Print Friendly, PDF & Email
  • La desnutrición crónica en escolares ha disminuido y ha incrementado la cobertura de salud en menores de un año.

 

Las niñas, niños, adolescentes y jóvenes han sido durante la gestión del Presidente Salvador Sánchez Cerén grupos prioritarios en la implementación de las políticas y programas gubernamentales a lo largo del quinquenio, garantizando su bienestar y mejores oportunidades para su desarrollo.

 

Los beneficios para estos segmentos de la población son palpables: el 89% de las niñas y niños menores de un año cuentan con cobertura en la red pública de salud y se tiene cobertura de vacunación por encima del 90%.

 

Además, cabe destacar que en la actualidad el 99% de los partos son atendidos en hospitales y que El Salvador es el segundo país en América Latina con la mejor tasa de lactancia materna.

 

Por otro lado, los programas de apoyo alimenticio en las escuelas han permitido reducir la desnutrición crónica en escolares en un 42%: pasó de un 15.5% de las niñas y niños matriculados en primer grado en 2007 a un 9% en el año 2016.

 

Destaca también el aumento de la cobertura de educación inicial de 2014 a 2017, pasando del 1.9% al 5.7%, respectivamente.

 

La niñez ha sido sujeta y beneficiaria de las acciones gubernamentales para la protección de sus derechos: 70,928 niñas, niños y adolescentes han ido atendidos por las Juntas de Protección de la Niñez y Adolescencia, dictando 35,500 medidas administrativas para la protección de sus derechos.

 

Especial atención recibieron 10,373 niñas, niños y adolescentes retornados por migración entre julio y septiembre de 2018.

 

Para este sector también ha habido acciones dirigidas a promover su desarrollo a través del arte y la cultura, como el programa presidencial de teatro infantil La Colmenita El Salvador, del cual actualmente forman parte más de mil niños y niñas a nivel nacional.

 

 

 

San Salvador, 13 de diciembre de 2018.