Print Friendly
  • La negativa de un grupo de especialistas en oftalmología a operar pacientes en el Policlínico Zacamil y en la sala de emergencia del Hospital General ha obligado al ISSS a realzar esfuerzos extraordinarios para garantizar el bienestar de los derechohabientes.

 

El secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas, felicitó al doctor Ricardo Cea, director del ISSS, por la determinación para enfrentar la crisis que está causando un grupo de médicos oftalmólogos que se rehúsan a operar pacientes que tienen programados sus procedimientos.

 

Quiero felicitar al doctor Ricardo Cea porque conduce su institución y es un ejemplo de profesional y  funcionario público para el país. Él predica con el ejemplo, manifestó el vocero gubernamental.

 

Para ayudar a solucionar el problema el propio doctor Cea empezó ayer, 18 de enero, a atender consultas y operaciones.

 

Esta medida se suma a la contratación de personal que ya trabaja en el ISSS para que pueda operar los días sábados, así como la compra de servicios, lo que no implica privatizar, como han especulado los mismos médicos que rechazan realizar las cirugías, sino resolver la situación a los pacientes.

El ISSS ha hecho público que procederá legalmente contra este grupo de médicos que están afectando la salud de la población.

 

El secretario Chicas explicó que como parte de la modernización del ISSS, en noviembre pasado, se descentralizó la parte quirúrgica de la atención de operaciones oftalmológicas al Policlínico Zacamil, lo cual ha generado mejores condiciones para realizar estos procedimientos.

 

“En el Hospital Zacamil, por ejemplo, el Seguro Social pudo invertir en mejorar estas quirófanos, ponerle tecnología de punta, dotarlo de un instrumental moderno”, expresó.

 

En este contexto, varios de los cirujanos oftalmólogos que operan esta especialidad se negaron a ir a trabajar a Zacamil, argumentando, entre otras razones, hasta que el tráfico en la zona es complicado.

 

“Estamos hablando de especialistas, que lo que les toca es a cada uno ir un día a la semana a ese hospital. No estamos hablando que les toque sufrir tráfico todos los días”, afirmó el secretario de comunicaciones.

 

Añadió que el doctor Cea “les ofreció el transporte, llevarlos y traerlos. Luego dijeron que ahí no había una condición de estacionamiento adecuado, les creó estacionamiento, buenas condiciones, pero aun así dicen que ellos no van ahí”.

 

En conclusión, expresó el vocero del Gobierno, se trata de “un capricho que no es pertinente en la función pública”, y que ha tenido por resultado el abandono de los pacientes”.

 

El funcionario destacó que el ISSS vive un proceso de modernización y transformación, que incluye la construcción de una unidad médica en Apopa, un moderno hospital para para San Miguel un policlínico pediátrico que funcionará en San Salvador.

 

Esta última apuesta será el “segundo hospital de niños y niñas en el país para los asegurados del Seguro Social”, el cual descongestionará al Hospital Benjamín Bloom.

 

San Salvador, 19 de enero de 2016.