Print Friendly
  • El secretario técnico y de planificación de la Presidencia aseguró que la propuesta del gobierno en la mesa con ARENA es una emisión de títulos valores que permita solventar la deuda en LETES adquirida con la banca nacional.

El presidente Salvador Sánchez Cerén sostuvo un encuentro esta tarde con el presidente del partido ARENA, Mauricio Interiano, en el cual revisaron los avances de las mesas técnicas entabladas entre el gobierno y ese instituto político.

Tras la reunión, el secretario técnico y de planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, detalló que producto del diálogo se han logrado superar diferencias en torno a la aprobación de una ley de responsabilidad fiscal, no así sobre la emisión de títulos valores por $1,200 millones para convertir deuda de corto plazo en deuda de largo plazo.

“En el tema de la mesa fiscal lo que en realidad hemos hecho es avanzar mucho más en la redacción definitiva de la ley de responsabilidad fiscal, más bien es un tema de redacción aunque hay algunos escollos pero ya son menores”, dijo el funcionario, quien estuvo presente en el encuentro.

Respecto a las diferencias sobre la emisión de títulos valores, el secretario Lorenzana reiteró que el gobierno ha planteado una propuesta de colocación de $1,200 millones, de los cuales está dispuesto a realizar una primera emisión por $700 millones que permitiría abonar a la deuda en Letras del Tesoro (Letes) adquirida con la banca nacional.

Indicó que el gobierno no ve viable la propuesta de ARENA de realizar una primera colocación de $500 millones ya que, por el monto de la emisión, implicaría un pago de una tasa de interés más elevada en el mercado internacional.

“Lo ha dicho la banca internacional: ‘si usted va por [una colocación de] menos de $600 millones, solo eso ya le aumenta la tasa de interés en 50 puntos básicos’, y existe el riesgo de que no compren porque ellos necesitan estar seguros de que el riesgo del país se elimina y el principal riesgo que tenemos tiene que ver con los pagos a la banca nacional”, dijo el funcionario.

Añadió que son cerca de “$1,000 millones que se debe a la banca y debería de haber una amortización por lo menos de un 40%”.

Aseguró que el gobierno tiene la expectativa de que las diferencias que se han presentado en el diálogo van a ser superadas.

“Nosotros tenemos la confianza de que la correlación social, la correlación política que se está imponiendo en el país es a favor de que haya un acuerdo y que eliminemos las dificultades”, dijo.

San Salvador, 26 de octubre de 2016.