Print Friendly

El Gobierno de El Salvador externa su apoyo al acuerdo humanitario de varios países de la región para propiciar un paso excepcional, seguro y ordenado que contribuya a solucionar el problema que enfrenta un importante número de personas de nacionalidad cubana que se encuentran varadas en Costa Rica.

Comprometido con el pleno respeto a los derechos humanos y firme en su vocación integracionista, El Salvador ha propuesto en diferentes reuniones diplomáticas y técnicas alternativas de solución y también ha expresado su voluntad de contribuir a encontrar una salida en este caso en particular.

En este sentido, el 28 de diciembre de 2015 durante una reunión sostenida en la ciudad de Guatemala, se evaluó la ejecución de un plan piloto que involucra a El Salvador y otros países de tránsito. En el encuentro se manifestó, nuevamente, la voluntad de facilitar el tránsito ordenado y seguro de estos migrantes, según las capacidades logísticas y operativas que dispone el país.

El esfuerzo de El Salvador para la solución de esta crisis migratoria va en línea con el llamado que hiciera Su Santidad el papa Francisco, en su mensaje del pasado 27 de diciembre.

Según el plan piloto establecido en la reunión de Guatemala, un número limitado de migrantes cubanos viajarían vía aérea desde Costa Rica a El Salvador u Honduras, y proseguirán su trayecto vía terrestre.

El Gobierno de El Salvador saluda esta acción como parte del compromiso de nuestras naciones hermanas de luchar contra el tráfico de personas en nuestra región, así como del respeto irrestricto a los derechos humanos de los migrantes, independientemente de su nacionalidad. Además, es una muestra de la voluntad política de nuestros gobiernos para encontrar soluciones a través del diálogo.

En este acuerdo participaron junto con El Salvador, los gobiernos de Guatemala, Honduras, México, Costa Rica, Panamá y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

San Salvador, 29 de diciembre de 2015