Print Friendly

 

El Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL)  destinó durante el primer año de gestión del presidente Salvador Sánchez Cerén $77.6 millones en distintos programas que benefician directamente a  miles de familias salvadoreñas.

 

“En esta administración hemos tenido un giro en cuanto al enfoque que la institución está desarrollando, y es un enfoque más humano, tenemos una reestructuración que nos ha permitido generar más desarrollo social”, aseguró la presidenta del FISDL, Gladys de Serpas, en conferencia de prensa junto a otros funcionarios del Gabinete Social.

 

Explicó que del monto invertido en proyectos sociales por la institución 8 millones se destinaron a proyectos de infraestructura, mientras que $40 millones fueron para los bonos de educación y salud que se otorgan a familias de escasos recursos.

 

La funcionaria anunció que el FISDL se encuentra trabajando con la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia en un rediseño del programa Comunidades Solidarias para estudiar la posibilidad de extenderlo a más municipios.

 

Entre los programas que ejecuta el FISDL también figuran el PATI, que beneficia a jóvenes y madres solteras, y la pensión básica universal dirigida a adultos mayores de los municipios más pobres del país.

 

San Salvador, 11 de junio de 2015.