personas, como un día lo hizo su abuelo.

“Es muy hiperactivo, por lo que uno tiene que retenerlo y no darle mucha libertad. Como padres hay que ponerles atención y cuidarlos de la delincuencia”, dijo su madre mientras lo contemplaba con una mirada protectora, que reflejaba el deseo de que sus hijos vivan en un mundo libre de violencia y lleno de felicidad, filosofía que comparte el presidente Sánchez Cerén.

El mandatario manifestó que su programa Gobernando con La Gente busca que las comunidades participen y fortalezcan sus esperanzas,  que promuevan junto al gobierno el deporte y la cultura para el futuro de la niñez y la juventud de El Salvador.

“Creo que en el país lo que tenemos que construir es felicidad, aunque les parezca a ustedes un sueño, pero no debemos perder la voluntad de ser felices. La realidad a veces impone tristeza y pesimismo, pero El Salvador es un pueblo que siempre ha sido laborioso”, dijo el presidente Sánchez Cerén.

El jefe de Estado mostró su preocupación por el fenómeno de la violencia que afecta al país   y reiteró   a la población que el gobierno se encuentra ejecutando iniciativas que fortalezcan  programas para que niños como Giovanni y Ashley vivan en un país mejor, con más oportunidades y donde el buen vivir no sea un sueño inalcanzable.

Además invitó a reflexionar a los capitalinos como padres de familia  sobre su responsabilidad con la niñez salvadoreña,  y destacó la necesidad de trabajar en conjunto  para garantizar la calidad de vida de la niñez, la juventud y de la población en general.

“Debemos reflexionar, por esas caras de estos niños que están acá, esa cara inocente, esa cara de esperanza,  esa cara que tiene una fuerza y un futuro, ellos son los  que van a conducir el país, no los podemos arriesgar a que sigan siendo uno de los ejes de ataque principal de la violencia”, expresó el Presidente.

Doña Yamileth terminó su cita con el odontólogo y luego fue al pediatra, se sintió satisfecha con el servicio que recibió.  Su sorpresa fue tal que agradeció la rapidez con la que fue atendida tanto ella como su niña, ya que obtuvo los medicamentos y las vitaminas que necesitaba.

“Es un ahorro para el bolsillo de mi familia, este tipo de actividades  nos ayuda a muchos de nosotros que nos cuesta la vida” comentó mientras cargaba en sus brazos a su hija y agarraba de su mano al pequeño futuro policía.

El Festival para El Buen Vivir  ha proporcionado beneficios a la salud  y a la  economía de muchas familias como la de doña Yamileth. Durante la jornada del pasado sábado 4 de octubre se atendieron a más de 1,000 personas, quienes además de pasar consulta médica disfrutaron de los  puntos artísticos y demás beneficios que ofrecía dicha fiesta.

A través de este programa, impulsado por la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez,  se promueven además espacios de esparcimiento que potencializan la creatividad de las niñas y niños como pintura con acuarela, juegos de mesa, quiebra de piñatas y actividades artísticas.