Print Friendly
  • El Ejecutivo, a través del Ministerio de Hacienda, ha presentado a la Asamblea Legislativa una propuesta de reforma al sistema previsional, la cual que plantea la creación de un sistema mixto que garantizará la viabilidad de la pensión mínima vitalicia de los cotizantes y reducirá el impacto en las finanzas públicas.

 

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, reiteró hoy la necesidad de que se apruebe, lo más pronto posible, la propuesta de reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (Ley SAP) que busca garantizar el pago de pensiones dignas para los trabajadores cotizantes, sin restar viabilidad a las finanzas públicas.

 

Así lo expresó el mandatario al referirse al tema en el programa Gobernando con la Gente, realizado en la ciudad de Ilobasco, Cabañas, donde reiteró el compromiso de su gobierno de garantizar a la población salvadoreña una pensión que le permita vivir su vejez de una manera digna.

 

Las reformas propuestas a la ley SAP proponen crear un sistema mixto que promueva la equidad en los beneficios de todos los cotizantes y disminuya a su vez el impacto en las finanzas públicas.

 

“Ahora está en manos de la Asamblea Legislativa, es la que tiene que tomar esa decisión si se hace la reforma, esperamos como gobierno que se haga justicia. Además, esa reforma tiene una base constitucional, el sistema social, el sistema de protección social, la seguridad social es responsabilidad del gobierno y del Estado, es un servicio público garantizar la vejez, es obligación del Estado”, dijo.

 

El presidente señaló que la privatización del sistema de pensiones, en 1998, generó un desequilibrio en las finanzas públicas, ya que obligó al Estado a asumir compromisos que con el tiempo se convirtieron en insostenibles, mismos que no el Estado no ha dejado de asumir.

 

“Desde 1998 se tomó la decisión de pasar el sistema al privado. Ahora este sistema necesita revisión, lo hemos discutido antes de presentarlo al país, el sistema necesita correcciones”, enfatizó el gobernante.

 

Agregó que  el sistema aprobado en 1998, permitió a las AFP percibir millonarias ganancias y generó al gobierno un déficit presupuestario.

 

“El gobierno, lo que tiene que hacer es endeudarse, cada año se endeuda con 400 millones, ya que como las cotizaciones no alcanzan hay que buscar ese dinero, que podría ser para salud, calles, mejorar el país, pero que se utiliza para pagar las pensiones porque es nuestra responsabilidad”, dijo.

 

“El Estado tiene una deuda (producto de la privatización) de 4.500 millones de dólares. Ese sistema necesita hacer un ajuste, aquí necesitamos ver el problema desde la visión del país”, agregó.

 

Manifestó que el sistema previsional mixto, que propone su administración,  constituye  una reforma estructural que busca responder a los desafíos señalados, conservando las principales características de los sistemas privados y creando un pilar de sistema de reparto autosostenible.

 

“Las AFP están preocupadas porque piensan que no van a percibir dinero, claro no les entrarán las ganancias millonarias que le entran actualmente, pero el sistema va a seguir funcionando y se dará más oportunidades porque las AFP van a seguir manejando los recursos”, aseguró.

 

Ilobasco (Cabañas), 16 de abril de 2016.