Print Friendly

El FOMILENIO II propiciará condiciones para atraer más inversión privada a El Salvador y permitirá formar el capital humano necesario para hacer viables dichos proyectos de negocios, aseguraron hoy dos de las responsables de los componentes que integra este nuevo programa otorgado al país por la Corporación Reto del Milenio (MCC, por su sigla en inglés).

Con el FOMILENIO II “buscamos reducir la pobreza en El Salvador y creemos firmemente que un camino para reducir la pobreza es que exista para los salvadoreños más oportunidades de empleo, y para eso necesitamos que haya más inversión”, aseguró la coordinadora del componente Clima de Inversión, Carmen Lazo, quien fue entrevistada junto a Beatriz de Paúl, coordinadora del componente Capital Humano, en el programa Gobierno Informa.

Lazo explicó que dentro del componente que tiene a su cargo se han contemplado dos proyectos para mejorar la atracción de inversiones: Un programa de mejoras regulatorias, que permitirá reducir los tiempos y trámites para hacer negocios en el país; y un programa de alianzas público privadas, a través del cual se realizarán inversiones públicas que permitan detonar inversiones privadas en determinadas zonas.

Sobre este último programa, Lazo destacó que se ha creado un fondo denominado Apuesta por InversionES, el cual financiará obras públicas que den viabilidad a una inversión privada.

“Lo que hacemos es, por ejemplo, llevar un camino a una zona que promete tener potencial de inversión, si existe solidez de que hay alguien de que va a invertir o un grupo de inversionistas, nosotros podemos proveerle la inversión pública que va a ser rentable a la inversión privada”, aseguró Lazo.

Añadió que el Ejecutivo ya ha recibido 72 expresiones de interés de inversionistas interesados en complementar sus inversiones con este fondo y próximamente se realizará una nueva convocatoria.

Por otro lado, la coordinadora del componente Capital Humano destacó que FOMILENIO II también permitirá mejorar la calidad educativa, con énfasis en tercer ciclo y bachillerato, preparando así el capital humano necesario para aprovechar los empleos que las inversiones previstas desatarán.

“Lo que se pretende (con el FOMILENIO II) es que cuando las empresas quieran invertir tengan las condiciones logísticas, tengan los trámites resueltos pero también tengan una oferta de capital humano”, señaló Beatriz de Paúl.

Según dijo, el componente de Capital Humano ejecutará programas en dos vías: Mejorar la calidad educativa y diseñar un sistema nacional de formación técnico profesional, lo cual permitirá mejorar las oportunidades para los jóvenes de acceder a mejores empleos.

“Tanto el fortalecimiento al sistema nacional de educación como la formación técnica abordan la problemática fundamental que se ha estado señalando en todos estos índices de competitividad, que nos dicen que no tenemos las capacidades para desarrollar más inversiones porque no está la gente preparada, porque no tenemos capacidades gerenciales”, dijo de Paúl

Aseguró además que cerca de 400 escuelas de la franja costero marina de El Salvador serán beneficiadas con el desarrollo específico de 45 sistemas integrados de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno.

San Salvador, 27 de septiembre de 2014.