Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, convocó hoy, en su discurso de investidura, a un acuerdo de nación que permita resolver los principales retos del país y crear más y mejores oportunidades.
“Trabajaré incansablemente para alcanzar los grandes acuerdos de nación que nos permitan resolver los principales problemas del país y que faciliten la construcción de los cambios estructurales que El Salvador necesita”, afirmó el Presidente esta mañana en la sesión solemne de su investidura y la del vicepresidente, Oscar Ortiz, para el periodo que inicia este día y finaliza el 31 de mayo del 2019.

Por ello, explicó que la participación ciudadana será una pieza fundamental en su gobierno “porque el derecho y la responsabilidad de construir este país es de todos” y porque busca “promover una sociedad abierta a la negociación, al diálogo y al debate permanente y respetuoso de las ideas”.

Para alcanzar los grandes acuerdos de país, dijo, su equipo ya ha promovido instancias de concertación y está trabajando en la formación de núcleos ciudadanos conformados por sacerdotes católicos, pastores evangélicos, empresarios, trabajadores, académicos y una larga lista de personas que contribuyan a ello.

“Buscamos el respaldo de toda la sociedad para la creación de políticas públicas encaminadas a las prioridades del país: empleo, seguridad y educación”, afirmó el Presidente en su discurso, pronunciado ante la Asamblea Legislativa de la nación; el presidente saliente, Mauricio Funes, 13 jefes de Estado, delegaciones internacionales, funcionarios públicos, misiones diplomáticas y otros invitados reunidos en el anfiteatro del Centro Internacional de Ferias y Convenciones.

El Presidente de la República se comprometió a gobernar “para todos y todas las salvadoreños aquí y en el extranjero, con honradez, austeridad, eficiencia y transparencia, y como un gobierno dialogante y honesto”.

Para facilitar el diálogo con la sociedad, el Presidente dijo que creará la Secretaría de Participación Social y Transparencia.

Además, anunció otros cambios en la estructura del gobierno, como la conversión del Ministerio de Gobernación en Ministerio de Desarrollo Territorial, para garantizar que todo el país tenga las mismas oportunidades de progreso y porque la principal vocación de la nueva administración es territorializar sus políticas.

La Secretaría de Asuntos Estratégicos se transformará en la Secretaría de Gobernabilidad y Comunicaciones para ampliar el diálogo y mantener una negociación permanente hacia la búsqueda de acuerdos con todas las fuerzas de la sociedad.

El Presidente también anunció que creará el Ministerio de Cultura para fortalecer nuestra identidad y potenciar la cultura y las artes como fundamentos de la transformación del país, y el Ministerio de la Mujer para ampliar las acciones en beneficio de ellas. Para cumplir con este último compromiso, dijo, “contaré con el apoyo decidido de mi esposa Margarita”.

San Salvador, 1 de junio de 2014.