Print Friendly, PDF & Email
  • El Presidente Sánchez Cerén y su ministro de agricultura informaron que se pondrán en marcha acciones para garantizar la atención a agricultores afectados, procurando el abastecimiento del mercado y la estabilidad de los precios.

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, informó este sábado que su gobierno ha preparado una serie de medidas que buscan mitigar los efectos negativos provocados por la sequía registrada en el oriente del país, con atención especial a los agricultores de la zona.

“No sabemos cómo va a alargarse esta sequía y tenemos que tomar medidas para que podamos garantizar los alimentos”, aseguró el jefe de Estado desde Santo Domingo de Guzmán (Sonsonate), lugar en el que tuvo lugar el programa Gobernando con la Gente y el Festival para el Buen Vivir.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, afirmó que “vamos a estar listos a ayudar a aquellos agricultores que han tenido pérdidas irreversibles”.

“Previendo el impacto en esta zona donde alcanzó 22 días la canícula hemos autorizado, los ministerios de Hacienda, Economía y Agricultura, la importación de un contingente de maíz blanco que estaría disponible allá por octubre para atender cualquier déficit de abastecimiento”, detalló el ministro.

Aseguró también que junto a la Defensoría del Consumidor realizan un monitoreo constante en las plazas comerciales sobre los precios del maíz y frijol para evitar alzas especulativas.

“Vamos estar vigilantes para neutralizar aquellos comerciantes inescrupulosos que quieran abusar de nuestros consumidores y consumidoras”, dijo.

Santo Domingo de Guzmán (Sonsonate), 14 de julio de 2018.