Print Friendly, PDF & Email

“El país había estado viviendo de espaldas al mar”, es la frase del presidente de la Autoridad Marítima Portuaria (AMP), capitán Ernesto Hernández, que resume el golpe de timón que el Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén realizó para beneficio de los jóvenes.

El Salvador está preparando a toda una generación de marinos, muchos de los cuales ya están calificados y certificados para ocupar plazas de trabajo en los cruceros turísticos y los buques mercantes que surcan los mares del mundo.

“El señor Presidente de la República es quien le ha dado el impulso para que ustedes se hayan formado como marinos”, dijo el capitán Hernández al medio centenar de jóvenes que este día compartieron un desayuno con el mandatario, como parte del programa Casa Abierta.

Un convenido de 1978 sobre este tema había quedado en el olvido, pero en 2014 fue ratificado para crear las condiciones técnicas y legales para darle vida al proyecto de formación de marinos mercantes.

Actualmente, operan dos Centros de Formación de Marinos Mercantes modernos y con estándares internacionales en La Unión y en San Salvador, con capacidad de formar hasta mil marinos por año.

“Hicimos alianzas estratégicas con diferentes instituciones del gobierno, entre ellas tenemos aquí a la Fuerza Armada, Ministerio de la Defensa Nacional, el Seguro Social, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Trabajo y otras instituciones que nos han venido apoyando, al igual que BANDESAL”, dijo el presidente de la AMP.

Otros avances significativos que ha tenido el país, según el capitán Hernández, fue cumplir todas las normativa que exige la Organización Marítima Internacional para poder certificar centros de formación y otorgar los títulos y las libretas de embarques que ya muchos jóvenes poseen.

Esto les faculta para embarcarse en cualquier flota del mundo, explicó.

Hay alianzas para colocar marinos mercantes salvadoreños con empresas internacionales, como IBERNOR, y con la Asociación de Cruceros de la Florida y el Caribe, la cual aglutina a 19 empresas de cruceros, entre ellas la más grande del mundo que es Royal Caribbean.

Ellos (Royal Caribbean) creen en que ustedes jóvenes son de la mejor mano de obra que hay en Centroamérica, prueba de ello de que se ha dinamizado la contratación y estamos en el proceso ya de embarque de más de 200 jóvenes”, afirmó el capitán Hernández.

Más de 100 jóvenes marinos salvadoreños trabajan ya en embarcaciones de Royal Caribean, y otros en Pullmantur o Azamara. También, 200 personas más están en formación en los dos centros que preparan y certifican a los futuros marinos mercantes.

San Salvador, 8 de diciembre de 2018.