Print Friendly
  • El portavoz de la Presidencia se refirió a las coincidencias sobre el futuro del país vistas entre el Gobierno y los empresarios durante el ENADE. Destacó que El Salvador atraviesa un momento de optimismo económico.

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, valoró la participación del Presidente Salvador Sánchez Cerén en el Encuentro Nacional de la Empresa Privada (ENADE 2017) como un hecho que pone en relieve la prioridad del Ejecutivo en trabajar con el empresariado basándose en las coincidencias entre ambos sectores acerca del futuro del país, más allá de las diferencias existentes.

“Este ENADE llega en un buen momento, un momento en el que si bien es obvio que tenemos algunos desencuentros, que se expresan más en materia de discurso, en la envoltura, tenemos grandes coincidencias”, destacó el portavoz de la Presidencia durante el programa El Salvador Ahora, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

“Si avanzamos todos en la misma intención de atraer inversiones, generar empleo, mostrar un El Salvador en desarrollo, eso obviamente va a contribuir a mejorar los números del país, números que desde antemano están creciendo”, añadió el funcionario.

Resaltó, en ese sentido, los datos desprendidos del más reciente informe Doing Business, elaborado por el Banco Mundial, en el que el país mejoró 22 posiciones en el indicador que mide el clima de negocios en 190 países, ubicándose en la posición 73 frente al puesto 95 que ocupaba en el informe del año anterior.

“El país ha mejorado sustantivamente su posicionamiento (en el informe de este año) respecto a los trámites, a las inversiones, al tema energético, a la facilitación de trámites para la industria de la construcción, y eso nos ha llevado a un lugar muy ventajoso en la región centroamericana y nos ha colocado como una de las 10 economías a nivel internacional que ha hecho cambios y mejoras sustantivas”, indicó el secretario.

Además, citó datos brindados por el Presidente durante su discurso en el ENADE, con los cuales puso en evidencia la tendencia positiva que experimenta El Salvador en su economía.

“Asistimos a un momento en que la economía, por diez trimestres consecutivos, ha seguido creciendo económicamente. Asistimos, como lo informó el Presidente, a un momento, en que este año, nuestras exportaciones, de acuerdo a la información de CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) crecerán el 6.5%”, subrayó.

Señaló además que el Gobierno dedica especiales esfuerzos a la agilización de los trámites administrativos para las empresas, factor decisivo en la mejora del clima de negocios.

“Producto de eso, por ejemplo, el diseño del Fomilenio II tiene que ver con esa realidad y ahí el gobierno ha trabajado activamente en el Organismo de Mejora Regulatoria, donde también hemos coincidido, desde su diseño, con la empresa privada”, detalló.

“Tenemos toda una ruta de facilitación de trámites aduanales. Estamos trabajando activamente, en el concierto del CA-4, con el resto de países de la región, con Guatemala, con Honduras, con Nicaragua, para facilitar estos trámites aduanales y migratorios, que también facilitan el comercio”, añadió.

Sin embargo, destacó que la agenda con el sector empresarial también se construye sobre la base del bienestar de las salvadoreñas y salvadoreños, en el cual incide la política social que implementa el Ejecutivo.

Aseguró, en ese sentido, que la responsabilidad fiscal es una materia que si bien compete de forma principal al gobierno, también debe ser un compromiso asumido por el sector empresarial.

“Los acuerdos políticos y los acuerdos con organismos internacionales refieren a que necesitamos mejorar el porcentaje que, del Producto Interno Bruto de crecimiento económico, se convierten en impuestos. Hoy por hoy es el 15.9% lo que se convierte en tributo, lo que se convierte en impuestos. La meta, por ejemplo, de los acuerdos políticos que tenemos, es llegar a un 17%”, apuntó el secretario.

Recordó en esa vía que el Ejecutivo ha presentado iniciativas a la Asamblea Legislativa para combatir la evasión fiscal, la cual, dijo, ronda los $1,500 millones.

El más concreto de estos esfuerzos en la propuesta de Ley de cobro coactivo, que otorgaría al Ministerio de Hacienda la potestad de hacer efectivo el cobro de deudas tributarias, responsabilidad que por hoy recae solo en la Fiscalía General de la República. La propuesta se encuentra actualmente en la Asamblea Legislativa, en espera del respaldo de las fuerzas políticas en el congreso.

San Salvador 15 de noviembre de 2017.