Print Friendly

 

  • El Salvador experimenta mejoras en el crecimiento económico y la generación de empleo digno.

 

La acción gubernamental a través de la inversión pública y el estímulo a los sectores productivos contribuyó a que 2015 cierre con expectativas favorables en materia de crecimiento económico y la generación de empleos, según el balance anual de gestión que este lunes encabezó el presidente Salvador Sánchez Cerén.

 

“Durante este año la economía mostró un mayor dinamismo y se mantiene por la senda del crecimiento, lo que ha permitido mejorar las expectativas de desempeño económico y empleo para el final de este año, 2016 y el mediano plazo”, aseguró el mandatario durante el acto, celebrado en Casa Presidencial.

 

De acuerdo al vicepresidente de la República y comisionado presidencial para la inversión, Oscar Ortiz, la inversión pública ejecutada durante el año ha jugado un rol determinante en el crecimiento de la economía, prevista al cierre del año en un 2.4% del PIB.

 

“Al cerrar el mes de noviembre, en materia de inversión pública, estamos aplicando un promedio de $600 millones, y esperamos el mes de diciembre con un aproximado de $700 millones”, aseguró el vicepresidente.

 

“Esta inversión es superior a la realizada en el 2014, que fue un promedio de $626 millones, que representó un 56.2% de la inversión total programada”, señaló.

 

Indicó que el mayor impacto de esta inversión pública se concentra en el sector logístico, a través de obras de conectividad en todo el país, mejorando el tránsito de personas y mercancías.

 

Añadió que los grandes proyectos comunitarios realizados en los 262 municipios han sido otro de los destinos destacados de la inversión pública.

 

“Esta inversión pública se suma en un total de 350 proyectos y programas que han producido ahora una importante cantidad de oportunidades en materia de empleo de carácter temporal”, afirmó.

 

Aseguró también que se han registrado importantes avances en materia de simplificación de trámites dentro del sector público para acelerar el dinamismo económico, a través de un trabajo conjunto con el sector privado.

 

“Seguirá siendo una de nuestras grandes prioridades hacer esta simplificación de trámites que nos permita mejorar nuestros desempeños públicos y por supuesto mejorar el entorno de los desempeños privados” dijo el vicepresidente.

 

Señaló además que el dinamismo mostrado por las exportaciones, con una tasa de crecimiento de 5.6% en 2015 (la mayor Centroamérica), es una muestra del impulso que el gobierno ha dado a los sectores productivos.

 

“Que El Salvador hoy esté como líder en materia de exportaciones manda una señal muy fuerte de cómo estamos movilizando nuestras actividades y nuestras iniciativas económicas”, aseguró el comisionado para la inversión.

 

Añadió que la inversión extranjera directa ha crecido este año, con un total de $445 millones registrados durante el primer semestre, y apuntó que se espera cerrar el año con un crecimiento superior a esa cantidad.

 

Por su parte, el secretario técnico y de planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, aseguró que el apoyo a las micro y pequeñas empresas también ha sido destacado durante el 2015.

 

“Ha habido un acompañamiento directo desde el gobierno a 4,375 empresas en el tema de paquetes escolares que ha significado una generación de 31.000 empleos”, indicó el también coordinador del gabinete económico.

 

Añadió que este año la recaudación fiscal creció un 3.2% y que el crédito productivo otorgado en 2015 (por un valor de $1,168 millones) ha crecido gracias a las medidas temporales del cálculo de reserva de liquidez anunciadas por el gobierno en febrero pasado.

 

“En el marco de todo este esfuerzo de indicadores positivos, vamos a cerrar el año con un promedio de 10.000 nuevos empleos permanentes”, sostuvo, por su parte, el vicepresidente.

 

“Estos aspectos positivos no podrían haberse logrado sin cumplir con ese mandato del señor presidente de establecer una excelente relación entre el sector público y el sector privado”, subrayó el vicegobernante.

 

 

San Salvador, 7 de diciembre de 2015.