Print Friendly
  • El gobernante brindó detalles de los proyectos que abordó con sus homólogos de Nicaragua y Honduras esta semana para generar un desarrollo sostenible y garantizar paz y seguridad en la zona, compartida por los tres países.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén ratificó la voluntad de su gobierno para impulsar el desarrollo en el Golfo de Fonseca, expresada en el encuentro sostenido esta semana con sus homólogos de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, en el cual se acordó un plan maestro que contiene los proyectos con que las tres naciones, que comparten la zona, intervendrán en favor del bienestar de sus habitantes.

“El plan maestro tiene las líneas estratégicas y además son proyectos de inversión para el desarrollo económico de esa región. Le pedimos al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) que fuera el líder que condujera ese proceso y que buscaran fondos no reembolsables para que se llevaran adelante esos proyectos”, explicó el jefe de Estado durante el programa Gobernando con la Gente, realizado este sábado en el municipio de Ilopango.
Detalló que son tres los proyectos que se pondrán impulsarán: el primero, la puesta en marcha de un ferri entre el Puerto de La Unión, en El Salvador, y el Puerto de Corinto, en Nicaragua, que acortará la distancia entre ambos países para el transporte de personas y mercaderías, y un transbordador que conecte el Puerto de La Unión con el Puerto Potosí, en Nicaragua, y los puertos Amapala y San Lorenzo, en Honduras.
El segundo proyecto consiste en convertir al Golfo de Fonseca en una zona especial de desarrollo económico, instalando proyectos que generen empleo e incentivando los emprendimientos en sus comunidades.
El tercer proyecto, añadió, busca convertir esa región en un área de libre comercio, lo cual permitirá que entre los tres países las mercancías se muevan con mayor libertad y se acelere el desarrollo turístico del lugar.
Detalló además que estos proyectos tendrán una modalidad de consultas a las comunidades, para que estas tengan una participación activa en su ejecución.

Ilopango (San Salvador), 2 de septiembre de 2017.