Print Friendly

El FOMILENIO II, cuya firma se realizará el próximo martes 30 de septiembre en Casa Presidencial, busca impactar la vida productiva de todo el país a través del impulso de diferentes proyectos de desarrollo productivo, la inversión en educación y la mejora de la infraestructura logística.

“Su objetivo principal es lograr que el país mejore su desempeño económico, que logre mejorar los indicadores económicos, que logremos ese crecimiento tan deseado, un crecimiento con un enfoque de desarrollo, de generar empleos para nuestra población”, dijo en el programa Gobierno Informa la coordinadora del FOMILENIO II, Salomé Martínez.

Añadió que, no obstante que muchas inversiones se realizarán en la zona costera marina, es en esencia “una inversión para todo el país”.

“El objetivo es a nivel nacional”, pues los proyectos que tienen que ver con la mejora del clima de inversión o la formación docente, como ejemplo, impactarán en todo El Salvador, explicó la coordinadora.

Expresó que la franja costero marina, aunque existen grandes activos logísticos, ha permanecido históricamente olvidada.

“Es una zona en la que tenemos un menor grado de escolaridad, queremos invertir para que la población logre mejorar esos niveles de escolaridad para poder potenciarse como capital humano”, afirmó.

El martes próximo el presidente Salvador Sánchez Cerén será testigo de honor de la firma de este nuevo compacto de la Corporación Reto del Milenio (MCC), quien aportará $277 millones para distintos proyectos, a lo que se suma una contrapartida del gobierno salvadoreño de $88,2 millones.

“No es específicamente para una zona, es un proyecto de país, que va a tener algunas inversiones que coinciden con la franja costera marina, pero que lo que se espera es lograr un impacto a nivel nacional”, reiteró la funcionaria.

En la misma entrevista, Ronny Rodríguez, quien es coordinador de Proyectos de Infraestructura del FOMILENIO II y jefe de despacho del MOP, afirmó que las principales inversiones en materia de infraestructura logística es la ampliación a cuatro carriles del tramo de la carretera del Litoral entre el Aeropuerto Internacional Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Zacatecoluca, considerada como la zona de más alto tráfico del corredor logístico mesoamericano.

Además, se invertirá en la frontera El Amatillo para reducir los tiempos de paso de mercaderías a unos 50 minutos, cuando actualmente el periodo es de entre dos y cuatro horas.

“La franja costera marina tiene un conjunto de características extraordinarias. El Salvador es un país costero y por muchos años le ha dado la espalda al mar”, expresó Rodríguez, al destacar que la nación cuenta con cuatro activos logísticos regionales en esta área: Los puertos de Acajutla y la Unión Centroamericana, el Aeropuerto Internacional y la carretera del Litoral.

“Son activos estratégicos de la región” y “el objetivo mayor de este FOMILENIO es disminuir la pobreza, generando empleos, que significa que tengamos fuentes de producción”, dijo.

Añadió que los proyectos de infraestructura buscan disminuir los costos de producción al logar una mejor conectividad para que los productos lleguen de forma más eficiente a las mayores plazas de distribución.

San Salvador, 27 de septiembre de 2014.