Print Friendly


  • Santa Ana recibió este sábado la visita del presidente Salvador Sánchez Cerén y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, para realizar el Festival para el Buen Vivir y el programa Gobernando con la Gente.

 

La ciudad de Santa Ana es este sábado “sucursal” del buen vivir. Desde tempranas horas, cerca 40 instituciones de gobierno colocaron sus kioscos para acercar sus servicios a los habitantes del lugar, como parte de las acciones que acompañan la visita del presidente Salvador Sánchez Cerén y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, a la “Ciudad Morena”.

 

El Festival para el Buen Vivir es una iniciativa impulsada desde el despacho de la primera dama que busca generar un espacio de convivencia a las poblaciones que visita, en un esfuerzo por llevar los despachos del gobierno a los territorios.

 

Los servicios de salud brindados por el equipo de médicos del Festival han sido altamente demandados por la población santaneca durante la jornada.

 

“Estamos listos para recibir a unas 2 mil personas, con servicios en consulta general y servicios como nutrición, masaje terapéutico, optometría, pediatría, dermatología y odontología”, aseguró al inicio de la jornada Cindy Centeno, coordinadora del equipo.

 

Otras instituciones también le han ahorrado tiempo y viajes a algunos santanecos, como el Centro de Atención por Demanda (CENADE), entidad que llegó preparada para entregar la Tarjeta Solidaria a más de 3.700 personas, garantizándoles un mecanismo para la entrega del subsidio del gas.

 

“Ayer me hablaron que me la iban a venir a dejar. Qué bueno porque ya hace rato que no cobraba el subsidio del gas”, aseguró entre risas María Josefina Gámez, residente de la colonia IVU, en esta ciudad.

 

En el Festival también hay espacio para la economía solidaria, garantizando un beneficio para los habitantes de los lugares que visita y para pequeños productores.

 

“Nosotros lo que queremos es mejorar. A través de esto nosotros podemos venir a venderle a la gente nuestros productos y tener así esa oportunidad”, dijo Anastacia Aguilar, de la cooperativa ACOMAP, del municipio de Nahuizalco, integrada por mujeres campesinas y que recibe el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

 

Otro sector de la población que ha encontrado en el Festival para el Buen Vivir un espacio para ofertar sus productos es el de los privados de libertad que forman parte del programa Yo Cambio, implementado por la Dirección General de Centros Penales como un modelo de reinserción laboral y económica.

 

“Tenemos la oportunidad de venir entre el pueblo a ofrecer el producto del trabajo de nuestros compañeros y compañeras de centros penales”, aseguró Susana Molina, quien participa en el programa a través de las granjas penitenciarias.

 

Sus manos ampolladas dan fe de su trabajo. En el kiosco en el que ofertan sus productos figuran verduras, artesanías de madera y pan dulce.

 

“Queremos tener la oportunidad de abrir esa puerta, de que no nos vean con malos ojos, el producto lo muestra de que sí podemos trabajar”, dijo.

 

En el marco del Festival para el Buen Vivir también se desarrolló el programa Gobernando con la Gente, una plataforma de diálogo directo entre el presidente Sánchez Cerén, sus funcionarios y la población, como parte del impulso del gobierno para propiciar la participación de todos y todas.

 

Esta es la primera vez que estos dos programas presidenciales llegan a la Ciudad Morena, la Ciudad Heroica, también llamada orgullosamente por sus habitantes “la sucursal del cielo, capital del mundo”.