Print Friendly

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén espera cerrar el 2015 incorporando a unos 70 mil nuevos beneficiarios del subsidio al gas, informó hoy el secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana.

“Entre el año pasado y lo de este año creemos nosotros que vamos a llegar a aumentar el número de personas beneficiadas más o menos en 70 mil personas”, señaló el funcionario en la entrevistas El Salvador Ahora.

El Secretario agregó que a estas incorporaciones se debe añadir la disminución en los precios del petróleo y sus derivados a nivel internacional, por lo que el gobierno prevé que el gasto en los subsidios va a disminuir.

“No tenemos el propósito de disminuir  el universo de personas beneficiarias, al contrario”, aclaró el funcionario.

Señaló que, de acuerdo a las proyecciones gubernamentales, el ahorro en la inversión en el subsidio al gas para este año podría ser de 60 millones de dólares. El año pasado el ahorro fue de 30 millones.

“Esto se debe por un lado a que ha bajado, en términos generales, los precios del gas, y por otro lado porque también hay un nivel de vigilancia con mayor rigor por parte del Ministerio de Economía para que las medidas y los pesos concretamente de lo que se vende de gas sea lo más exacto”, puntualizó.

La disminución en los precios del petróleo también ampliará el ahorro en la factura de los combustibles, de acuerdo al secretario.

“Los cálculos que nosotros tenemos es que prácticamente la disminución (en los precios de los combustibles) llega a un 30% al precio al consumidor, de tal manera que El Salvador va a ahorrarse unos 500 millones de dólares al año si se mantienen estos precios”, dijo.

“Estos 500 millones de dólares no van a ir al gasto de combustible sino que van a ir seguramente a otro tipo de consumo, lo cual también puede dinamizar la economía”, acotó.

Además, aclaró que el gobierno no ha mandado la creación de un nuevo impuesto a los combustibles, como se ha sugerido en algunas publicaciones periodísticas; más bien, recordó que desde 2009 la Asamblea Legislativa decretó el pago de una cuota de compensación equivalente al 1% sobre el precio de los combustibles, siempre y cuando  el costo del barril de petróleo en el mercado internacional fuera menor a los 70 dólares.

“El galón de combustible ha bajado más o menos un dólar en el término de seis meses y estamos hablando de un par de centavos del incremento de esa cuota, o sea que para la población salvadoreña sería imperceptible realmente”, aseguró el secretario Lorenzana.

San Salvador, 26 de enero de 2015.