Print Friendly
Raimundo López
La obra pública del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén está cambiando el rostro de San Salvador y poniendo un nuevo toque de modernidad a la capital,  cuya red vial es mejorada para solucionar los estresantes congestionamientos de vehículos típicos de las grandes urbes de hoy.
Una contundente confirmación de esa transformación es el paso multinivel Naciones Unidas, inaugurado el pasado jueves 17 por el estadista, construido por empresas salvadoreñas en tiempo récord y una inversión del gobierno de más de 17 millones de dólares.
En su discurso el líder de la nación no dudó en describir como monumental la formidable construcción, que –destacó- mejora sustancialmente la calidad de vida de miles y miles de personas que ahora se movilizan por estas vías con rapidez y seguridad.
El estadista  calificó también el paso multinivel como un hermoso regalo al pueblo salvadoreño, en un mensaje publicado en la última edición del semanario Salvador Cumple, que comenzó a circular este sábado 19 de marzo.
“Al contemplar estas enormes estructuras, no podemos evitar el orgullo por lo que somos capaces de hacer los salvadoreños y salvadoreñas, sobre todo, cuando actuamos juntos y poniendo el interés de país por encima de cualquier otra motivación”,  afirmó en el acto.
La obra fue ejecutada en uno de los antiguos nudos del tráfico citadino, donde se interconectan tres municipios del área metropolitana, hay tres universidades, varios centros comerciales, proyectos inmobiliarios y de inversión, y por donde se estima circulan  a diario más de 45 mil vehículos.
Para el moderno paso multinivel fueron construidos un túnel 440 metros de longitud, y dos largos puentes, uno  para enlazar las calles Chiltiupán y El Pedregal, de 358 metros de largo y  6 metros de altura; y el segundo, en sentido contrario, El Pedregal–Chiltiupán, de 476 metros y a 15 metros de altura en su punto más elevado.
El presidente Sánchez Cerén subrayó que estas enormes construcciones, generadoras de cientos de empleos, le están cambiando el rostro a San Salvador y constituyen uno de los proyectos más emblemáticos de la modernización de la red vial salvadoreña, dentro de la Política de Movilidad y Logística para el desarrollo del país.
Tras felicitar a las trabajadoras y trabajadores, los directivos del FOVIAL y el MOP, y en especial al titular de esa cartera, Gerson Martínez, el presidente Sánchez Cerén destacó la transparencia y honradez que caracteriza en los gobiernos del Cambio la obra pública y los negocios con la empresa privada.
“El paso multinivel Naciones Unidas es un nuevo símbolo y ejemplo de la nueva forma de gobernar que impulsa nuestro gobierno, con transparencia, eficiencia y excelente gestión con la empresa privada. Este es el nuevo El Salvador que estamos construyendo”, expresó.
“Atrás quedaron las obras inconclusas, las carreteras pavimentadas de corrupción, el robo de los recursos del pueblo, el atropello de los derechos de los trabajadores”, subrayó el Presidente.
“Rompimos con un pasado de corrupción enquistada en la obra pública, de proyectos inconclusos que ahora, con una gestión transparente, son símbolo de honradez y progreso como el reconocido Bulevar Monseñor Oscar Arnulfo Romero”, agregó.
Esa nueva realidad fue reconocida por el presidente de la Cámara Salvadoreña de la Construcción (CASALCO), ingeniero Mario Rivera; y el gerente general del Grupo Robles, Rafael Menéndez Espinoza.
El presidente Sánchez Cerén afirmó que el trabajo del gobierno no se detiene y continuará “construyendo  otros grandes proyectos que están cambiando el rostro de San Salvador, como el que ejecutamos en el Redondel Masferrer y el que iniciaremos próximamente en la zona de Rancho Navarra”.
“En ese mismo esfuerzo –añadió- hemos dotado a nuestra capital de un moderno sistema de transporte colectivo, el SITRAMSS, que fue atacado con mezquindad pero que ahora beneficia a miles de personas diariamente, con rapidez, comodidad y seguridad”.
Resaltó que gracias a esa visión y esfuerzo “seguimos siendo uno de los cinco países con la mejor red vial en América Latina, según el Foro Económico Mundial”.
El reto es avanzar a convertir al país en la cuadrícula mejor conectada y con menores costos logísticos del continente, es la meta que se ha fijado el gobierno mediante el MOP.
El presidente enfatizó con esos objetivos el esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras, al equipo FOVIAL y su Consejo Directivo, del MOP y su ministro Gerson,  “han hecho posible este sueño de nuestra capital de contar con obras viales de primer nivel mundial”.
Fin