Print Friendly

Los tres órganos del Estado salvadoreño firmaron hoy un compromiso para alcanzar la igualdad en materia económica, participación política, salud, cultura y educación, entre otros rubros.

El presidente Salvador Sánchez Cerén junto al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Armando Pineda, y la diputada Jackeline Rivera, en representación de la Asamblea Legislativa, firmaron este 8 de marzo, Día Nacional e Internacional de la Mujer, el Pacto por la Igualdad, que establece compromisos para garantizar la equidad entre mujeres y hombres en la sociedad salvadoreña.

 

El documento, firmado en una ceremonia realizada en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO) con la presencia de mujeres de todas partes del país, enumera 10 acuerdos cuya consecución requerirá de la participación de las instituciones del Estado y demás actoras y actores políticos y sociales.

 

Los 10 acuerdos son en las siguientes áreas: autonomía económica, vida libre de violencia, salud, cultura y educación; medio ambiente y gestión de riesgos; participación política y ciudadana de las mujeres; gestión territorial para la igualdad; presupuesto; democratización y buena gobernanza; y el reconocimiento del protagonismo de las mujeres en la construcción de la paz y el desarrollo del país.

 

“Desde el pacto se proponen acciones que busca modificar el quehacer del gobierno y de las instancias de justicia y de organismos de control, a fin de avanzar para acercarnos al horizonte de la igualdad que todas nosotras soñamos”, aseguró la secretaria de inclusión social, Vanda Pignato, en su calidad de presidenta del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), entidad que impulsa el pacto.

 

En el ámbito de autonomía económica, el acuerdo firmado está dirigido a incrementarlos esfuerzos por garantizar el acceso de las mujeres en condiciones de igualdad a los recursos económicos, incluidos la tierra, el crédito, la ciencia y tecnología, la capacitación profesional, el empleo decente, entre otros.

 

El acuerdo para una vida libre de violencia se centra en realizar las acciones posibles para garantizar el cumplimiento de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las mujeres como condición necesaria para el goce de la igualdad y a fortalecer el acceso a la justicia, la reparación y la restitución de derechos a mujeres que enfrentan violencia.

 

Promover la igualdad y no discriminación dentro de la red de servicios del sector salud para la promoción, prevención, atención y rehabilitación en salud integral, con énfasis en la salud sexual y reproductiva a mujeres y hombres, con enfoque de género, es otro de los acuerdos firmados.

 

El acuerdo en el área de cultura y educación busca mejorar las condiciones y oportunidades de acceso y permanencia de las mujeres, en todo su ciclo de vida, en los procesos educativos, sin discriminación de ningún tipo.

 

La participación política de las mujeres también es un compromiso adquirido en el pacto, realizando acciones para garantizar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres en el ejercicio de los derechos políticos y ciudadanos a nivel nacional, municipal y comunitario.

 

Además, se procurará la creación y fortalecimiento de los mecanismos, normativas, procedimientos y asignación de presupuestos necesarios para el cumplimiento de los compromisos establecidos en la normativa nacional para la igualdad sustantiva y una vida libre de violencia para las mujeres, así como en el

Plan Nacional de Igualdad y Equidad para las Mujeres Salvadoreña y en la Política Nacional de las Mujeres.

 

“Con estas acciones, las y los representantes de los tres órganos del Estado y el Mecanismo Nacional para el Adelanto de las Mujeres en El Salvador, reiteramos nuestro compromiso y voluntad política para avanzar en el cumplimiento de los derechos de las mujeres como base para una sociedad más justa e igualitaria entre mujeres y hombres”, reza el documento suscrito.

 

El pacto también fue firmado por la presidenta del ISDEMU, el procurador de derechos humanos, David Morales; la presidenta de la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (COMURES), Milagro Navas; el Embajador de la Unión Europea en El Salvador, Jaume Segura Socías, y la representante de ONU-Mujeres en el país, Ana Elena Badilla.

 

San Salvador, 8 de marzo de 2016.